Defensa de Daniel Salcedo: de la oferta de cooperación al delirio

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Jul - 0:03

Luigi Garcia, abogado de Daniel Salcedo, en la entrada del hospital Abel Gilbert en Guayaquil, el 3 de julio de 2020. - Foto: API

Defensa de Daniel Salcedo: de la oferta de cooperación al delirio

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Jul - 9:59

La investigación por presunto peculado y fraude procesal contra Daniel Salcedo no avanza. Luigi García, nuevo abogado del procesado, fue asambleísta alterno de Dalo Bucaram.

Lejos de aclararse, el caso que involucra Daniel Salcedo Bonilla está lleno de trabas y contradicciones. En la Unidad Penal de Guayas, el trámite está detenido porque Salcedo aún no puede declarar en ninguna de las dos investigaciones en curso.

La primera indagación es por el presunto delito de peculado en contratos con sobreprecio en los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Una de estas contrataciones fue de fundas para trasladar cadáveres de Covid-19.

Mientras que la segunda es por fraude procesal, en la que también está involucrada la pareja de Salcedo, Joselyn Mieles. Esta investigación se desprende del intento de fuga de ambos hacia Perú, el pasado 8 de junio de 2020, frustrado porque la avioneta en la que viajaban se estrelló cerca de Tumbes, en Perú.

“La Fiscalía no cuenta con elementos de convicción para acusarlo, por eso no existe delito”, asegura Luigi García, quien asumió la defensa de Salcedo el 1 de julio.

Según García, los nuevos informes médicos que se conocerán este 7 de julio probarán que Salcedo no puede ser enviado a una cárcel en Quito.

Nunca he dicho que mi defendido ha perdido la memoria, lo que siempre he sostenido es que no puede hablar y solo balbucea palabras”, dice ahora García, luego de que el pasado 3 de julio admitió que aseguró que Salcedo tenía delirios y que pensaba que vivía en el año 2016.

Lo cierto es que Salcedo está internado en el hospital Abel Gilbert Pontón, suburbio de Guayaquil, desde el 9 de junio luego de sufrir un accidente de avioneta.

¿Qué pasa con el resto de investigados en la trama de presunta corrupción en el IESS? En el caso de la familia Bucaram, ninguno de sus integrantes ha sido vinculado oficialmente. Entre los directivos del Seguro Social, uno de ellos tiene prisión preventiva y otro sigue prófugo.

La relación con los Bucaram no termina 

El 24 de junio de 2020, la abogada Luz María Pico afirmó que Salcedo cooperaría con la Fiscalía.

“Cuando pueda hablar él va a decir su verdad. Los nombres son altos y los funcionarios son muchos”, indicó Pico, en referencia a las posibles declaraciones del procesado.

Ahora que Pico está alejada de la defensa de Salcedo, la historia es distinta. Según García, las empresas de Salcedo no tuvieron relación alguna con los contratos adjudicados en los hospitales del IESS.

Dice que solo una de las 11 empresas contrató con el Estado. Se trata de HDC Producciones, con la que Salcedo ganó una contratación por USD 1,7 millones en 2014.

En tanto que sobre su relación con la familia Bucaram, García sostiene que “no es delito tener una amistad con ellos”. El propio García es cercano a los Bucaram. Este abogado manabita, de 54 años, fue asambleísta alterno de Abdalá ‘Dalo’ Bucaram Pulley en 2014.

Luego fue legislador alterno de María Mercedes Cuesta hasta 2019, cuando se alejó para representar a la entonces asambleísta Ana Galarza. García fue afiliado al Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) y luego formó parte de FE Ecuador, el movimiento fundado por Dalo Bucaram.

Otro abogado que lo niega todo

Ha pasado casi un mes desde el accidente de avioneta de Daniel Salcedo. Y tras encontrar al piloto Franklin Lara y obtener su declaración, la Fiscalía pidió vincular al político Alfredo Adum en la investigación de fraude procesal.

Pero según Alfredo Arboleda, abogado defensor de Adum, el político no es el propietario de la aeronave accidentada. “Se trata de una empresa familiar y cuyos accionistas son sus hijos”, dijo en una entrevista radial.

El profesional insistió en que la avioneta fue robada por Lara y que éste junto a Alfredo Espinoza tramaron el hurto y el viaje hacia Tumbes por pedido de Salcedo. Espinosa era el copiloto y falleció en el aterrizaje fallido en Perú.

“La clonación de la matrícula de la avioneta se hizo en Guayaquil y la torre de control del aeropuerto no se fijó en eso. Esas son cosas que la Fiscalía no investiga”, aseguró Arboleda.

Según el abogado, su defendido tiene mensajes telefónicos que prueban la relación entre Lara, Salcedo y el fallecido copiloto.

Noticias relacionadas