“Hemos llegado al mínimo de la posibilidad de mantener la gestión” política

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

13 Feb - 0:03

El viceministro de Gobernabilidad, Felipe Abril, en entrevista con PRIMICIAS, el 11 de febrero de 2020. - Foto: Ministerio de Gobierno

“Hemos llegado al mínimo de la posibilidad de mantener la gestión” política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

13 Feb - 0:03

El viceministro de Gobernabilidad, Felipe Abril, habla sobre la dificultad de mantener la gestión política del Ejecutivo con poco personal. Y sobre la relación del Gobierno con los actores políticos locales.

Desde su despacho en el Centro de Quito, Felipe Abril habla con PRIMICIAS sobre su trabajo como Viceministro de Gobernabilidad. Desde ese espacio se encarga de coordinar el diálogo con los otros niveles de gobierno, las funciones del Estado, las organizaciones sociales y los frentes políticos.

A su forma de ver, el papel del Viceministerio de Gobernabilidad es clave para la relación del Ejecutivo con todos los actores que lo rodean, especialmente en las provincias. Pero la reducción de personal y la fusión entre el Ministerio de Interior y la Secretaría de la Política complicaron la tarea.

No hay forma de gestionar la seguridad sin la política.

Felipe Abril, viceministro de Gobernabilidad

El Ministerio Interior asumió las competencias de la Secretaría de la Política, después de eso renació el antiguo Ministerio de Gobierno. ¿Cómo está la institución ahora?

Todavía tenemos dificultades en la fusión. En ese encuentro el Ministerio del Interior absorbió a la Secretaría de la Política y el manejo administrativo, y todo, está más pensado en la seguridad. El manejo político ha costado articularlo. Pero hemos logrado una relación adecuada; he tratado de ser un vínculo, porque no hay forma de gestionar la seguridad sin la política.

En medio de todo esto está también la política de austeridad y de reducción de personal en el Ejecutivo.

Sí. El Gobierno del presidente Lenín Moreno ha priorizado el gasto en salud, educación y seguridad y la atención al Plan Toda una Vida, entonces esos ministerios no han sido muy tocados. Nuestro Viceministerio, cuando era Secretaría de la Política, contaba con 540 funcionarios en 2017 y hoy tenemos menos de 30.

Es un impacto importante, complicado. Nos toca triplicar los esfuerzos.

Felipe Abril, viceministro de Gobernabilidad

El manejo de la política y de la gobernabilidad a veces no se entiende cómo funciona, el diálogo con la gente no es en Quito, es en los espacios territoriales y para eso se requieren personas. En cada provincia tenemos diferentes tipos de problemáticas y de dinámicas, es complejo y requiere tiempo.

¿Esto implica que se apoyen más en las gobernaciones o también se redujo personal en esas entidades?

También disminuyó personal en las gobernaciones.

Creo que hemos llegado al mínimo de la posibilidad de mantener la gestión.

Felipe Abril, viceministro de Gobernabilidad

Con el equipo que tenemos buscamos ser más eficientes. Viajamos y articulamos con las gobernaciones, los jefes políticos y los tenientes políticos.

¿Qué papel juegan entonces las gobernaciones?

Desde el ámbito político, manejamos las gobernaciones en una relación muy directa. El trabajo político es de una retroalimentación permanente. Porque no se trata de dar sólo disposiciones nacionales, sino de saber qué pasa en las provincias, donde hay distintas dinámicas.

¿Cómo se hace ese trabajo?

Vamos mucho a territorio a trabajar con los equipos de las gobernaciones, pero también con los jefes y los tenientes políticos, para que tener un manejo adecuado de la gobernabilidad.

¿Qué hacen los jefes y los tenientes políticos?

Los tenientes políticos representan al Gobierno en las parroquias. Nos ayudan mucho en el manejo de la conflictividad en ese nivel territorial; pero también hacen un ejercicio de representación de otras entidades del Gobierno que no tienen personal allí.

Ellos alimentan la información para alertas tempranas de conflictividad o dificultades. Hacen un relacionamiento comunitario. Buscan dialogar y manejar conflictos.

Pero cuando no tienen la capacidad de resolverlos entra, entonces, el jefe político, que está a nivel cantonal, seguido por el gobernador provincial. Y solo los temas más grandes llegan hasta el Ministerio.

Noticias relacionadas