Paola Pabón estará detenida entre madres, niños y embarazadas

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

20 Dic - 0:03

En octubre de 2014, las internas que estaban en la Cárcel de Mujeres del Inca fueron reubicadas en la casa de confianza de Chillogallo. - Foto: Ministerio de Justicia

Paola Pabón estará detenida entre madres, niños y embarazadas

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

20 Dic - 0:03

El Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Atención Prioritaria Femenino de Quito, a donde será trasladada la prefecta Paola Pabón, fue diseñado para madres embarazadas y con niños pequeños. Pero ha ido mutando con el tiempo.

Tal como ocurrió con la Cárcel 4 para hombres, el CRS de Atención Prioritaria Femenino de Quito se está convirtiendo en la opción para recluir a mujeres relacionadas con delitos con un tinte político.

El miércoles 18 de diciembre de 2019, el Gobierno ecuatoriano accedió a trasladar a la prefecta Paola Pabón a este CRS, que también es conocido con el nombre de Casa de Confianza de Chillogallo.

Esta fue la respuesta al pedido que hizo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a través de medidas cautelares, para garantizar la seguridad de Pabón, Virgilio Hernández y Christian González.

Los tres están detenidos de manera preventiva, mientras son investigados por una presunta rebelión durante las protestas de octubre.

Pabón cumplía la medida en la Cárcel de Latacunga. Además, el gobierno se comprometió a trasladar a González del Centro del Inca hacia la Cárcel 4, donde ya está Hernández.

Esta no es la primera vez que la Casa de Confianza de Chillogallo sirve para detenciones en este tipo de casos.

Desde 2018, la exagente de Policía Diana Falcón está detenida allí. Ella es parte del proceso por el presunto secuestro del activista Fernando Balda.

En mayo de 2019, en cambio, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad (SNAI) trasladó a ese Centro a Pamela Martínez y a Laura Terán, quienes fueron detenidas por el caso “Sobornos 2012-2016”.

Centro de mínima seguridad

En 2013, el Ministerio de Justicia planteó un nuevo modelo penitenciario con la creación de cárceles regionales.

Es así que en febrero de 2014, se trasladó a 251 hombres del Penal García Moreno de Quito, al CRS de Cotopaxi, en las afueras de Latacunga.

Y el 1 de septiembre de 2014, en cambio, se mudó a casi 400 mujeres de la Cárcel del Inca a los pabellones de mujeres, también en Latacunga.

Las detenidas que estaban embarazadas y las que tenían a sus hijos con ellas, en cambio, fueron enviadas a la Casa de Confianza de Chillogallo porque la Cárcel de Latacunga no tenía las condiciones para garantizar la calidad de vida de los niños, las madres y las mujeres embarazadas.

La Casa de Confianza, en cambio, sí las tenía. En ese momento el número de detenidas no superaba las 50. Con 39 niños y seis mujeres embarazadas. Hoy su población carcelaria de ese centro es de 43 personas.

Las instalaciones cuentan con una guardería, salas comunales, gimnasios, áreas educativas, espacios abiertos y cierta flexibilidad, según se relata en el Protocolo de atención a mujeres privadas de libertad, nacionales y extranjeras, en Ecuador.

Este CRS tiene una doble función: es un centro para mujeres embarazadas o con hijos y un centro para mujeres y hombres en situación de preliberados (régimen abierto).

Ricardo Camacho, exsubsecretario de Rehabilitación Social, explica que el de Chillogallo es un CRS de mínima seguridad, ya que alberga a embarazadas y madres de niños pequeños, es decir, son personas con menor riesgo de fuga.

El mismo camino de la Cárcel 4

La Cárcel 4 empezó a funcionar en 1994. Nació para albergar a policías y militares que habían cometido delitos mientras estaban en funciones.

4

4 Google Maps

Por las celdas de la Cárcel 4 han pasado personajes como el expresidente Lucio Gutiérrez, el exvicepresidente Jorge Glas, el exministro Carlos Pareja Yannuzzelli. Luis Chiriboga, expresidente de la Ecuafútbol, entre otros.

Al igual que en la Casa de Confianza de Chillogallo, en este centro, ubicado en el norte de Quito, hay ciertas comodidades que lo diferencian de otras cárceles.

Gimnasio, talleres de actividades como carpintería, libros, son algunas de las particularidades de la Cárcel 4. Incluso, los familiares pueden llevar comida a los internos los sábados.

Su capacidad es para 64 detenidos. Hoy su población es de 51 personas. Pero ya no la habitan solo exuniformados, sino también civiles que han cometido delitos ligados a la política. En el pasado también albergó a exbanqueros.

Es decir, tanto la Cárcel 4 como el CRS de Chillogallo son la excepción frente al hacinamiento del sistema de rehabilitación social ecuatoriano.

Ambos centros están por debajo de su capacidad. Mientras que el sistema, en general, está rebasado.

Freddy Carrión, defensor del pueblo, dijo a mitad de año, cuando se desató la crisis carcelaria, que en algunos centros la sobrepoblación llega al 200%. En ese momento, las cifras de detenidos estaban así:

En la actualidad, en cambio, existen 39.608 personas privadas de la libertad. Desde la crisis, el hacinamiento bajó del 40,4% al 34,4%.

Para esto la SNAI ha aplicado dos medidas: el incremento de jueces penitenciarios y la resignación de detenidos hacia los centros que estaban subocupados.

El proceso por rebelión

Apenas el gobierno y los abogados de Paola Pabón y Christian González acordaron los traslados, el proceso se puso en marcha.

La misma noche del miércoles 19 de diciembre, González fue llevado a la Cárcel 4, donde ya acompaña a Virgilio Hernández.

En el caso de Pabón, en cambio, estaba previsto que llegara a la Casa de Confianza de Chillogallo ayer, jueves 19 de diciembre, pasadas las 18:00.

Ayer, los tres procesados asistieron a la continuación de una diligencia en la Unidad de Criminalística.

Hoy, viernes 20 de diciembre, continuarán las audiencias. A las 08:00 acudirá a la Fiscalía de Pichincha Juan Paredes, un cantautor chileno que también fue detenido luego de las violentas protestas de octubre.

A las 15:00, en cambio, fue citado Alexandro Tonello, viceprepecto de Pichincha, quien está reemplazando a Paola Pabón en el cargo.

Las defensas de los tres aguardan la audiencia de revocatoria de la prisión preventiva que ellos solicitaron, luego de conseguir las medidas cautelares de la CIDH. La diligencia será el 24 de diciembre a las 10:00.

Noticias relacionadas