Zelenski derrota a Putin, al menos a la hora de ganar la simpatía mundial

Lo último

Autor:

Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

3 Mar 2022 - 19:00

Zelenski derrota a Putin, al menos a la hora de ganar la simpatía mundial

Autor:

Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

3 Mar 2022 - 19:00

La actitud y manejo de imagen del presidente ucraniano Volodímir Zelenski sorprendió al mundo. Mientras el Kremlin intenta blindar a los rusos de la información sobre la invasión.

La guerra no sucede solo en el frente y con armamento bélico, en la era de la tecnología y las redes sociales, la información y desinformación juegan un papel clave. Y, de momento, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, va ganando la partida propagandística a su detractor y homólogo ruso, Vladímir Putin.

Zelenski, un exactor cómico de 44 años, llegó al poder en mayo de 2019 con la promesa de poner fin a una guerra con los separatistas respaldados por Moscú en el este de Ucrania.

Antes de su carrera política, se licenció en derecho y creó una productora de películas, dibujos animados y comedia televisiva. Entre 2015 y 2019, esa empresa difundió una serie llamada “Servidor del pueblo”, en la que el mismo Zelenski desempeñó el papel de presidente de Ucrania.

Esa serie fue el trampolín que lo llevó a la Presidencia, con el 73,22% de votos, de la mano de un partido político que lleva el mismo nombre que el programa de televisión y que fue creado en marzo de 2018 por empleados de la productora.

Pero, su popularidad no duró mucho. A lo largo de 2020, el nivel de aprobación de Zelenski cayó de manera sostenida. Por eso sorprendió al mundo cuando el 23 de febrero se levantó como líder de la resistencia ucraniana, con un vídeo difundido en redes.

Ahí se dirigió no solo al mundo y a su nación, sino particularmente a los rusos para que detengan la invasión. Y advirtió al Kremlin que “si nos atacas, verás nuestras caras: no nuestra espalda, nuestro rostro”.

Desde entonces, a medida que los ataques recrudecen, Zelenski se ha convertido en un héroe nacional, que se rehúsa a abandonar su país y buscar refugio en el extranjero. Algo similar sucede con su esposa, Olena Zelenska, quien también ha ganado protagonismo, y sus dos hijos. Todos permanecen en Ucrania.

Unos tanques se adentran en Kiev, después de que el presidente ruso Vladimir Putin autorizara una operación militar en el este de Ucrania, en Mariúpol, el 24 de febrero de 2022.

Unos tanques se adentran en Kiev, después de que el presidente ruso Vladimir Putin autorizara una operación militar en el este de Ucrania, en Mariúpol, el 24 de febrero de 2022.  Reuters

En el otro extremo del ‘ring’ está Vladímir Putin, cuatro veces presidente de Rusia y en el poder de manera continua desde 2012. Es abogado, fue espía de la KGB, saltó a la política en 1994 y en 1999 fue presidente interino después de la sorpresiva renuncia de Boris Yeltsin.

Desde ese momento, Putin tomó el control de los medios de comunicación, para que el gobierno pudiera asegurarse un manejo efectivo de la información y, por ejemplo, deshacerse de los críticos. En 2005, creó el medio internacional Russia Today (RT), para difundir la línea del Kremlin a nivel global.

Con el transcurso de los años, los análisis sobre el mandatario ruso señalan que Putin se ha esforzado por crear la imagen de una “gran Rusia”, fomentando el nacionalismo y apoyándose en el poder militar y religioso.

Se presenta como un líder físicamente poderoso y que no se doblega ante la presión internacional. Y, precisamente ahora, Putin no accede a comunicarse directamente con el gobierno ucraniano para las negociaciones que se llevan a cabo en Bielorrusia.

Además, el mandatario ruso es cuestionado duramente por la comunidad internacional, especialmente occidental, sobre las violaciones de derechos humanos dentro del país y por ser un régimen autoritario.

