Así se libraron ‘Dalong’ y su esposa del juicio que involucra a Yunda hijo

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

21 Feb 2022 - 0:05

Foto fue subida por Sebastián Yunda a su celular, presuntamente tomada en China. - Foto: PRIMICIAS

Así se libraron ‘Dalong’ y su esposa del juicio que involucra a Yunda hijo

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

21 Feb 2022 - 0:05

Yinlong Wang, el empresario chino que chateaba y viajaba con Sebastián Yunda, no irá a juicio. Pese a las transferencias de dinero, el juez determinó que su relación con el hijo del exalcalde no fue con fines ilícitos.

Ocho personas formaban parte del proceso por el presunto delito de asociación ilícita, que involucra a Sebastián Yunda, hijo del exalcalde de Quito Jorge Yunda.

La Fiscalía investiga las presuntas irregularidades en dos contratos firmados por Emseguridad, entidad municipal, durante la administración de Yunda. Se compraron cámaras de video vigilancia por USD 1,7 millones.

Según la Fiscalía, los procesados estaban divididos en dos grupos. Por un lado, los familiares del exalcalde (Sebastián y César, hijo y cuñado) y los exfuncionarios Cynthia Puga, exasesora de Jorge Yunda, y Adrián Haro, exgerente Emseguridad. Los cuatro fueron llamados a juicio el 3 de febrero de 2022.

Pero había otros tres procesados: el empresario chino Yinlong Wang, su esposa Nancy Gaibor y Pamela Novoa. Aparentemente, a través de Wang se gestionaron los contratos, mientras que Gaibor y Novoa movieron el dinero ilícito obtenido de esas operaciones.

Para los tres, el juez Máximo Ortega dictó sobreseimiento, es decir no irán a juicio. Igual suerte tuvo el octavo involucrado, Christian Hernández, familiar y exasesor de Jorge Yunda.

El rastro de papá ‘Dalong’

Según la Fiscalía, entre 2019 y 2021, se formó un grupo organizado que valiéndose de sus relaciones de amistad y familiaridad planificaron obtener beneficios económicos.

En cuanto a Yilong Wang, se determinó que era amigo personal de Alphonso Ma, representante de la empresa china CETC Internacional.

Esta entidad fue la proveedora de las cámaras Hikvision a las empresas Andeantrade y Consorcio Reconocimiento Facial Quito, a través del distribuidor autorizado Telproyect.

Todas estas empresas tuvieron una relación contractual con Emseguridad, y la Alcaldía de Quito les pagó USD 602.976 y USD 1,2 millones en dos contratos.

Para la Fiscalía, existen indicios de que Yinlong Wang estuvo al frente de esta supuesta organización criminal junto a Sebastián y César Yunda.

Por un lado, Sebastián Yunda, hijo del exalcalde, aprovechó que Emseguridad buscaba comprar este tipo de cámaras para relacionarse con Wang y mantuvo varios contactos y reuniones para gestionar los contratos.

Como reveló PRIMICIAS en abril de 2021, el primer contrato para la compra de 78 cámaras se realizó en septiembre de 2019 con la adjudicación a Andeantrade.

Pocos días después de que la empresa recibió el primer pago del anticipo por USD 343.785, ‘Baby Yunda’, como es conocido Sebastián Yunda, escribió un mensaje a uno de sus contactos identificado como ‘papá Dalong’ (Yinlong Wang), vía WhatsApp:

-“Ya pagaron las cámaras papá“, dijo y le insinuó que su tío, César, ya estaba averiguando el pago.

-“Estoy enviando factura a China y después nos hace transferencia, una semana más o menos“, le respondió Dalong, a mediados de noviembre.

En diciembre Andeantrade recibió el último pago del contrato por USD 229.000 y USD 30.000 más por el mantenimiento de los equipos.

Durante los días siguientes Sebastián Yunda intensificó el intercambio de mensajes con César Yunda y Dalong sobre el pago de comisiones y reuniones con proveedores de equipos tecnológicos.

El hijo del Alcalde le escribió a su tío: “Ñaño, podemos vernos tipo 11. Estoy demorado un poco”.

-“Claro, mijo. A las 11 en punto, que a las 12 tenemos reunión con Elison, en Andeantrade“, respondió César a su sobrino también vía chat.

Cómo cobraban el dinero

Además, según la Fiscalía, esta intermediación para la compra de cámaras les significaron réditos económicos a Yunda y Wang, que habrían sido cobrados a través de una segunda persona.

Nancy Gaibor, esposa de Wang, transfirió un monto inicial de USD 6.700 a Sebastián Yunda. Posteriormente, por medio de Pamela Novoa, Yunda habría cobrado otros USD 20.000.

Estos movimientos también quedaron registrados en los chats que la Fiscalía obtuvo del teléfono de Sebastián Yunda.

El 25 de octubre de 2019, Yilong Wang envió a Yunda la captura de una fotografía de un comprobante de depósito de USD 8.000 a la cuenta bancaria de Pamela Novoa.

A continuación ‘Papá Dalong’, como Sebastián Yunda se refería a Wang, envió otra captura con una transferencia de USD 12.000 a la cuenta de Novoa.

Más depósitos para la banda 

Por otra parte, dos depósitos por USD 20.000 corresponderían a la banda musical 4AM, de la que Yunda hijo formaba parte. El dinero se habría ofrecido a cambio de su inclusión en la Feria Viva Quito. Novoa trabajaba junto a los organizadores de ese evento.

 Primicias

 Primicias

El intercambio de dinero no terminó con los USD 20.000. Desde el 24 de octubre al 19 de noviembre de 2019, en la cuenta de Pamela Novoa se depositaron y transfirieron USD 210.000.

En total, USD 145.000 fueron depositados por Carmen Gaibor Núñez, cuñada de Yinlong Wang.

En su versión ante la Fiscalía, Carmen Gaibor dijo que esas transferencias las hizo a pedido de su cuñado y de su hermana, Nancy Gaibor.

Mientras que Novoa aseguró que el dinero en su cuenta fue por la venta de puestos, auspiciantes, presencia de marca y patrocinadores de la feria Viva Quito 2019.

El fallo del juez

Pese a los chats y las transferencias de dinero, el juez Máximo Ortega sobreseyó a Wang, Gaibor y Novoa.

Según el juez, si bien la Fiscalía apunta a que Yinlong Wang tuvo una relación de amistad con Alphonso Ma, y que intervino presentándolo con Sebastián Yunda, la investigación no determinó con qué intensiones lo hizo.

No se determina que lo ha hecho con fines delictivos“, señaló el fallo del juez.

Además, se menciona que no se ha demostrado que Wang tenga una empresa relacionada con las cámaras de seguridad.

Mientras que sobre Nancy Gaibor, quien presuntamente depositó USD 20.000 a la cuenta de Sebastián Yunda. El juez concluyó que no se establece que este dinero es producto de un negocio ilícito o que lo estaba depositando con miras a concretar algún ilícito.

“En las fechas que hubo los chats, en que se depositó dinero, supuestamente no ha habido contratos, no ha habido perjuicios económicos al DM de Quito, podría tener relación con otras actividades, quizá relacionadas con la amistad, con deudas, incluso con donaciones al festival Viva Quito”, resolvió el juez Ortega.

Respecto a Novoa, Ortega concluyó que ella recibió dinero para la organización de la feria Viva Quito del 2019, pero que no tenía conocimiento de que se iban a realizar contratos en el Municipio.

Noticias relacionadas