El CNE debe adaptar el presupuesto electoral a la pandemia

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

22 Jul 2020 - 0:03

Una adulta mayor vota desde su casa en las seccionales del 24 de marzo de 2019. - Foto: CNE

El CNE debe adaptar el presupuesto electoral a la pandemia

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

22 Jul 2020 - 0:03

La emergencia sanitaria obligará a incluir nuevos rubros, como un coordinador sanitario para cada recinto y material de bioseguridad para los electores y los miembros de las juntas receptoras del voto. El CNE trabaja en la reforma de las directrices para el proceso electoral.

Las primeras actividades del calendario para las elecciones de 2021 se desarrollan sin presupuesto. El Consejo Nacional Electoral (CNE) sigue posponiendo la aprobación del monto total que costarán los próximos comicios.

En parte, la pandemia de coronavirus generó un ahorro al CNE. Los cambios de domicilio que, normalmente, se hacen con brigadas en todo el país se hicieron de manera virtual para no generar riesgo de contagio y no modificar el calendario electoral. Solo este rubro le ahorró al organismo electoral unos USD 2,2 millones.

Pero, por otro lado, la emergencia sanitaria significará nuevos gastos. Por ejemplo:

José Cabrera, miembro del Consejo, aseguró que prevén aprobar el presupuesto para 2021 en unas dos semanas. Para eso, el organismo primero debe aprobar una actualización de las directrices para las elecciones 2021 en la que ya se debe incluir las medidas de bioseguridad.

Antes de la pandemia, se había previsto un gasto de alrededor de USD 145 millones, y ya durante la emergencia sanitaria, se hablaba de USD 123 millones.

“Hay nuevos ítems del proceso que hay que considerar, como contratar más gente para coordinar los recintos y gente para que controle el tema de bioseguridad”.

José Cabrera

Además, los kits electorales deberán incluir material como mascarillas y gel antibacterial. Pero, este material también debería estar disponible para los electores: no se les puede denegar el derecho al voto por, por ejemplo, no tener mascarilla, dice Cabrera.

El CNE intentó aprobar esta actualización de las directrices para el proceso electoral el 19 de julio de 2020, pero no hubo votos suficientes; Esthela Acero se abstuvo pues no había revisado el tema a profundidad. La tarde de ayer, 21 de julio, la sesión del Pleno del organismo se volvió a suspender sin aprobar ese punto.

Elecciones con distanciamiento social

El análisis de las áreas técnicas del CNE recomienda varias medidas para garantizar la seguridad de los ciudadanos, miembros de las juntas receptoras del voto, observadores y demás trabajadores el día de las elecciones. Todas estas están incluidas en la actualización de las directrices.

En vista de que no se pospondrá la fecha de los comicios, ni se harán varios días de votaciones, una de las medidas recomendadas será el ampliar el voto en casa. Las personas con discapacidad y los mayores de 65 pueden acceder a esta opción. En las seccionales de 2019, 784 personas se registraron para esta modalidad.

Para controlar las medidas de bioseguridad, se contratarán coordinadores sanitarios para cada uno de los recintos. Además, el número de recintos aumentará para asegurar el distanciamiento social durante el día del sufragio.

El 12 de julio de 2020, País Vasco (España) realizó las elecciones para la designación de 75 parlamentarios.

El 12 de julio de 2020, País Vasco (España) realizó las elecciones para la designación de 75 parlamentarios. EFE

La inscripción de candidaturas será de manera digital y las capacitaciones para los miembros de las juntas receptoras del voto también se hará por Internet. Las personas menores de 17 años y mayores de 65 serán excluidas de la selección de los miembros de las juntas.

Según la presidenta del CNE, Diana Atamaint, mantendrán también las seguridades para todo el material electoral, no solo por precautelar su integridad, sino para que cumplan con medidas sanitarias adecuadas. Esto no representaría un mayor gasto, aseguró.

El costo de las elecciones

Los presupuestos que los organismos electorales han fijado para las últimas elecciones ha variado bastante. Las seccionales de 2019, en las que los ecuatorianos también votaron por los miembros del Consejo de Participación Ciudadana, costaron USD 99,3 millones.

Aunque hay elecciones más baratas. La consulta popular y referéndum de 2018, por ejemplo, tuvo un presupuesto de USD 48 millones.

La última previsión del CNE fijaba en USD 123 millones el costo de las presidenciales y legislativas de 2021. Esta cifra puede variar, pues uno de los rubros de que se incluye en el presupuesto es el fondo de promoción electoral, que depende del número de candidatos y listas que se inscriban.

El costo también bajaría en el caso de que no haya una segunda vuelta presidencial.

En todo caso, el CNE deberá enviar el presupuesto de las elecciones al Ministerio de Finanzas para su erogación. A finales de 2019 e inicios de 2020, antes de la pandemia, esa cartera de Estado estaba en diálogos con el CNE para bajar el costo de las elecciones por la crisis financiera nacional. Aún así, el compromiso es entregar el dinero para los comicios.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas