"/>
Vuelos de vigilancia causan renuncia del embajador en Estados Unidos

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Ene - 18:31

Francisco Carrión asumió la embajada el 2 de enero de 2018. - Foto: Embajada de Ecuador

Vuelos de vigilancia causan renuncia del embajador en Estados Unidos

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Ene - 18:31

Francisco Carrión deja la delegación diplomática tras dos años en el cargo en medio de un cruce de declaraciones con el vocero del presidente de la República.

La declaración del Secretario del Gabinete, Juan Sebastián Roldán, no pudo ser más escueta. “El presidente de la República ha solicitado la renuncia al embajador de Ecuador en Estados Unidos y agradece sus servicios”, dijo Roldán en el Palacio de Carondelet, antes de las 13:00.

Su reeemplazo, añadió, se anunciará en los próximos días. No profundizó en las razones por las que el Gobierno tomó esta decisión. Solo dijo que “necesitamos tener una relación comercial más fluida y vamos a buscar una persona que tenga mayor fortaleza en términos comerciales”.

Más de tres horas después, la Cancillería aseguró que “no tenemos información por el momento”.

Pero la historia, al parecer, no fue como la contó Roldán. En un comunicado, el exembajador hizo algunas precisiones.

La primera. El presidente no le pidió la renuncia, él renunció. Carrión dice que entregó la carta de renuncia el 6 de enero en la Presidencia de la República y por eso le sorprendió la declaración de Roldán. “Resulta extraño, dice el embajador, que se me solicite la renuncia después de haberla presentado”.

La segunda. Las relaciones comerciales con Estados Unidos, dice su comunicado, nunca han estado más activas y consistentes, se han realizado reuniones entre las más altas autoridades comerciales en ambas capitales y destaca también las “históricas visitas del vicepresidente Mike Pence y del secretario de Estado, Mike Pompeo” así como el retorno de USAID.

Carrión dice que estás son muestras concretas del fortalecimiento de las relaciones “dejando de lado ideologías y preservando los intereses nacionales y la soberanía nacional”.

Pero, hubo un tema de desacuerdo entre Carrión y el Gobierno ecuatoriano: el programa de vuelos de vigilancia aeromarítima que ha venido realizándose sobre el territorio ecuatoriano, desde septiembre de 2018.

Según el diplomático, a pesar de que el programa lleva ejecutándose un año y cuatro meses, no existe hasta la fecha “un marco normativo bilateral indispensable para la ejecución de estas operaciones en el cual las partes establezcan obligaciones, derechos y condiciones de su ejecución para preservar nuestra soberanía”.

Carrión dice que, aunque el objetivo es la lucha contra el narcotráfico, “es imperativo que haya un acuerdo vinculante entre las partes”. Y asegura que transmitió su preocupación sobre esto a la Cancillería.

“Esta y no otra es la razón que me llevó a renunciar a mi cargo”, concluye.

Carrión fue nombrado embajador en Estados Unidos el 2 de enero de 2018. Es Doctor en Ciencias Internacionales y ha tenido una larga trayectoria en el servicio diplomático ecuatoriano como embajador ante la ONU, ministro de Relaciones Exteriores, embajador del Ecuador en España, entre otros cargos.

La cooperación en materia de seguridad

Durante la visita del vicepresidente Pence a Ecuador, 27 y 28 de junio, los dos países firmaron varios acuerdos de cooperación. Uno de ellos estaba fue en materia de seguridad:

“Los gobiernos de Ecuador y Estados Unidos decidieron reanudar la cooperación militar bilateral, capacitación y asistencia para reforzar la capacidad del Ecuador en su combate contra las amenazas compartidas del crimen organizado transnacional y los desastres humanitarios”, informó entonces la embajada americana en Quito.

Tres meses después, iniciaron los vuelos preliminares de exploración aeromarítima con el avión Orion P3 de Estados Unidos. El 11 de septiembre, el ministerio de Defensa informó que tras las vuelos preliminares, “representantes de la Cancillería, el Ministerio de Defensa y de la Policía Nacional, afinan los detalles del mecanismo que servirá para cumplir con el trabajo de la aeronave que el gobierno de los Estados Unidos puso a disposición del Ejecutivo de Ecuador”.

Un día más tarde, el ministerio insistió en que, en ese entonces, Ecuador y Estados Unidos “pulen los detalles de un convenio que viabilizará la operación del avión Orion P3 equipado con tecnología para exploraciones aeromarítimas  que permitirá realizar vigilancia, detección y control en alta mar, a fin de detectar actos ilícitos, actividades que estarán regidas por un acuerdo  entre los dos países y que establece  las regulaciones para que la aeronave opere en el país, preservando la soberanía nacional”.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas