Varela recibe el mando policial en un momento de inseguridad y violencia

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

25 Mar 2021 - 0:04

Tannya Varela posa para las cámaras en el evento de su posesión como Comandante General de la Policía, el 24 de marzo de 2021. - Foto: Daniel Molineros / API

Varela recibe el mando policial en un momento de inseguridad y violencia

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

25 Mar 2021 - 0:04

Justo un mes después de la peor masacre carcelaria del país, Tannya Varela asume el máximo mando policial. Esto coincide también con el arranque de año más violento del último lustro.

Su objetivo como Comandante General de la Policía Nacional es corto, pero complicado de cumplir: “mejorar los niveles de seguridad en el país“. Así resumió Varela lo que busca con su gestión durante su primera entrevista.

La oficial fue posesionada el 24 de marzo de 2021, por parte del presidente Lenín Moreno, como la nueva jefa policial del país. Su nombramiento tiene un ingrediente especial. Es la primera mujer en alcanzar el rango más alto en la institución policial.

Sin embargo, su gestión -al menos de manera preliminar- no pinta fácil. Tendrá que luchar contra un incremento de violencia, delincuencia y narcotráfico. Además de lidiar con menos presupuesto, debido a la crisis que atraviesa el país.

El panorama se complica más con el tiempo con el que dispondrá para ejecutar su plan. Su nombramiento ocurre a dos meses del cambio de Gobierno. Y será decisión del nuevo Presidente de la República y de su Ministro de Gobierno si la ratifican o la relevan.

Más delincuencia y violencia

El primer problema que deberá enfrentar Varela es el crimen organizado asociado, principalmente, al narcotráfico.

Entre enero y febrero de 2021, la Policía Nacional decomisó 22.629 kilos de narcóticos. Esta cantidad es un 35,36% más que lo decomisado en los mismos meses de 2020.

La guerra de bandas que buscan el control de las economías criminales se refleja en las cifras de violencia, tanto en las calles como en las prisiones. El 23 de febrero de 2021, en cuatro cárceles del país, fueron asesinados 79 detenidos.

La Policía todavía no ha logrado establecer las causas del hecho.

En las calles la situación no es tan diferente. Entre enero y febrero se registraron 338 muertes violentas, lo que convierte a los dos primeros meses de 2021 como el inicio de año más violento del último lustro.

Según la Policía, el 70% de estas muertes violentas responde a la violencia criminal, es decir, a la guerra de bandas.

En una entrevista con Teleamazonas, Varela dijo que para contrarrestar estos hechos harán énfasis en las provincias más conflictivas del país.

  • Guayas
  • Los Ríos
  • Manabí
  • El Oro
  • Esmeraldas

Una de las estrategias será tener más policías en las calles. Para esto, entre otras cosas, Varela plantea reducir el personal administrativo y reubicarlo en acciones operativas.

Una oficial con experiencia en zonas conflictivas

Tannya Varela ostenta el rango de General Inspector. Uno de los más altos en la disciplina policial. Sus ascensos los ha alcanzado con base en los buenos resultados en sus diferentes servicios.

Ella ingresó formalmente a la Policía Nacional en 1984, como cadete de la Escuela Superior. Tres años y con 20 años de edad fue asignada a su primer trabajo incorporándose al Grupo de Tránsito de Pichincha.

Nueve años después y con un poco más de experiencia, en 1996 Varela llegó a Guayaquil. En esa ciudad, una de las más complicadas del país en términos de delincuencia, desarrolló la mayor parte de su carrera.

Tannya Varela (izq.) durante una formación con una patrulla policial, en Guayaquil, en 2014.

Tannya Varela (izq.) durante una formación con una patrulla policial, en Guayaquil, en 2014. 

Fue asistente en el Comando Guayas, jefa de la Georreferenciación del Delito, directora de la Escuela de Formación Femenina de Guayaquil, jefa provincial de Migración, directora del Hospital de Policía, comandante del Distrito Centro y de la Subzona Guayas.

En su paso por esa provincia se destacó por la lucha contra el microtráfico y la violencia de género que impulsó. Además, junto con otros tres agentes, creó el Departamento de Violencia Intrafamiliar de la Policía.

Noticias relacionadas