Las fundaciones, una opción de las figuras políticas para llegar al electorado

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

31 Ene 2022 - 0:05

Voluntarios de la fundación Progresa realizan ferias de salud en Guayaquil, el 28 de enero de 2022. - Foto: Cortesía Progresa

Las fundaciones, una opción de las figuras políticas para llegar al electorado

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

31 Ene 2022 - 0:05

Personajes políticos promocionan su labor social en sectores populares, a través de fundaciones sin fines de lucro que gestionan recursos previo a las seccionales de 2023.

Las organizaciones políticas comienzan a perfilar sus estrategias para captar votos, buscando estructuras sociales que les permitan consolidar su participación en las seccionales 2023. Y en el radar están fundaciones sin fines de lucro, lideradas por potenciales candidatos.

Aunque se analizan alianzas con movimientos locales, los personajes políticos promocionan la labor social de sus fundaciones en todas las plataformas los siete días de la semana. Estas organizaciones miden el impacto de sus actividades en el potencial electorado.

El exgobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart (2019-2020), no ha parado desde hace más de un año en recorrer sectores populares de Guayaquil, gestionando ayuda en salud para personas de escasos recursos bajo la bandera de la fundación Progresa.

Hace unos meses, la labor del excolaborador de Lenín Moreno se ha concentrado en la seguridad comunitaria, como una alternativa desde la sociedad civil para enfrentar el incremento de la delincuencia en Guayaquil y otros cantones de Guayas.

El plan se denomina Barrio Seguro y consiste en gestionar con la empresa privada cámaras de seguridad con alarmas comunitarias, conectadas a los celulares de todos los vecinos que cuenten con una aplicación y que se enlaza con la Policía.

Junto a 120 voluntarios que integran la fundación, el exfuncionario dice que ha colaborado con 400.000 personas en la provincia impartiendo cursos de liderazgo y enfermería. “Nosotros no regalamos cosas, damos oportunidades para que la gente se capacite”, precisa.

¿Duart está en campaña? Él lo niega rotundamente y dice que no se puede politizar la ayuda social.

Alega que está acostumbrado a que lo critiquen “por tener buena voluntad y ganas de servir”, aunque no descarta su participación como candidato a la Alcaldía de Guayaquil o a la Prefectura de Guayas.

Pese a que falta el partido político que lo respalde, Duart ya dirige los dardos a la administración de Cynthia Viteri, a quien reclama que destine recursos para pintar frases en las paredes o a edificar monumentos suntuosos y no a obras que sirvan a la comunidad.

En caso de que se presente a las elecciones, el exgobernador ofrece alejarse de la fundación y dedicarse a su campaña política, que obviamente contará con el respaldo de quienes se beneficiaron de la ayuda social.

El excandidato a asambleísta por Pachakutik, Ronny Schmid, lidera la Fundación Zona Guayas, que nació hace cinco años en Guayaquil.

Cuenta con 65 voluntarios que representan a organizaciones sociales, barriales y cantonales de la provincia, un tejido social apetecido por los políticos.

Durante las elecciones de 2021, Schmid sostiene que se separó de la fundación para aceptar la invitación del movimiento de postularse a la Asamblea por el distrito tres de Guayas, “porque existe una gran diferencia entre la política social y la partidista”.

Por ahora, él descarta una nueva incursión electoral, una vez que Zona Guayas ya está inscrita en el Ministerio de Inclusión Económica y Social y cuenta con personería jurídica para emprender proyectos dirigidos a la niñez.

Para Schmid, hay una línea muy delgada que separa a la militancia política de la labor altruista, porque los partidos buscan a los líderes de estas organizaciones para captar adherentes a sus campañas.

“Me han llamado políticos para hacer donaciones con la condición de figurar, pero hay que analizar la situación y tomar una decisión, porque la gente no es ingenua”, indica Schmid.

Los partidos y las fundaciones

La relación entre figuras políticas y las fundaciones ha sido estrecha. El excandidato presidencial Álvaro Noboa lidera la Fundación Cruzada Nueva Humanidad, que ha llevado con alimentos y atención médica a zonas marginales en Ecuador.

La familia Noboa Azín ha activado a su fundación en cada proceso electoral en el que ha participado. La última fue en 2021, cuando Daniel Noboa Azín, hijo del empresario, se postuló para asambleísta por Santa Elena, provincia para recorrió con las brigadas médicas.

La parlamentaria andina del PSC Cristina Reyes lidera la fundación Destino Libertad, que ha entregado donaciones en barrios populares de Guayaquil. También cuenta con programas de capacitación para mujeres y jóvenes universitarios.

En marzo de 2021, antes de la segunda vuelta electoral, el presidente Guillermo Lasso activó la Fundación Salvar Vidas, cuyo objetivo fue aportar con insumos médicos a hospitales y centros de salud para enfrentar el Covid-19 en todo el país.

Donaciones, regalos y la gestión de servicios, especialmente de salud, educación y seguridad, son las ofertas de varias fundaciones, con las que intentan suplir la ausencia del Estado, y a la vez promocionar la figura de líderes partidistas con proyección electoral.

Noticias relacionadas