Maduro abre la frontera con Colombia y miles de venezolanos huyen, Ecuador estudia medidas

Lo último

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Jun - 17:12

Ciudadanos venezolanos cruzan desde su país hacia Colombia este sábado, por el Puente Internacional Simón Bolívar, en Cúcuta (Colombia). - Foto: EFE

Maduro abre la frontera con Colombia y miles de venezolanos huyen, Ecuador estudia medidas

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Jun - 17:12

El flujo de ciudadanos venezolanos que huyen de la crisis podría incrementarse en los próximos días, luego de que el gobierno del presidente, Nicolás Maduro, decretó la apertura de la frontera con Colombia, después de tres meses de cierre.

Según lo reporta el diario El Tiempo de Colombia, miles de venezolanos se volcaron el sábado 8 de junio hacia el puente internacional Simón Bolívar, con niños y maletas, huyendo de la crisis en su país.

Pero el puente de 313 metros de largo, que conecta al departamento colombiano de Norte de Santander con el estado venezolano de Táchira, sigue bloqueado por los contenedores que el gobierno venezolano colocó allí el 23 de febrero.

Pese a los obstáculos, los venezolanos están cruzando la frontera. En la primera mañana de la apertura que se hizo efectiva este sábado, entraron a Colombia 18.000 personas, según datos de la oficina de Migración Colombia, citadas por El Tiempo.

En previsión de un aumento en el flujo de venezolanos, las autoridades de la ciudad colombiana de Cúcuta, la más cercana al paso fronterizo, llamaron a un consejo extraordinario de seguridad.   

Ecuador, arrinconado

Ecuador ha quedado en medio de la crisis entre la decisión de Venezuela de abrir la frontera y la decisión de Perú de exigir visado a los venezolanos a partir del 15 de junio.

Más de cuatro millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos tres años por la crisis política, económica y humanitaria, según la ONU.

La mayoría se dirigió a Colombia, donde hay más de un millón, y a Perú -atravesando en su camino territorio ecuatoriano- donde hay cerca de 800.000 venezolanos, dice la agencia EFE.

Ecuador está estudiando reformas a su Ley de Movilidad y ha pedido la asistencia de la oficina de Naciones Unidas para los refugiados Acnur, de acuerdo con el vicepresidente Otto Sonenholzner.

“Hemos pedido a Acnur que tomen más cartas en el asunto, falta más conciencia internacional respecto a la verdadera crisis humanitaria que está viviendo la región por la situación venezolana”, dijo Sonnenholzner.

Acnur está “apoyándonos para ver cómo damos otro enfoque a esta crisis, en Ecuador ya hay alrededor de 400.000 venezolanos, en Colombia más de 1,5 millones, en Perú son cerca de 800.000, son cifras alarmantes”, dijo el vicepresidente.

Sonnenholzner agregó que Ecuador cree que la gran mayoría de inmigrantes venezolanos “son gente de bien que viene a contribuir pero también estamos conscientes de que hay que tomar decisiones”.

“Hoy el marco legal vigente no nos permite tomar decisiones en ese sentido, estamos planteando reformas legales, como la posibilidad de pedir visado en cierto casos”, dijo.

La segunda medida que Ecuador está estudiando es “si se califica esto como una crisis de refugiados, lo que nos abriría puertas internacionalmente para conseguir más apoyo y enfrentar este problema”, dijo Sonnenholzner.

La ley ecuatoriana de Movilidad Humana, aprobada en 2017, establece en el artículo 84 que los ciudadanos suramericanos pueden ingresar, circular y salir del territorio ecuatoriano presentando solamente su documento de identificación nacional en los puntos de control migratorio.

La intención del gobierno ecuatoriano es reformar esta ley.

Noticias relacionadas
El rearme de una facción de las FARC amenaza con reabrir la violencia en la frontera

Política

El rearme de una facción de las FARC amenaza con reabrir la violencia en la frontera

El anuncio del retorno a las armas, realizado el 29 de agosto de 2019 por alias Iván Márquez, exnúmero dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tiene incidencia directa en el Ecuador y puede reabrir una espiral de violencia en la frontera entre Ecuador y Colombia, por las alianzas con los grupos delictivos que operan en la zona.