Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

9 Oct - 18:16

Indígenas reunidos en el parque de El Arbolito, la tarde del 9 de octubre del 2019. - Foto: PRIMICIAS

El diálogo entre organizaciones sociales y gobierno no rinde frutos

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

10 Oct - 9:46

Delegados del Ejecutivo hablan de “primeras conversaciones”, mientras que los indígenas y los sectores sindicales dicen que no dialogarán hasta que se derogue el decreto 883. Las manifestaciones se mantuvieron en Quito hasta horas de la noche.

Los acercamientos con los indígenas y los sectores sociales para deponer la huelga nacional no se concretan.

Con la mediación de las Naciones Unidas y la Iglesia, el Ejecutivo y los manifestantes buscaron un punto en común que ayududara a suspender las medidas de hecho.

El pedido principal de las organizaciones sociales es la derogación del decreto ejecutivo 883, que eliminó el subsidio a la gasolina extra y el diésel.

La jornada de protestas comenzó a las 08:00 con la movilización de las centrales sindicales reunidas en el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y se extendió hasta pasadas las 19:00, en medio de enfrentamientos con la fuerza pública. 

Mientras las manifestaciones se desarrollaban, el presidente Lenín Moreno, a su llegada a Quito, dijo que “augura” que el conflicto va a solucionarse pronto.

Horas más tarde, el secretario general de la Presidencia, José Agusto, dijo que se trata de unas “primeras conversaciones” con la Conaie, Ecuarunari, FUT y otras organizaciones sociales.

La delegación de las Naciones Unidas en Ecuador informó que hasta el momento hay “reuniones preliminares, no negociaciones” con las organizaciones.

Los representantes de los sectores sociales, sin embargo, reniegan de este diálogo.

Por un lado, los trabajadores dicen que no habrá conversaciones hasta que se derogue el decreto ejecutivo 883. Nelson Erazo, presidente del Frente Popular, una de las organizaciones del FUT, dijo que no se han reunido con nadie del gobierno y que seguirán manifestándose.

Del lado de los indígenas tampoco hay tregua. Los acuerdos con el gobierno para la jornada del 9 de octubre se centraron en la marcha de ese día hacia el Centro Histórico.

Sin embargo, los indígenas regresaron al parque de El Arbolito y un grupo de ellos buscó volver a acercarse a Carondelet.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, le dijo a PRIMICIAS que se mantienen en su petición de la derogatoria del decreto ejecutivo 883 y que no hay un acuerdo con el Gobierno. Rechazó sobre todo la “represión” de la fuerza pública, que disparó gases lacrimógenos en El Arbolito mientras la gente estaba comiendo.

“Nos están provocando y a nuestra gente. Condenamos estos actos. Nos quiere destruir el Gobierno; la estrategia es tratar de dividirnos. Y si mañana tenemos que acostarnos toda la calle y quedarnos aquí dormidos, lo haremos. La gente está caminando a los albergues y comienzan a reprimirnos”

Jaime Vargas, presidente de la Conaie

Una jornada de casi 12 horas de manifestaciones

La manifestación de los sindicalistas y otras organizaciones sociales se mantuvo desde la mañana del 9 de octubre de 2019.

A las 08:00 salió la marcha del FUT, que llegó hasta la Plaza del Teatro. Allí se concentró el principal foco de violencia de la jornada, sobre la calle Manabí, entre Venezuela y Guayaquil.

La marcha de los indígenas salió alrededor de las 11:00 del parque de El Arbolito, dio la vuelta en el Centro Histórico y regresó a su punto de partida.

El blindaje de la Policía y Fuerzas Armadas no permitió que los manifestantes lleguen a la Plaza Grande, donde se encuentra el Palacio de Carondelet.

Noticias relacionadas