Académicos vinculados a Podemos se beneficiaron de las becas Prometeo y se volvieron empresarios

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

15 May - 9:04

Guillermo Oglietti (centro) dirige una reunión de Celag en Uruguay. - Foto: Celag

Académicos vinculados a Podemos se beneficiaron de las becas Prometeo y se volvieron empresarios

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

15 May - 9:04

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) es una empresa que reporta ganancias en Ecuador, pero no está al día con la Superintendencia de Compañías. Ofrece capacitaciones con profesores como Rafael Correa y Pablo Iglesias. Sus fundadores llegaron al país subvencionados por el programa Prometeo.

Hace el trabajo de una fundación, pero es empresa que reporta ganancias e incumple con la normativa de compañías de Ecuador. El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), con sede en Quito, es manejado por académicos cercanos al partido español de izquierda Podemos, que se ha articulado con otras instituciones para, entre otras cosas, impulsar la tesis de que existe una campaña de “lawfare” contra el ex presidente Rafael Correa.

Celag fue constituido el 17 de agosto de 2015, en la notaría No. 38, con un capital de USD 1.000. Sus accionistas son los españoles Alfredo Serrano Mancilla y Sergio Martín Carrillo, el argentino Guillermo Oglietti y el ecuatoriano Mauro Andino Alarcón. Cada uno colaboró con USD 250 para la constitución, según la escritura .

Guillermo Oglietti, Esteban de Gori, Rafael Correa, Alfredo Serrano y Alejandro Fierro.

Guillermo Oglietti, Esteban de Gori, Rafael Correa, Alfredo Serrano y Alejandro Fierro.  Celag

Celag es el “heredero” del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), una fundación española cuyos directivos eran Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, principales líderes de Podemos. El CEPS bajó su perfil hasta desaparecer después de que la prensa española revelara millonarios cobros a los gobiernos de Correa y del venezolano Hugo Chávez, entre 2009 y 2014.

El objeto registrado de Celag en la Superintendencia de Compañías es la realización de “consultorías técnicas”. Su principal actividad es la publicación de análisis de corte económico y político, relacionados con los gobiernos del Socialismo del Siglo XXI: unas 20 publicaciones mensuales se suben a su página web.

Encuestas y ‘lawfare’

El Centro desarrolla encuestas en varios países y brinda capacitaciones “online”. A inicios de 2019, anunció el inicio de dos cursos en línea con Pablo Iglesias y Rafael Correa como profesores. El costo era de USD 60, que se debían pagar a una cuenta en el Banco del Pacífico.

Además, realiza encuestas: en marzo publicó un sondeo sobre la situación política de Ecuador, que incluye proyecciones sobre las elecciones presidenciales de 2021 y, en el marco de las presidenciales en Colombia, publicó una serie de encuestas que le daban un alto porcentaje preferencia al candidato de izquierda Gustavo Petro. Previsiones no se cumplieron porque Iván Duque ganó los comicios con 13 puntos porcentuales de ventaja por sobre Petro.

También es una de las organizaciones que impulsa el discurso de un supuesto ‘lawfare’ o guerra jurídica contra de los expresidentes Correa, Luiz Inacio Lula Da Silva  y Cristina Fernández de Kirchner. Su argumento es que existiría una persecución judicial para inhabilitar políticamente a estos líderes de la izquierda populista.

Los accionistas de esta empresa están vinculados tanto con el programa Prometeo como con el Departamento de Estudios Fiscales del Servicio de Rentas Internas.

En 2016, Celag reportó ingresos por USD 130.597 y su principal egreso fueron los honorarios, que sumaron USD 78.267. Esos son los últimos datos disponibles: la empresa no ha entregado a la Superintendencia de Compañías la información de 2017 ni de 2018. Tampoco ha publicado la nómina de administradores, socios y accionistas. Esto configura un incumplimiento de la normativa ecuatoriana, y podría ser declarada inactiva y liquidada por no entregar a documentación en dos años consecutivos.

La empresa, sin embargo, está al día con sus obligaciones en el IESS; pagó USD 22.534 de impuesto a la renta en 2017, y USD 0 en 2018.

PRIMICIAS contactó al Departamento de Prensa de Celag para preguntar más detalles sobre su trabajo en Ecuador, sin embargo, no obtuvo respuesta.

De prometeos a empresarios

Una red de relaciones se genera alrededor de esta empresa y sus directivos, y la vincula tanto con el programa Prometeo como con el Departamento de Estudios Fiscales del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Alfredo Serrano y Guillermo Oglietti, dos de los fundadores del Celag, llegaron a Ecuador como parte del programa Prometeo, una iniciativa del gobierno de Correa que buscaba atraer investigadores académicos para cubrir el déficit de profesores en las universidades del país. Fue después de que el Gobierno estableciera, en la Ley de Educación Superior, la necesidad de títulos de cuarto nivel para ejercer la docencia.

Serrano fue un investigador Prometeo entre agosto del 2014 y agosto del 2015. Recibió USD 74.133,57 -unos USD 6.000 mensuales-. El área de investigación para la que fue invitado era “ciencias sociales, periodismo e información” y fue acogido por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), entonces dirigida por René Ramírez.

Antes de entrar al programa Prometeo, Serrano ya había estado en Ecuador. Su RUC fue abierto en 2009 y, entre 2011 y 2013, se le adjudicaron cuatro contratos para consultorías para Senescyt y la Secretaría de Planificación (Senplades), por USD 128.840.

Tras su paso por Ecuador, Serrano fue asesor de Nicolás Maduro y señalado como uno de los principales mentalizadores de la actual política económica de Venezuela. También fue asesor del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Su hermana, Susana Serrano, psicóloga, estuvo en Ecuador, en 2015 se desempeñó como asesora 2 de la directora del Servicio de Rentas Internas (SRI) de ese entonces, Ximena Amoroso. Su salario mensual era de USD 3.798.

Entre abril de 2015 y abril de 2016, Oglietti también trabajó como investigador Prometeo por lo que recibió USD 58,993.85 -unos USD 5.000 mensuales-. Su área de investigación aparece nuevamente como “ciencias sociales, periodismo e información” y fue acogido por el Ministerio de Relaciones Laborales, entonces dirigido por Carlos Marx Carrasco.

A su salida del programa, fue contratado como asesor en el SRI: su sueldo era de USD 3.798. Leonardo Orlando, nuevo prefecto de Manabí por el correísmo, se encontraba a cargo de esa institución en esa época.

En el SRI también trabajó como asesor 2 Nicolás Oliva, economista ecuatoriano quien consta como presidente del Celag. Llegó a ser el director del Instituto de Estudios Fiscales, hasta que se desvinculó en 2019.

Mauro Andino fue el jefe de todos ellos en el Departamento de Estudios Fiscales del SRI (inaugurado por Carrasco en julio de 2008); en 2017 pasó a ser director del Servicio Nacional de Aduanas, nombrado por Lenin Moreno, hasta mayo de 2018.

Sergio Martín Carrillo, el otro accionista de Celag, trabajó como profesor en el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), en la escuela de Relaciones Internacionales José Peralta. Dentro de esta escuela, funcionó el CEPS, como un proyecto de investigación.

Serrano, Martin, Oliva, Oglietti y Andino han realizado múltiples publicaciones bajo el membrete del Departamento de Estudios Fiscales del SRI.

Noticias relacionadas