Las elecciones 2021 ya causan ‘grietas’ en el correísmo

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Feb - 0:03

Imagen referencial de un mitin de campaña del antiguo Alianza PAIS. - Foto: Agencia Andes.

Las elecciones 2021 ya causan ‘grietas’ en el correísmo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Feb - 0:03

En la autodenominada Revolución Ciudadana hay quienes se oponen a las “dinastías”. Otros sectores ven posible que Pierina Correa, hermana del expresidente Rafael Correa, aparezca en la papeleta electoral.

Atrás quedaron los tiempos de consenso y discurso único. Antes, el correísmo se aglutinaba en torno a la figura del exmandatario Rafael Correa.

Pero, hoy -con su líder en Bélgica y procesado por el supuesto delito de cohecho en el caso Sobornos 2012-2016-, las diferencias de opinión entre los militantes de este movimiento se empiezan a hacer evidentes y amenazan con complicar la designación de candidatos para los comicios de 2021. 

Entre quienes están ‘refugiados’ en el movimiento Fuerza Compromiso Social -que fue fundado por Iván Espinel, exministro y ahora detenido por corrupción- hay, al menos, dos posturas: los correístas y los progresistas. Así lo reconoce un asesor de una de las figuras del correísmo que prefiere no dar su nombre.

Los primeros conciben al líder como figura indiscutible. Los segundos se consideran parte de una izquierda histórica y están abiertos a conversar con otras agrupaciones políticas.

¿Otro elemento de discrepancia? El lema “sin odio, pero con memoria” que Correa y sus seguidores han popularizado, sobre todo, en Twitter.

La etiqueta se refiere al posible perdón a quienes ‘traicionaron a la Revolución Ciudadana’, al alinearse con el actual gobierno de Lenín Moreno. “El caso ejemplar es el de María Fernanda Espinosa, hay militantes que la defienden”, señala el asesor.

Ella fue funcionaria del gobierno de Correa, pero se conviritió en una de las figuras más cercanas a Moreno: desde ese espacio fue crítica con sus antiguos compañeros. Ahora, que busca la presidencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha ‘coqueteado’ con el correísmo.

La legisladora Viviana Bonilla, quien también está procesada en el caso Sobornos, es otro motivo de quejas e incomodidad. “El mensaje de Correa llamándola ‘Vivi’ molestó”, comenta un correísta que también prefiere mantener el anonimato.

Pierina Correa, en el centro de la discusión

En estos tiempos de precampaña, la hermana del exmandatario es otra figura política que ya está recorriendo el país. Lo hace desde 2019.

Ella asegura que sus visitas a los cantones son parte de su trabajo como Secretaria Nacional de Participación Ciudadana del movimiento Fuerza Compromiso Social. 

“Estoy motivando a las bases y a la militancia para involucrarse en el trabajo del movimiento”.

Pierina Correa

Ella, no ha estado lejos de la polémica. Desde 2011 estuvo a cargo de la Federación Deportiva del Guayas, pero la Secretaría del Deporte resolvió, en 2019, intervenir la entidad luego de denunciar el abandono de los escenarios deportivos.

La arquitecta Correa rechaza cualquier acusación en su contra. 

Hoy se concentra en recorrer el país porque, aunque anunció su retiró de la política en 2013 “no he renunciado al proyecto político”, dice.

Ahora, cuando se discuten los posibles rostros en la papeleta electoral de 2021, también surge la imagen de Pierina Correa. Pero, no todos están de acuerdo con esta posibilidad.

La asambleísta Marcela Aguiñaga, por ejemplo, dice que ella no cree en las dinastías. “Debemos ver lo que pasa cuando los familiares piden suceder los cargos de elección popular y podemos verlo en las elecciones de 2019”, advierte.

Y agrega que en los cantones donde alcaldes postularon a familiares se perdió la contienda. “Es un mensaje muy claro de que a la gente no le gusta”, insiste Aguiñaga.

Pero, Correa responde: “Volví a pedido de mi hermano. Como militante y fundadora tengo el derecho a hacer política dentro del proyecto”. 

Las alianzas también delatan diferencias

En Guayas, el movimiento Centro Democrático (CD) que agrupa a 225.000 militantes es una de las opciones para posibles alianzas con partidos nacionales.

Enrique Menoscal, director de CD, reconoce conversaciones con distintos actores del correísmo. “Aún no tenemos alianza con nadie, somos de puertas abiertas para conversar con ellos (RC) y con partidos de otras tendencias”, dice.

Lo que sí está claro para esta agrupación es que prefieren al exprefecto Jimmy Jairala como su candidato. “Le hemos pedido que regrese a la vida partidista y acepte una precandidatura presidencial”, explica Menoscal. 

“Tampoco estamos cerrados a la posibilidad de que él sea el binomio de otro candidato o se postule para la Asamblea”.

Enrique Menoscal

PRIMICIAS consultó a Jairala sobre esa posibilidad. Él prefiere mantener distancia: “no estoy haciendo política, sino periodismo y no puedo referirme a temas internos del movimiento”, dijo. Él mantiene un programa radial en una emisora de Guayaquil, tras su derrota en los elección para alcalde, en 2019. 

Aguiñaga, que fue designada coordinadora de Fuerza Compromiso Social en Guayas, también aceptó que existen diálogos con Centro Democrático.

Pero, añadió, que el movimiento también mantiene contactos con socialistas, excandidatos en las elecciones seccionales y dirigentes indígenas. De eso se encarga, a escala nacional, el asambleísta Pabel Muñoz.

Aunque Aguiñaga asegura que hay líneas rojas en esos contactos: “Aquellos que se prestaron para desinstitucionalizar el país, para usar a la justicia como herramienta de persecución política no tienen cabida”.

Noticias relacionadas