El correísmo insiste en dilatar la investigación de los aportes ilegales

Política

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

29 Oct - 6:52

Daniella Camacho, la jueza nacional, que lleva el caso conocido como 'Sobornos 2012-2016. - Foto: API

El correísmo insiste en dilatar la investigación de los aportes ilegales

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

29 Oct - 6:52

La estrategia de recusar a la jueza Daniella Camacho para separarla definitivamente del caso y dilatar el proceso, parece destinada al fracaso. El exvicepresidente Jorge Glas presentó este recurso tras ser rechazadas acciones idénticas planteadas antes por Rafael Correa y Vinicio Alvarado.

El viernes 18 de octubre de 2019, Daniella Camacho suspendió la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio del caso ‘Sobornos 2012-2016’, iniciada el día previo. Desde entonces no ha sido reinstalada.

En principio, esa diligencia debió cumplirse el pasado 8 de octubre de 2019, pero quedó diferida por las manifestaciones y protestas contra el alza de los combustibles que se desarrollaron en el país entre el 3 al 13 de este octubre.

Por esos días, la defensa del exsecretario de la Administración, Vinicio Alvarado, presentó una demanda de recusación. Luego, a minutos de empezar la audiencia preparatoria, lo hizo el expresidente Rafael Correa.

Sin embargo, como la jueza no fue notificada oficialmente sobre los recursos, estaba facultada legalmente para presidir la diligencia y así lo hizo. Pero en cuanto fue comunicada se apartó del caso.

El viernes 25 de octubre de 2019, los jueces Marco Rodríguez y Wilman Terán, respectivamente, negaron las pretensiones de Alvarado y Correa. De este modo, Daniella Camacho volvió a tener competencia legal para continuar en la sustanciación del proceso.

Mientras en el mezanine de la CNJ se desarrollaban estas audiencias, en la planta baja, por Secretaría ingresaba un pedido de Glas: la tercera recusación contra Camacho.

Código de Procesos solo permite dos recusaciones

Daniellla Camacho durante la audiencia de recusación, el viernes 25 de octubre.

Daniellla Camacho durante la audiencia de recusación, el viernes 25 de octubre. API

El Código Orgánico General de Procesos (Cogep) en su artículo 24, establece que “no se admitirán más de dos recusaciones respecto de una misma causa principal”.

Por eso, el penalista Esteban Echeverría advierte que la acción de Glas parece destinada a tener la misma suerte que las anteriores.

Además, el asunto podría traer consecuencias negativas para la defensa del exvicepresidente, por “deslealtad procesal” al tratarse de un claro intento por dilatar el caso.

En opinión de Echeverría, por estar fuera de ley, no hace falta una audiencia para conocer el recurso. Y, puntualiza que el secretario de la Sala Penal de la CNJ debería notificar que no se admite la demanda.

De este modo, una estrategia diseñada para separar definitivamente del caso ‘Sobornos 2012-2016’ a la jueza Daniella Camacho, o al menos demorar el trámite lo más posible, parece estar destinada al fracaso.

Noticias relacionadas