Corte IDH condena a Ecuador por destitución de militar en los 90

Política

Autor:

EFE

Actualizada:

16 Ago 2021 - 18:21

Foro referencial. Los jueces de la Corte IDH en la audiencia del caso de Paola Guzmán. - Foto: EFE

Corte IDH condena a Ecuador por destitución de militar en los 90

Autor:

EFE

Actualizada:

22 Ago 2021 - 7:07

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) condenó al Estado ecuatoriano por la destitución arbitraria de un militar que denunció diversas violaciones a los derechos humanos, entre ellas desapariciones forzadas y torturas.

La CorteIDH publicó la sentencia, el 16 de agosto de 2021. En el fallo se determina que Ecuador es responsable por violar los derechos a las garantías judiciales, protección judicial, libertad de expresión y de pensamiento.

La víctima es Vicente Aníbal Grijalva Bueno. Grijalva fue destituido de manera irregular de la Fuerza Naval en 1993. La destitución fue luego de haber denunciado torturas y desapariciones forzadas dentro de la esfera castrense.

Grijalva denunció, ante la Corte internacional, la falta de garantías judiciales. También irregularidades en el proceso sancionatorio de destitución. Y en el proceso penal militar por “delitos contra la fe militar” que se le siguió en su contra.

La Corte concluyó que “el juzgador en su sentencia condenatoria, dictada contra el señor Grijalva Bueno en el proceso penal militar, apreció prueba ilícita que habría sido obtenida bajo tortura y coacción en violación del debido proceso”.

En vista de esto, la Corte determinó que el proceso penal militar seguido contra Grijalva “es arbitrario e inconvencional”. Y que violó la libertad de expresión del exmilitar, pues el proceso tuvo como fin amedrentarle tras las denuncias que hizo.

En la sentencia, los jueces interamericanos afirman que Grijalva estaba ejerciendo su libertad de expresión cuando denunció la existencia de graves violaciones de derechos humanos en el ámbito militar.

La Corte considera que los hechos denunciados por Grijalva, así como las violaciones a las garantías judiciales, pudieron haber generado un efecto intimidador o inhibidor en el libre y pleno ejercicio de la libertad de expresión.

La CorteIDH dictó como medidas de reparación:

  • Una indemnización por daño material e inmaterial.
  • Publicación íntegra de la sentencia en un medio de alcance nacional.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas