Ximena Bohórquez: No todo lo de antes fue malo

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

19 Dic 2020 - 0:04

Ximena Bohórquez: No todo lo de antes fue malo

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

24 Dic 2020 - 12:08

La lista de asambleístas nacionales del Partido Sociedad Patriótica está encabezada por Ximena Bohórquez. Es la esposa del expresidente y candidato Lucio Gutiérrez, y también fue asambleísta constituyente en 2008.

La lista planteada por el Partido Sociedad Patriótica (PSP) para asambleístas nacionales está encabezada por Ximena Bohórquez, esposa de Lucio Gutiérrez, el expresidente que busca la reelección en estos comicios. Ella fue asambleísta constituyente en 2009.

En entrevista con PRIMICIAS, la exlegisladora cuenta cuáles son las principales propuestas de la lista 3 para su trabajo en el Legislativo, en caso de que obtengan curules el próximo 7 de febrero.

¿Cuáles son las principales propuestas legislativas del PSP?

En 2008, como asambleísta constituyente, formando parte del régimen de transición llamado Congresillo, junto a otro compañero asambleísta, Trajano Andrade, propusimos la Ley de Extinción de Dominio. No tuvimos los votos ni siquiera en la mesa. Han pasado 12 años, y hasta la fecha no contamos con este instrumento legal, poderoso, para un combate real a la corrupción. La primera prioridad es esa: tener la Ley de Extinción de Dominio.

Si la Asamblea lograra aprobar esta propuesta en las próximas semanas, es complementaria a ella la Ley de Justificación y Confiscación de Bienes, propuesta única del PSP. Esta herramienta jurídica obligará a las personas que ocupen la función pública, por designación o por voto popular, que lleguen a hacer su trabajo en bienestar del pueblo y no a amasar fortunas.

Habrá una instancia que mida cuál es el patrimonio de los funcionarios públicos, durante su ejercicio y posterior, hasta 2 años después de haber terminado su ejercicio. Si no hay justificación, deberá ser confiscado porque se entiende que provino de un dinero ilícito.

¿Cómo ven las reformas pendientes, como la de la seguridad social?

En el tema de seguridad social, el IESS, el Issfa y el Isspol, la reforma debe encaminarse a que sean instituciones técnicas, comenzando por el directorio, donde no debe haber representación del Ejecutivo ni de otras funciones del Estado.

Los directorios deben estar conformados por personas que tengan el aval y el conocimiento en finanzas, inversiones, estudios actuariales, para que vayan a cumplir con la sagrada tarea de administrar el dinero de sus afiliados.

Lo que pasó en el Isspol es que encargaron a varios generales que no conocen de la administración de fondos públicos y terminan botando al tacho de la basura el dinero, trabajo de toda una vida de quienes pertenecen a la Policía.

La fiscalización no ha sido eficiente ni oportuna ¿qué propuestas tienen?

La fiscalización es la columna vertebral del Legislativo, que no está solo ahí para expedir, derogar y reformar leyes. Aquí interviene una representación legítima, con asambleístas que se identifiquen con el sentir y las necesidades del pueblo, para que vayan a hacer esa pesquisa, investigación y auditoría en las diferentes carteras y ministerios, para que no haya desvío de fondos.

Esto debe estar atado a la labor de la Contraloría. Es fundamental regresar a lo que había antes. No todo lo de antes fue malo. Dentro de la tarea de la Contraloría debe existir el informe preliminar a la adquisición de bienes o ejecución de proyectos, para prevenir el atraco.

Hay que implementar también lo que muchos países del primer mundo tienen: el blockchain. Es un sistema informático con inteligencia artificial que cuenta con todos los datos pormenorizados y precios de cada elemento y herramientas para las diferentes obras en las compras públicas. Esto permitirá que no haya el imperio de la coima, la concusión y el cohecho.

¿Cómo recuperarán la imagen debilitada del Legislativo?

Yo no creo que haya el 2% de aceptación de la actual Asamblea, creo que es menos. En ese poder del Estado deben estar asambleístas que rescaten principios, valores, moral y ética. Eso es lo que debe estar en unión indivisible con el ejercicio de la política. De lo contrario, se convierte en un antro, donde van a feriarse los contratos, las preventas y los privilegios.

En la escala de prioridades lo que debe primar es ser un espejo limpio ante la población. Ejecutar y aplicar de manera consuetudinaria estos principios, que son eternos.

¿Cómo borrar la mancha de corrupción que pesa sobre la Asamblea?

Más se educa a través del ejemplo. Lo que hemos hecho durante toda nuestra vida debe convertirse en un ejercicio permanente en del Legislativo.

El momento en que apliquemos en todos nuestros actos de nuestra vida esta honradez acrisolada, créame que de forma casi simultánea se añaden muchas virtudes. Esto demostrará a la población que sí es posible tener un Legislativo conformado por gente que honra la palabra y sabe respetar los sagrados intereses del pueblo. Por quienes seríamos los que inauguremos una ola de decencia y honestidad en la primera función del Estado.

Si el PSP consigue una bancada ¿brindarán 100 días de ‘cortesía’ al Gobierno que gane?

Sociedad Patriótica, con el número de asambleístas que obtenga, siempre estará apoyando lo que se merece apoyar para enrumbar al Ecuador a mejores destinos. Pero, nunca vamos a socapar el robo, el dispendio de recursos, y la dilapidación del dinero que en esta época escasea muchísimo.

Es increíble que veamos cómo sale a la luz los contratos con sobreprecio, enriquecimiento ilícito. Con eso no cuenten. La bancada de Sociedad Patriótica ya ha demostrado históricamente que jamás ha estado cogobernando, ni el anterior gobierno ni con el actual.

¿El partido está capacitando a sus candidatos sobre procedimiento legislativo y las funciones del parlamento?

Sociedad Patriótica tiene el centro de capacitación Eugenio Espejo. Este es el encargado de adiestrar a quienes formamos la lista 3, en nuestro proyecto político para 2021 y en la tarea legislativa.

Ir al Legislativo significa también tratar de lograr mínimos entendimientos con otras bancadas, con asambleístas, inclusive independientes. Muchos no coincidirán con nuestros criterios y conceptos, pero esa es la labor: parlar, por eso somos parlamentarios. Tenemos que llegar a mínimos acuerdos para empujar un proyecto nacional.

Mire la entrevista completa aquí:


También le puede interesar:

Noticias relacionadas