Putin mantiene buenas relaciones solo con gobiernos similares al suyo o que no desaprueban su administración. Sin embargo, el Kremlin lleva una política exterior pragmática, que le ha permitido tener acercamientos políticos y comerciales con la mayor parte de países, incluidos Estados Unidos y Europa.

El frente digital de la guerra

La invasión rusa a Ucrania es, probablemente, el primer conflicto bélico que es seguido en redes sociales por el mundo. Y, en esta arena digital, son muchas más las voces que toman partido por el gobierno de Kiev, que por el Kremlin.

Zelenski y su administración lo saben. Es por esto que la cuenta de Twitter del gobierno se dedica a crear material gráfico (y hasta un sitio web) que movilice la opinión internacional a su favor y que mantenga enganchados a los ciudadanos del mundo a través de sus teléfonos móviles y computadores.

El presidente ucraniano tiene la ventaja de sus propios conocimientos de lenguaje audiovisual y los utiliza para alentar su la nación y presionar a los gobiernos ‘democráticos’ para que intercedan y los apoyen. Sus emotivos discursos y videos en modo ‘selfie’ le han hecho ganar simpatizantes alrededor del mundo.

Además, su oportuna visita a la zona de conflicto, días antes de la invasión, brindó material que arrasó en Internet con los comentarios que afirmaban que Zelenski estaba en el frente con las tropas. Cuando en realidad se trataba de una visita protocolar previa, para rendir homenaje a los que murieron en la batalla por Avdiyivka, en 2014, y para observar entrenamiento militar diferentes puntos de Donetsk.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, el 17 de febrero de 2022, en la provincia de Donetsk.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, el 17 de febrero de 2022, en la provincia de Donetsk. @zelenskiy_official

A partir de entonces, el presidente ucraniano dejó el terno y corbata oscuros con los que apareció en su primer mensaje al mundo, tras la invasión, y ahora solamente se lo observa vestido con ropa de entrenamiento militar, la misma que visten sus altos funcionarios.

No solo en discurso, sino en imagen, Zelenski se plantea como un David contra Goliath y esto le ha ganado adeptos en todo el mundo, lo que ahora utiliza para invitar a los extranjeros que deseen unirse a sus tropas ante la invasión rusa al país.

Mientras tanto, el Kremlin no puede dar la misma batalla, ya que no solo enfrenta a la comunidad internacional, sino a la misma opinión pública rusa, que se ha manifestado en contra de la invasión en varias ciudades del país.

Ciudadanos rusos protestan en San Petersburgo en contra de la invasión a Ucrania, el 27 de febrero de 2022.

Ciudadanos rusos protestan en San Petersburgo en contra de la invasión a Ucrania, el 27 de febrero de 2022. Reuters

Sin embargo, los medios controlados por Putin mantienen la línea propagandística del gobierno, con RT hacia el mundo, y con la prensa local hacia adentro. Según la BBC, en el territorio ruso se intenta presentar una realidad paralela.

“Lo que se ha hecho ver a la gran mayoría de la audiencia es que Rusia está involucrada en una pequeña operación en el este de Ucrania y que el gobierno ucraniano está tratando de provocar una guerra más grande”, dice la cadena internacional.

El discurso gubernamental ruso niega que se estén bombardeando ciudades como Kiev o Járkiv o que hayan volado edificios o infraestructuras civiles. Además, señalan que los soldados están ahí para “liberar a Ucrania de drogadictos y neonazis” que practican indiscriminadamente un “genocidio”.

Esa es la línea argumental de Putin para sostener la invasión. Y la propaganda nacionalista rusa dice que los ucranianos los están recibiendo con flores y aplausos, y que los soldados ucranianos se están rindiendo en masa.

Cuando en realidad hasta la población civil se ha convertido en parte de la resistencia ucraniana, con cursos rápidos para utilizar armas y crear bombas molotov y así defender sus ciudades.

Los ucranianos se ganan la simpatía del mundo

Más allá del nuevo héroe presidencial en Ucrania, hay personajes cuyas historias se han viralizado, debido a su patriotismo y valentía para unirse a la resistencia y permanecer en el país, o incluso regresar a él.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas