Contraloría: nuevo sistema no pudo evitar problemas en la selección de jueces

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

2 Jul 2021 - 0:01

En las instalaciones del Consejo de la Judicatura, en Quito, se inició el proceso de prueba teórica a los aspirantes a jueces nacionales, el 28 de diciembre de 2020. - Foto: API

Contraloría: nuevo sistema no pudo evitar problemas en la selección de jueces

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

2 Jul 2021 - 0:01

La entidad de control auditó el concurso de selección de nueve jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ). El sistema tuvo varias fallas.

Luego de tres concursos (2011, 2014 y 2017) criticados por falta de transparencia, el actual Consejo de la Judicatura (CJ) asumió a mediados de 2020 la responsabilidad de nombrar 16 nuevos magistrados nacionales.

En enero de 2021, nueve jueces se posesionaron, pero los postulantes que aprobaron las diferentes fases fueron insuficientes para completar todas las vacantes.

La Judicatura anunció un nuevo concurso para los otros cinco cargos, que todavía no se ha concretado.

El Consejo de la Judicatura tuvo como principal tarea dejar atrás la sombra dejada por los concursos anteriores organizados por las administraciones de los correístas Paulo Rodríguez y Gustavo Jalkh.

Contraloría hizo algunos señalamientos a estos procesos:

  • 2011: Pese a que se detectó el 40% de los postulantes tuvo inconvenientes con la experiencia laboral, el 30% con la declaración juramentada, el 20% con la experiencia académica y el 20% con otros requisitos se permitió que esos postulantes continúen en el proceso.
  • 2014: Los documentos entregados por los postulantes para la fase de méritos se puntuaron de manera discrecional.
  • 2017: El 32% de los jueces designados en las renovaciones de 2014 y 2017, tuvieron relación de dependencia con la Judicatura pese a la prohibición legal.

Gran parte de estos inconvenientes, según la propia Contraloría, se originaron en el Sistema Informático de Selección de Personal de la Función Judicial (Sisperfuj).

Por esta razón, el 31 de octubre de 2019 ese sistema se desactivó y se desarrolló uno nuevo denominado Sistema de Concursos, que se inauguró en el concurso de la Corte Nacional de Justicia 2020-2021.

Sin embargo, los errores informáticos y de validación de documentos y otros procesos volvieron a aparecer en el nuevo sistema. Así lo detalló la Contraloría en su informe DNA1-0027-2021, que se aprobó el 2 de junio de 2021.

La notificación fantasma

El 6 de noviembre de 2020, en medio del concurso, 120 postulantes recibieron un correo electrónico sobre la calificación obtenida en la fase de méritos. Según ese mensaje todos obtuvieron una calificación de 87,3 puntos, aunque la nota máxima era de 25.

Esa notificación causó alerta en varios postulantes. Incluso, un grupo de abogados interpuso una acción de protección para que el concurso se detenga y se declare desierto. La acción no prosperó, pero generó dudas en el proceso.

Según la respuestas de los funcionarios del CJ a la Contraloría, esta notificación incorrecta fue un error informático. “Se enviaron correos (…) desde una cuenta de correo oficial del CJ, utilizada para efectuar notificaciones automáticas desde otros sistemas que se encuentran en producción”, concluyó la Contraloría.

Esto sucedió porque el funcionario que estaba a cargo de la implementación del Sistema de Concursos solicitó la entrega del último respaldo de la base de datos de producción de ese sistema.

Luego restauró los respaldos en la plataforma de desarrollo del sistema, pero no protegió la información de los postulantes. Esto provocó que la información sensible de los postulantes se utilice en pruebas de desarrollo de nuevos sistemas.

Iván León, juez encargado de la CNJ, rinde la prueba teórica en el concurso para nuevos magistrados nacionales, el 29 de diciembre de 2020.

Iván León, juez encargado de la CNJ, rinde la prueba teórica en el concurso para nuevos magistrados nacionales, el 29 de diciembre de 2020. @CJudicaturaEc

Fallas de validación en el sistema

La Contraloría, además, identificó otros inconvenientes en el Sistema de Concursos. Específicamente, en la fase de postulación.

Nueve aspirantes no registraron información en los campos nombres y apellidos, nacionalidad, tipo de sangre, fecha de nacimiento, género, estado civil, etnia, edad y número de papeleta de votación. A pesar de eso, sus registros se completaron.

Incluso, un aspirante logro registrarse con el número de cédula 1234567890, que según los datos del Registro Civil no existe. También hubo cuatro casos de personas que se inscribieron con fechas de nacimientos distintas a las registradas en sus cédulas.

En cuanto a la instrucción formal de los aspirantes, el Sistema falló en 29 registros, además en el sistema hubo 29 títulos de instrucción formal que no se sabía a quién pertenecían.

Lo mismo ocurrió con 11 registros de certificados laborales y tres documentos de acciones afirmativas. También hubo problemas con 437 certificados de capacitación.

Incluso, el sistema presentó problemas en cuanto a la salas de la CNJ abiertas para concurso. La plataforma abrió cinco salas distintas.

Entre estas estaba la sala de la Familia, Niñez, Adolescencia y Adolescentes Infractores, aunque la convocatoria no incluía vacantes para esta sala. Cinco aspirantes aplicaron y en medio del concurso fue borrada del sistema.

Además, en la Sección Documentos del Sistema, los aspirantes debían asociar los documentos cargados previamente con los requisitos configurados para el concurso.

Sin embargo, un aspirante pudo completar la postulación sin asociar ningún documento. “Evidenciando con ello, que el sistema no controló que al finalizar las postulaciones se encuentren registrados los documentos obligatorios”, dice Contraloría.

Finalmente, el sistema permitió que dos aspirantes se inscribieran el 30 de julio de 2020, cuando según el cronograma del concurso, la fecha máxima era el 29 de julio.

Concurso sin respaldo

Tanto postulantes como funcionarios de la Judicatura pudieron, , durante el concurso, guardar sus respaldos de documentos en el repositorio Hadoop.

Sin embargo, el 14 de setiembre de 2020, durante cuatro horas, los servicios y sistemas de la Judicatura, incluido el de concursos, dejaron de estar disponibles por un incidente de climatización en los servidores.

En ese momento, el concurso se encontraba en la fase de revisión de reconsideraciones. Tras el incidente, el Tribunal de Reconsideración no pudo acceder a los documentos cargados por los postulantes para la revisión.

Ante esta situación, la Judicatura contrató al Consorcio Hadoop, pero no se logró recuperar 185 archivos, de los cuales 126 pertenecían a postulantes que continuaban en concurso.

Estos documentos tuvieron que ser restaurados desde el expediente físico digitalizado, ya que no había un respaldo del sistema principal. Este percance causó un retrasó de 33 días laborables en el concurso.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas