Tramitología en la Asamblea permitirá ganar tiempo a Tuárez frente a eventual juicio político

Política

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

24 Jun - 19:59

José Carlos Tuárez fue nombrado presidente del nuevo Consejo de Participación Ciudadana el pasado 13 de junio. - Foto: Cpccs

Tramitología en la Asamblea permitirá ganar tiempo a Tuárez frente a eventual juicio político

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

24 Jun - 19:59

Un probable juicio político al presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) no se realizará de la noche a la mañana. Aunque el pedido del asambleísta Fabricio Villamar parece que puede caminar, el sacerdote José Carlos Tuárez no comparecerá ante el pleno hasta dentro de unos dos meses.

El juicio político al presidente del Consejo de Participación, José CarlosTuárez, anunciado por el asambleísta Fabricio Villamar, tiene el siguiente turno en el Consejo de Administración Legislativa (CAL).

La tarde de este lunes 24 de junio de 2019, la asambleísta Rina Campain confirmó que el CAL dio paso al juicio político contra la ministra de Salud, Verónica Espinosa. El proceso fue planteado por la asambleísta independiente Mae Montaño. 

El presidente del Legislativo, César Litardo, dijo que se debe analizar si el caso va a la comisión de Fiscalización de a la de Participación. Sin embargo aseguró que “es importante que en la Asamblea se inicien acciones de control político”.

Villamar, de las filas de Creo, inició este lunes 24 de junio de 2019 la recolección de firmas entre sus colegas de las distintas bancadas para respaldar su pedido.

Según la Ley Orgánica de la Función Legislativa, la solicitud de juicio debe tener el apoyo de una cuarta parte de los asambleístas; es decir un mínimo de 35 firmas. 

El convocante espera cumplir la formalidad esta misma semana. Luego el pedido irá al presidente de la Asamblea, César Litardo, quien lo mandará al CAL, cuyos siete miembros deben verificar las rúbricas y otros requisitos.

Villamar intenta llevar a juicio a José Carlos Tuárez porque supuestamente el cura habría incurrido en prohibiciones constitucionales y legales. 

Como clérigo, Tuárez estaría impedido por la Ley Orgánica de Participación Ciudadana (art. 21, inciso 10) que dice que los representantes de cultos religiosos no podrán ser designados ni desempeñarse como consejeros.

Alguien que ha mentido con tanta solvencia no puede representar a los ecuatorianos”

Fabricio Villamar, asambleísta

Villamar señaló que el sacerdote mintió en su declaración juramentada al expresar que no estaba incurso en prohibiciones para su elección o para el desempeño de sus funciones.

El cura también habría mentido en su currículo, al afirmar que fue administrador del convento Santo Domingo de Guzmán y subdirector de la radio La Voz del Santuario de Baños. 

Hoy por hoy, un juicio al padre Tuárez podría terminar con la censura y destitución, pues en teoría habría votos para sacarlo de la Presidencia del CPCCS.

En un breve sondeo entre distintas bancadas, PRIMICIAS obtuvo los siguientes datos: Creo, 21 votos; Alianza País (AP) apoyaría con 30 de sus 40 integrantes, 11 del BIN, ocho del BADI y 21 PSC-SUMA. Con ellos solo faltarían convencer a un asambleísta para lograr los 92 requeridos para la censura. 

No obstante, de aquí a dos meses o más, de realizarse el juicio tras cumplir todas las formalidades (pruebas de cargo, descargo, fiscalización), mucha agua puede correr bajo el puente. 

Noticias relacionadas