Petro y Márquez toman el poder y marcan un hito en Colombia

Política

Autor:

EFE

Actualizada:

7 Ago 2022 - 17:11

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, con la espada de Bolívar en una urna a la derecha, pronuncia su discurso de investidura, el 7 de agosto de 2022. - Foto: EFE

Petro y Márquez toman el poder y marcan un hito en Colombia

Autor:

EFE

Actualizada:

7 Ago 2022 - 17:11

Gustavo Petro y Francia Márquez fueron posesionados como Presidente y Vicepresidenta de Colombia, son los primeros representantes de la izquierda en llegar al poder.

El izquierdista Gustavo Petro juró este domingo, 7 de agosto, como Presidente de Colombia, ante una multitud que lo ovacionó en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Es el primero en llegar al cargo en representación de las izquierdas y movimientos sociales.

“Prometo a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia”, dijo el Mandatario al juramentar ante su aliado y presidente del Congreso, Roy Barreras.

Petro fue investido por la senadora María José Pizarro, hija de Carlos Pizarro, quien fue compañero de Petro en la guerrilla del M-19. Pizarro cayó asesinado en 1990 cuando era candidato presidencial y la intención de voto le daba un 60%.

Tras ser investido, Barreras le puso en la solapa una “paloma de la paz”, que simboliza una de las principales promesas del nuevo gobierno: conseguir la “paz total” en Colombia.

“La vidas salvadas serán nuestro principal indicador de éxito y la seguridad se mide en vidas”, dijo Petro.

En seguida, Petro invistió a Francia Márquez como Vicepresidenta, la primera afrocolombiana en el segundo cargo más importante del Estado colombiano.

Además, procede de Suárez, en el departamento del Cauca, una zona duramente golpeada por el conflicto armado.

Ella fue una víctima del conflicto, que tuvo que desplazarse de su comunidad con sus hijos por amenazas. También sufrió en 2019 un atentado, cuando estaba con líderes indígenas preparando un diálogo con el Gobierno.

El lío por la espada de Bolívar

Como primer acto de su Gobierno, el presidente Petro ordenó que la espada del libertador Simón Bolívar, un símbolo de su lucha guerrillera y luego política, se lleve a la tarima donde tiene lugar la ceremonia de investidura.

“Como presidente de Colombia, solicito a la Casa Militar traer la espada de Bolívar, una orden del mandato popular de este mandatario”, afirmó Petro.

El robo de la espada de Bolívar fue el primer acto de la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), que la sustrajo el 17 de enero de 1974 de la Quinta de Bolívar, una casa museo en el centro de Bogotá donde estaba en exhibición.

La pieza fue devuelta por el M-19 al gobierno del entonces presidente Virgilio Barco, con ocasión de su desmovilización, tras firmar un acuerdo de paz en 1990. Desde ese momento, la espada permanecía en una urna de vidrio en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Para Petro, que en su juventud militó en el M-19, la espada tiene un gran valor simbólico, y por eso quería que estuviera en su acto de investidura, pero el gobierno de su ahora antecesor, Iván Duque, no se lo permitió.

La administración de Duque exigió pólizas para mover la espada, que según el equipo de Petro, se cumplieron, pero el sábado “a última hora, al finalizar la tarde, Duque dio la orden de que la espada de Bolívar no sale”.

Petro, nada más jurar como Presidente, ordenó que la espada sea llevada a la tarima donde se realizó la investidura. El presidente del Congreso suspendió la ceremonia momentáneamente, para retomarla cuando llegó el objeto histórico.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas