Luis Loyo movía cargos y resultados en el CNE

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

10 Ene - 0:03

Luis Loyo, durante el simulacro de las elecciones seccionales en Guayas, el 17 de marzo de 2019. - Foto: CNE

Luis Loyo movía cargos y resultados en el CNE

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

10 Ene - 0:03

La principal acusación en el juicio político contra Diana Atamaint es la falta de investigaciones en contra del exfuncionario del Consejo Nacional Electoral, quien se declaró culpable de asociación ilícita.

Luis Loyo es licenciado en Ciencias de la Educación. Fue sentenciado en 2010 a nueve años de prisión por falsificación de un documento público. Sin embargo, en 2018, llegó al Consejo Nacional Electoral (CNE) como director de capacitación, y después ascendió a director nacional de Procesos Electorales.

El caso de Loyo es una de las principales pruebas que los asambleístas Jeannine Cruz y Fernando Flores, ambos de Creo, impulsan en el juicio político contra la presidenta del CNE, Diana Atamaint.

Los legisladores la cuestionan porque el nombramiento de directores es una de sus funciones, y porque lo mantuvo en su puesto luego de varias denuncias.

Loyo ahora está detenido. Se declaró culpable del delito de asociación ilícita para realizar tráfico de influencias. Cumple una pena reducida de un año por haber aceptado los cargos en su contra.

Sin embargo, mientras él permanece detenido, surgen nuevas revelaciones sobre sus movimientos en el CNE. Cruz reveló un audio en el que habla sobre presuntas alteraciones en los escrutinios en la provincia de Manabí, durante las últimas elecciones seccionales de 2019.

Un funcionario con poder

El 19 de enero de 2019, dos meses antes de las elecciones seccionales, Luis Loyo fue nombrado director nacional de procesos electorales. Entre sus responsabilidades estaban:

  • Dirigir el plan operativo y calendario electoral a escala nacional.
  • Establecer los criterios de selección de las personas designadas como miembros de las juntas receptoras del voto.
  • Determinar las directrices para la actualización de bases de datos.
  • Gestionar y controlar el proceso electoral.
  • Gestionar acciones de contingencia.

Loyo fue designado en este puesto después de trabajar apenas dos meses en el CNE. Ingresó a la institución el 26 de noviembre de 2018 como coordinador de capacitación.

Según Jeannine Cruz, a su despacho llegaron pruebas de llamadas y mensajes de Whatsapp de que Loyo intervino en los procesos electorales.

“El día de las elecciones, telefónicamente manifestó al director provincial de Manabí proceda a paralizar el escrutinio hasta que él acuda, lo que nunca se dio pues no asistió a la Delegación”, narró Cruz.

La legisladora además presentó un audio ocurrido, supuestamente, entre Loyo y una vocal del CNE de Manabí en el que hablan de “modificaciones” sobre el cantón Tosagua, retiro de notificaciones de los casilleros y negocian el voto de la vocal.

El audio completo tiene 10 minutos y los legisladores de la Comisión de Fiscalización lo recibirán de forma reservada. “Loyo obligaba a cambiar actas, presionaba por favorecer a los jefes. Hay que preguntarse quiénes eran sus jefes”, señaló.

El exfuncionario se declaró culpable en diciembre de asociación ilícita. Entre las pruebas que la Fiscalía recabó contra él están llamadas y chats con otras cuatro personas involucradas en el proceso judicial; dos de ellas también se declararon culpables.

La red de tráfico de influencias pedía dinero para otorgar puestos públicos. Ofreció cargos en las Aduanas y en la Dirección de Aviación Civil.

Los vínculos con Estela Acero

Diana Atamaint reveló en diciembre de 2019 que Loyo ingresó por recomendación de la consejera Estela Acero -representante de Alianza PAIS en el CNE-. Dijo que es normal que los consejeros recomienden profesionales.

“Damos la posibilidad de que gente de confianza de los consejeros pueda trabajar. El señor Loyo fue recomendado por la señora Acero y eso no lo vamos a negar”, dijo Atamaint en una entrevista en Teleradio.

De hecho la relación entre Loyo y Acero data de años antes. Maura Guerra Benavides, su esposa, trabajó entre 2014 y 2017 como asistente y asesora 1 en la Asamblea Nacional, en el despacho de Acero.

Ambos aparecen en múltiples fotos en campaña electoral, con los uniformes de Alianza PAIS.

Estela Acero (der.) junto a Luis Loyo.

Estela Acero (der.) junto a Luis Loyo. 

Loyo registró un patrimonio de USD 392.620, y su esposa, de USD 440.320.

Noticias relacionadas