Bancadas legislativas: Creo sumó 13 aliados a sus filas en un mes

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

15 Jun 2021 - 0:04

Bancadas legislativas: Creo sumó 13 aliados a sus filas en un mes

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

15 Jun 2021 - 0:04

La estrategia del oficialismo acaparó legisladores independientes y de tres bancadas para conformar un bloque de 25 curules en la Asamblea.

Nueve legisladores dejaron sus bancadas o fueron expulsados en el primer mes de trabajo de la Legislatura. Ya no pertenecen a las organizaciones políticas por las cuales fueron electos en las urnas. Y el gran beneficiario es el nuevo oficialismo.

El movimiento Creo perdió su fuerza en las elecciones legislativas y pasó de una bancada de 32 asambleístas en 2017 a una de 12 en 2021. Pero, esto cambió una vez que inició el periodo y ahora cuentan con 13 aliados en sus filas.

Tras romper el pacto inicial con Unión por la Esperanza (UNES) y sus aliados electorales, el Partido Social Cristiano (PSC), Creo conformó la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN).

A ellos se sumaron nueve legisladores independientes y con el pasar de los días también se unieron a sus filas uno de la Izquierda Democrática, dos del PSC y uno de Pachakutik.

Así la BAN logró empatar en curules a la segunda fuerza legislativa, Pachakutik.

Los demás legisladores que abandonaron sus agrupaciones políticas se declararon independientes, hasta el momento.

De todos ellos, solo Mireya Pazmiño afirma haber regresado a su bancada y al movimiento indígena, pese a que Pachakutik la expulsó de sus filas el 26 de mayo, por votar con el correísmo y el Partido Social Cristiano (PSC) para quedarse con la presidencia de la Comisión de Régimen Económico.

Sin embargo, la decisión no está en firme. La expulsión, según el jefe de bloque, Rafael Lucero, se tomó en primera instancia y el tribunal de ética del partido tendrá la última palabra.

¿Qué sucede en con las bancadas legislativas?

Esteban Nicholls, analista político, opina que el problema se originó desde la elección presidencial, con la polarización entre “el correísmo y lo demás” porque ya se unieron fuerzas políticas sin tendencias similares.

Por lo que, una vez electos los legisladores, “empiezan a salir estos quiebres que ya estaban predichos”. Además, según el analista, el presidente Guillermo Lasso llega con una base social un poco débil, por lo que oponerse al gobierno “es muy fácil”.

El analista Pedro Donoso coincide en que las presidenciales ya marcaron un ritmo y agrega que en la Asamblea no existen legisladores independientes, ya que todos llegan por una organización política.

Los comportamientos personales están sobre la estructura, la hoja de ruta, la ideología de los partidos y movimientos.

Pedro Donoso, analista político

De ahí que “quienes desertan o lo que llamamos los ‘camisetazos’, no tienen esa fuerza gravitacional del líder que les obligue a quedarse en la bancada, lo que hace que se fragmente más el poder legislativo”, explica Nicholls.

Asimismo el analista sostiene que las rencillas y peleas entre diferentes los partidos y personajes de la política se deben a que el sistema partidario está quebrado. Por lo que los legisladores “no tienen este condicionamiento de fidelidad y demuestran en realidad con quién están alineados”.

Para Donoso, en la práctica, es natural que los asambleístas “vayan donde el que ejerce el poder, cuando tiene números positivos”. Y al inicio de los gobiernos es fácil cooptar voluntades, porque tampoco hay un ordenamiento jurídico que obligue a los candidatos a ser militantes.

Uno nunca sabe qué puede esperar del otro político y una de las cosas importantes es saber con quién uno se enfrenta y tener adversarios conocidos.

Esteban Nicholls, analista político

En cuanto a la conformación de la Bancada del Acuerdo Nacional, concertada por el oficialismo, Nicholls recuerda que “en la política no hay altruismos, eso es algo de la mitología griega sobre democracia”.

A sus ojos, hay la necesidad de un acuerdo para que el país sea gobernable y “es evidente que se están negociando premios bajo la mesa”. Ya que en Ecuador, ganar un puesto de elección popular no significa la representación de un determinado grupo de electores.

Donoso añade que para que exista gobernabilidad se requieren condiciones: pactos, alianzas o cogobierno. El primero se vio entre Creo, Pachakutik y la ID para la elección de autoridades del Legislativo.

El segundo se da con la misma creación de la BAN, aunque “sería bueno que transparenten cuáles son los pegamentos que los unen”, dice Donoso. Por lo que ese vacío informativo se llena con teorías, como cuotas de poder, direcciones en los ministerios, hojas de ruta, agendas legislativas.

Es un gravísimo error de esta bancada (BAN), que no transparenten la razón que los une.

Pedro Donoso, analista político

Y el tercero, el cogobierno, quiere decir que los asambleístas o los partidos políticos ponen cargos que van a cogobernar con el Ejecutivo, aunque con los que se han dado ya, los partidos, como la Izquierda Democrática, han respondido que se trata de decisiones personales.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas