Contralor subrogante: “Se ha satanizado el desvanecimiento de glosas”

Política

Autor:

Ivonne Gaibor

Actualizada:

9 Jul 2021 - 0:04

Carlos Riofrío González, contralor general subrogante. Quito, 8 de julio de 2021. - Foto: Primicias

Contralor subrogante: “Se ha satanizado el desvanecimiento de glosas”

Autor:

Ivonne Gaibor

Actualizada:

9 Jul 2021 - 12:21

Carlos Riofrío González es el nuevo titular de la Contraloría. Y, aunque su nombramiento ha sido cuestionado, él defiende la legalidad de su cargo así como el trabajo de control que realiza la institución.

Carlos Riofrío González está, desde hace 14 días, a cargo de la Contraloría General del Estado. La entidad ha sido golpeada por los escándalos de corrupción que involucran a sus dos últimos titulares: Carlos Pólit y Pablo Celi.

Pero, el nombramiento de Riofrío también está envuelto en polémica: él fue designado por Celi como subcontralor. Celi firmó la acción de personal desde prisión, pocos días antes de renunciar a su cargo, con lo que Riofrío se convirtió en la máxima autoridad.

Ahora mismo, la Asamblea y el Consejo de Participación Ciudadana analizan un mecanismo para elegir el titular de la Contraloría. El escenario más probable parece ser que Riofrío se mantendrá en el puesto, mientras se realiza el concurso de méritos y oposición.

Riofrío, en diálogo con PRIMICIAS, asegura que no se aferra al cargo y pide una tregua a los sectores sociales y políticos para poder trabajar.

Existe la duda de si el excontralor, con licencia y durante sus vacaciones, podía nombrarlo subcontralor ¿su nombramiento es legal?

No existe norma legal que hubiese impedido al excontralor Pablo Celi cumplir sus funciones mientras tenía una medida cautelar. Estaba privado de libertad, pero no existe norma legal que impida que él, en funciones, pueda cumplir con el nombramiento de subcontralor y subrogar el despacho de contralor.

Pero, estaba con licencia luego de vacaciones


La licencia de Celi terminó el 24…

Y el 25 solicita vacaciones y suscribe los actos administrativos, mientras estaba en funciones.

Hay legisladores que anunciaron que solicitarán información sobre su carrera para que saber si usted es la persona idónea para el cargo.

Estoy abierto a que hagan cualquier investigación. Sin ninguna vanidad tengo que decir que soy un servidor con 30 años de carrera, con una hoja de vida limpia, con experiencia y conocimiento de cómo funciona los procesos en la Contraloría. No veo inconveniente que ellos revisen o verifiquen.

Pero, eso no tiene nada que ver con el acto administrativo legal de mi nombramiento.

En aplicación del artículo 33 de la Ley Orgánica de la Contraloría, por ausencia temporal o definitiva del Contralor quien le subroga es el subcontralor general. En este caso, con el nombramiento legal que tengo como subcontralor, yo accedo al puesto de Contralor General subrogante por la renuncia de Pablo Celi.

Todo el procedimiento es legal, están suscritos los documentos que corresponden.

Estará en el cargo, posiblemente, unos seis meses mientras se realiza el concurso de méritos, ¿cuáles son sus prioridades?

He solicitado a los sectores sociales y políticos una tregua. La institución no puede parar y, lamentablemente con los criterios que se emiten todos los días, lo único que se está haciendo es afectando el funcionamiento de la institución.

Todos los días seguimos despachando. Es necesario que exista un contralor, que soy yo, tenemos en ejecución 1103 acciones de control a escala nacional y es no puede parar. Se necesita de la autoridad para que esos informes sean aprobados y se siga el proceso correspondiente en caso de responsabilidades.

¿Qué nivel de confianza puede existir en la Contraloría después de los escándalos de los dos últimos titulares?

Nosotros hemos dicho que, cualquier duda que exista respecto al procedimiento en la Contraloría, estamos abiertos para que vengan, nos visiten y nosotros poder explicarles.

Los casos que se están investigando todavía están judicializados, no existe una sentencia, no podemos decir que se haya comprobado. Lamentablemente, en muchos casos, comentarios no fundamentados han hecho daño a la institución y a los servidores.

Si bien los casos se investigan en el ámbito penal ¿no cabe una acción administrativa? Una de las denuncias es que un auditor solicitó dinero y hasta se mencionan tarifas.


¿Pero entonces se están tomando medidas?

Sí, se está haciendo una verificación de control de todos los procesos tanto en la parte de auditoría como en los procesos de juzgamiento.

¿Han hecho algún tipo de coordinación con la Fiscalía?

Toda la información que ha solicitado la Fiscalía, en torno a estos casos, la hemos entregado. Al día de hoy todo está despachado. Al interior de la entidad seguimos haciendo los controles y, en el caso de que surgiera alguna situación, seremos los primeros en comunicar a la Fiscalía.

Tres casos que han surgido de la investigación fiscal tienen que ver con el desvanecimiento de glosas a NoLimit, Claro y CAMC Engineering Co ¿Se pueden reabrir esos procesos en la Contraloría?

En el caso de Claro se han entregado a la Fiscalía todos los expedientes, alrededor de 11.000 hojas que están en investigación.


El problema es que parece que hubo una orden superior para cambiar informes.

Eso está en el plano judicial, tendrán que comprobar esas sospechas. Es un trámite normal que se realiza.

En el tema de los USD 800 millones que constan como desvanecidos (en glosas), he solicitado que se depure para informar el total sustentado en resoluciones.

De las 1.103 acciones de control que están realizando cuáles son las prioritarias

Todas son importantes. Estamos interviniendo en Petroecuador, en al área de salud, Electrificación y obras a escala nacional.

La exsubcontralora Valentina Zárate dijo que se perdió documentación en el incendio de la Contraloría ¿Qué información se perdió?

Se ha hecho un trabajo increíble con personal técnico de la Unidad de Responsabilidad que ha tenido que recabar toda la información que se recuperó del incendio y han armado, hoja por hoja, cada uno de los expedientes, han pedido la reposición de lo que correspondía y, en unas dos semanas más estará concluido el tema: en un 80%, si no es más, se recuperó de la documentación.

Se volvió a archivar y se digitalizó toda la información. Es un trabajo que hemos hecho desde mayo de 2020, incluso en pandemia. Fue un equipo de 30 personas que se encargó de revisar lo que quedaba, es un trabajo de hormiga, de hoja por hoja.

Ha habido información que se ha perdido, sí. Pero, no es la básica, la elemental para que yo pueda establecer una resolución de responsabilidades.

¿La información que se perdió no afecta las investigaciones?

No, de ninguna manera. Es, básicamente, la información que entregaron los auditados para justificar la responsabilidad. Mucha de esa información se ha recabado, se les ha pedido nuevamente. Algunos no han presentado nada, pero en las instancias correspondientes tendrán que presentar. En el proceso de control, el auditado tiene varias instancias en las que tendrá que presentar la documentación


También le puede interesar:

Noticias relacionadas