Domingo, 14 de julio de 2024

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

20 May 2023 - 5:29

Marco Churuchumbi: el asistente de bodega que sueña con París 2024

El deportista con discapacidad física ganó la medalla de oro en el Grand Prix de México y se ilusiona con clasificar a los Juegos Paralímpicos de París 2024.

El ecuatoriano Marco Churuchumbi durante uno de sus entrenamientos de lanzamiento de bala.

Autor: Doménica Figueroa

Actualizada:

20 May 2023 - 5:29

El ecuatoriano Marco Churuchumbi durante uno de sus entrenamientos de lanzamiento de bala. - Foto: Marco Churuchumbi

El deportista con discapacidad física ganó la medalla de oro en el Grand Prix de México y se ilusiona con clasificar a los Juegos Paralímpicos de París 2024.

A sus 35 años, Marco Churuchumbi sueña en grande y quiere volver a escuchar el himno de Ecuador en cada competencia en la que participa.

El ecuatoriano practica lanzamiento de bala e impulso de jabalina y en cuatro años de entrenamientos y competencias fuera del país, es la primera vez que logra una medalla de oro.

El oriundo de Ibarra cuenta con mucha emoción, lo que fue ganar la presea dorada en el Grand Prix de México. El tricolor registró una marca de 9,97 metros en su mejor lanzamiento y eso lo convirtió en el ganador.

Marco Churuchumbi describe "que me suban al podio y cantar el himno nacional fue lo más lindo que me ha pasado. Se me fueron las lágrimas, significó muchísimo para mí".

La felicidad de ese momento se refleja en el rostro de Marco Churuchumbi, que cuenta con una sonrisa que además de ganar la prueba rompió su propio registro. El anterior era de 9,80 metros.

Con esa marca, el ecuatoriano clasificó a los próximos Juegos Mundiales en París, que se llevarán a cabo en julio de 2023.

Y esa es su próxima meta. "Me voy a preparar para mejorar la marca y hacer un buen papel" porque lo que vendría después serían los Juegos Paralímpicos.

Marco Churuchumbi cuenta que él siempre va paso a paso. No quiere pensar en una competencia en la que aún no está clasificado, pero es inevitable que eso ocurra con los Paralímpicos. Es un sueño para él.

Y es que su paso por el deporte adaptado no ha sido sencillo. Debido a que padece acondroplasia, un tipo de enanismo, Marco Churuchumbi no ha podido practicar cualquier disciplina.

En realidad, tres hermanos de los cinco en la familia Churuchumbi tienen acondroplasia y miden entre 1,33 a 1,38 metros. Esa discapacidad física también tuvieron sus bisabuelos y para el deportista no fue una sorpresa padecerla. Al contrario, ya se imaginaba que la tendría.

Pero eso no le impidió cumplir sus sueños. Tanto Marco como su hermano Luis, quien también tiene esta condición física, sufrieron de una desviación de tibia y peroné debido a la acondroplasia.

Los hermanos Churuchumbi tenían arqueadas las piernas y decidieron operarse en 2010 y posteriormente en 2013, con el fin de verse mejor estéticamente.

Pero en 2017 y con la ilusión de estar inmerso en el deporte, optó por formar un equipo de fútbol de 'talla baja' junto a su hermano Luis.

El proceso para crear el equipo fue largo. En 2017 se acercaron al Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS) para buscar ayuda. El objetivo era saber cuántas personas tenían su misma condición física y cómo podrían contactarlos. "Pero no nos dieron ninguna razón".

El proyecto se cayó. Pero Marco Churuchumbi empezó a entrenar otra disciplina. El levantamiento de pesas fue su primera experiencia deportiva.

Entrenó por tres meses y fue a participar en Colombia, pero no tenía entrenador, ni conocimientos, ni idea de cómo era la competencia. "En todas las pruebas saqué nulo".

Marco Churuchumbi durante un entrenamiento de levantamiento de pesas.

Marco Churuchumbi durante un entrenamiento de levantamiento de pesas. Marco Churuchumbi

Y ahí se dio cuenta que eso no era lo que buscaba a nivel deportivo. Pero se encontró con el profesor Óscar Mina y gracias a él decidió iniciar con el lanzamiento de bala e impulso de jabalina.

Desde 2019 los hermanos Churuchumbi entrenan en la pista atlética de Los Chasquis de 05:00 a 08:00 y después cada uno se dirige a su trabajo.

Marco Churuchumbi es asistente de bodega en la ferretería Mega Kiwi y cuenta que gracias a su trabajo se mantenía económicamente, o al menos lo intentaba.

"A veces ya no iba a entrenar porque no me alcanzaba". Pero desde hace ocho meses forma parte del Plan de Alto Rendimiento del Ministerio del Deporte y recibe un salario básico (USD 450).

Con esa ayuda económica pretende entrenar sin descanso y enfocarse cada vez más en su objetivo principal: los Juegos Paralímpicos de París 2024.

También le puede interesar:

¿QUIÉN JUEGA HOY?