Policía dispersó con gas lacrimógeno manifestación en Quito

Política

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

22 Oct 2020 - 19:15

Manifestante en una de las barreras de acceso al Centro Histórico, 22 de octubre de 2020 - Foto: EFE

Policía dispersó con gas lacrimógeno manifestación en Quito

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

22 Oct 2020 - 20:08

En Quito, los manifestantes se convocaron desde las 16:00 en el parque El Ejido. Desde allí se movilizaron hacia el Centro Histórico donde se reforzaron las medidas de seguridad.

Nota actualizada a las 19:20, del 22 de octubre de 2020.

La convocatoria fue hecha por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), así como algunos pequeños colectivos indígenas, a título individual, en el marco de una serie de actos que son parte del denominado «Octubre rebelde».

Se trata de una forma de conmemorar el primer aniversario de las violentas protestas de octubre de 2019, en las que decenas de miles de personas salieron a las calles tras un decreto presidencial que eliminaba el subsidio a las gasolinas.

En Quito, a las 16:00 (hora de la convocatoria) pocos manifestantes se concentraron en el sector del parque El Ejido, «en defensa del empleo, la educación, la salud y la seguridad social».

30 minutos después empezó la caminata hacia la Plaza Santo Domingo, en el Centro Histórico de la capital.

En horas de la mañana, el FUT había garantizado que su protesta sería pacífica. Las autoridades del Gobierno, de todas formas, reforzaron la presencia de policías y militares ante la posibilidad de acciones violentas durante las manifestaciones.

La Policía anunció que 47.000 agentes participarán en el operativo a escala nacional. En Quito, además, fueron movilizados 2.600 agentes municipales.

El pedido del alcalde

El temor a una protesta descontrolada llevó al alcalde de Quito, Jorge Yunda, a pedir que cualquier tipo de manifestación se celebre en términos pacíficos.

«Nadie tiene el derecho de irrespetar nuestra convivencia armónica, peor aún el patrimonio de la humanidad».

Jorge Yunda

El alcalde, además, ordenó la activación del Comité de Operaciones de Emergencia de la ciudad, para evitar eventuales actos de vandalismo o agresiones durante las protestas.

Yunda hizo un llamamiento a los sindicatos para velar por el orden y la respetuosa convivencia y conminó a «cuidar los bienes públicos y privados» de la ciudad.

De igual forma, las fuentes de agua fueron resguardadas para que los servicios básicos operen con normalidad, al igual que el transporte público que funcionará en horario habitual.

27 vías de la ciudad fueron cerradas al tránsito, entre ellas los accesos al Palacio de Carondelet, la Contraloría y la Fiscalía.

Primeros incidentes

Pese a que el operativo policial se dispuso para que los manifestantes no ingresen al Centro Histórico de Quito, cerca de las 18:00 finalmente la marcha logró acceder al casco colonial.

Justamente en esta zona se dieron los primeros enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía Nacional.

Primero, ocurrieron en la esquina de las calles Esmeraldas y Guayaquil, en el acceso norte del Centro. En ese lugar varios manifestantes tomaron y lanzaron las vallas metálicas ubicadas por la fuerza pública.

Además, otro enfrentamiento tuvo lugar en la Plaza de Santo Domingo, más al sur de la urbe, que fue tomada momentáneamente por la protesta. La Policía retomó el control del lugar a través del lanzamiento de gas lacrimógeno.

Fin de la marcha

La carga policial se produjo, relató la agencia EFE, después de que participantes en la concentración arrojaran objetos contra fuerzas de seguridad apostadas en una de las intersecciones situadas a pocos metros del Palacio de Carondelet.

Policías motorizados irrumpieron en la plaza y dispersaron a decenas de manifestantes al tiempo que un helicóptero sobrevolaba la zona apoyando la operación desde el aire.

Al menos 2.000 manifestantes secundaron la convocatoria del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), en protesta por la situación de crisis económica agudizada por la pandemia en Ecuador, los desempleados que ha provocado y el rechazo a las condiciones pactadas por el Ejecutivo con el FMI.

Al grito de, «ahí están esos son, los que defienden la corrupción», «vamos pueblo, el pueblo no se ahueva», o «abajo el Morenato, abajo el FMI», la marcha partió del parque El Ejido y había transcurrido de forma pacífica hasta llegar al casco histórico, con la pretensión de llegar lo más cerca posible a la sede presidencial, fuertemente blindada para la ocasión.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas