Los delitos con los que ‘coquetea’ la familia Bucaram y su círculo

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

25 Jul - 0:03

Abdalá Bucaram junto a sus hijos durante un recorrido realizado el 17 de junio de 2017. - Foto: EFE

Los delitos con los que ‘coquetea’ la familia Bucaram y su círculo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

25 Jul - 0:03

El expresidente Abdalá Bucaram y tres de sus cuatro hijos (Jacobo, Michel y Dalo, quienes están prófugos) enfrentan varias investigaciones fiscales. También se incluyen a familias amigas: los Adum y los Salcedo.

La Fiscalía aprieta el cerco contra los Bucaram y demás implicados en una trama de corrupción develada en plena pandemia. Esta semana se han iniciado nuevo procesos contra esta familia, cuya presencia en la política ecuatoriana es una sombra en los últimos 40 años.

El defenestrado expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, el patriarca del clan, tiene tres procesos, pero ninguno relacionado con los actos de corrupción en los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Las investigaciones contra del exmandatario se desprenden del allanamiento a su vivienda, al norte de Guayaquil, el pasado 3 de junio. Es una lujosa y antigua vivienda del barrio La Kennedy, cerca del hotel Hilton Colon.

Allí la policía y agentes fiscales encontraron un arma, insumos médicos (mascarillas y pruebas rápidas para Covid-19) y figuras de cerámica de la histórica Cultura Valdivia. Las autoridades presumen que pertenecen al inventario del Palacio de Carondelet.

“Esas cosas se compran en la Bahía de Guayaquil por cuatro dólares”, reclamó Bucaram Ortiz este jueves 23 de julio. Según él, las acciones contra su familia son “una infame persecución política“.

Muy cerca de la casa del exmandatario está la de su hijo menor, Dalo, también allanada.

La Fiscalía ha esgrimido una serie de pruebas, en particular contra tres de los cuatro hijos del expresidente, que están prófugos. Jacobo, Michel y Dalo. Los hermanos Bucaram Pulley fueron llamados a declarar, pero nunca lo hicieron.

En el siguiente gráfico elaborado por PRIMICIAS, con información de la Fiscalía, constan diez integrantes de la familia Bucaram y su círculo cercano, por los casos de corrupción develados desde el 21 de mayo de 2020, inicialmente por una compra con sobreprecio de bolsas para cadáveres en el IESS.

A partir de allí las indagaciones revelaron que Daniel Salcedo y los Bucaram manejaba el sistema de compras de los dos hospitales del IESS en Guayaquil.

Una red que ha quedado al descubierto y en la que, incluso, están acusados exfuncionarios, como el prófugo Luis Jairala Zunino, exgerente del hospital Teodoro Maldonado, también amigo muy cercano del clan Bucaram.

Los delitos que se investigan son varios: lavado de activos, peculado y asociación ilícita. También, fraude tributario y tráfico ilícito de bienes patrimoniales. En total, hasta este viernes 24 de julio, se procesa a 15 personas, como PRIMICIAS lo explicó en la radiografía de la trama.

Todo queda en familia

Sobre los hermanos Bucaram Pulley pesa una investigación por asociación ilícita que incluye a la esposa de Dalo, la popular animadora e influencer Gabriela Pazmiño. Ella, desde su poderoso reducto de Instagram, pues es la tercera ecuatoriana con más seguidores (1,9 millones), ha dicho que es completamente inocente: “Nos quieren hacer daño”.

En las mismas circunstancias están los hermanos Daniel y Noé Salcedo Bonilla, amigos íntimos de los hermanos Bucaram. Ambos están ya detenidos. El primero, Daniel, bajo custodia policial en el Hospital Abel Gilbert, en el suburbio de Guayaquil. Sus abogados han interpuesto una serie de recursos para evitar su traslado a una cárcel.

La otra familia implicada se apellida Adum. Alfredo y Estéfano Adum son padre e hijo. Ambos enfrentan una investigación por fraude procesal. Son acusados de participar en la fallida huida de Daniel Salcedo, quien se estrelló -cuando intentaba huir- en una avioneta propiedad de los Adum. Eso ocurrió en Tumbes, Perú.

Cinco están prófugos

Son diez los miembros de este clan, unidos por lazos familiares o de amistad. Cinco de ellos están bajo vigilancia judicial. Dos con arresto domiciliario y sendos grilletes (el expresidente y su amigo Alfredo Adum).

Estéfano Adum debe presentarse semanalmente a la Corte; Daniel Salcedo, aunque su estado de salud es óptimo, sigue en cuidados intensivos en la casa de salud mencionada y su hermano Noé, preso en Huaquillas, donde fue detenido cuando intentaba cruzar ilegalmente la frontera hacia Perú con USD 45 mil en efectivo.

Pero los otros cinco, entre ellos los tres hermanos Bucaram y Gabriela Pazmiño, están prófugos. Las fuentes judiciales creen que en Miami, Estados Unidos. Allí se hospedaban, antes que se conociera el escándalo de corrupción, en las propiedades que Daniel Salcedo tiene en esa ciudad de La Florida.

Ninguno de los procesos que impulsa la Fiscalía está en etapa de juicio. Todos aún en indagación previa o instrucción fiscal, que es la fase cuando la Fiscalía recopila pruebas para el juicio.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas