Martes, 28 de mayo de 2024

El PSC pasó de la algarabía al silencio en Guayaquil

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

6 Feb 2023 - 10:38

Ni Jaime Nebot o Cynthia Viteri se han pronunciado sobre los resultados de las seccionales en Guayaquil. Solo el vicealcalde, Josué Sánchez, reconoció el virtual triunfo de Aquiles Álvarez.

Autor: Juan Manuel Yépez

Actualizada:

6 Feb 2023 - 10:38

La militancia del PSC se concentró en el Centro de Convenciones de Guayaquil para esperar los resultados de las elecciones seccionales. - Foto: PRIMICIAS

Ni Jaime Nebot o Cynthia Viteri se han pronunciado sobre los resultados de las seccionales en Guayaquil. Solo el vicealcalde, Josué Sánchez, reconoció el virtual triunfo de Aquiles Álvarez.

El correísmo detuvo la euforia socialcristiana, reunida en el Centro de Convenciones de Guayaquil para esperar los resultados electorales de las seccionales de 2023.

Y es que el escrutinio de actas comenzó de forma adversa para un partido acostumbrado a arrasar en las urnas, jugando de local.

La primera en llegar al sitio, en el norte de la ciudad, fue la prefecta de Guayas, Susana González, quien se tomó el salón C desde las 15:00 para recibir a la prensa.

En el pasillo principal, los concejales Jorge Rodríguez y Úrsula Strenge conversaban con la militancia, junto al aspirante al Concejo, Carlos Julio Gurumendi.

Pero las sonrisas desaparecieron después de las 17:00 del domingo, cuando ocurrió lo que menos esperaban.

La ventaja correísta al inicio del conteo de votos puso a correr a los asesores, que iban de una sala a otra, verificando las cifras que tenían nerviosos a todos los presentes.

Y no era para menos, ya que más de 30 años al frente de la Alcaldía de Guayaquil estaban a punto de terminar.

Hasta Segundo Salvador Sarmiento, el popular 'Sarmiento es pueblo', se apoyó absorto a la pared del hall, cuando supo que el candidato de la Revolución Ciudadana, Aquiles Álvarez, relegaba a la alcaldesa Cynthia Viteri en el conteo inicial.

Cerca de las 19:00, el líder del PSC, Jaime Nebot, llegó en silencio y se atrincheró en una sala VIP, acompañado de sus colaboradores, entre ellos el exgerente de la Agencia de Tránsito Municipal, Andrés Roche, mientras Viteri ocupaba otro salón con su grupo de trabajo.

La tensión se sentía en cada rincón del Centro de Convenciones, donde se suspendió hasta la transmisión de los noticiarios, que copaban las pantallas gigantes.

Pero tranquilos, repetía el aspirante a concejal, Xavier Acaiturri, porque a las 20:30 aún no llegaban ni al 5% de las actas escrutadas.

Sin embargo, la mañana de este 6 de febrero y con más del 90% de actas procesadas, la situación no ha variado.

Y fue el mismo Acaiturri el primero en reconocer el eventual triunfo del correísmo. Desde su cuenta de Twitter, felicitó a Aquiles Álvarez.

Luego de Acaiturri, quien resultaría electo como concejal de Guayaquil, llegó el turno del vicealcalde Josué Sánchez.

"La voluntad de Guayaquil debe ser respetada", dijo Sánchez.

Festejos sin ganadores 

El viceprefecto de Guayas, José 'Coco' Yúnez, deambulaba por el salón con los ojos hinchados, aun con la esperanza que los resultados cambiaran, pero la situación ya era irreversible.

Algunos directivos municipales, que habían llegado con sus mejores galas para el festejo, iban desapareciendo del lugar, huyendo de aquel "terremoto político de más de 10 grados".

En un intento por dispersar el estrés, el disc-jockey activó la salsa choque 'La alcaldía de la gente', pero esta vez no hubo alcaldesa que 'tirara un paso'. Le siguió el tema 'Despechá', de Rosalía, que no tuvo la acogida de los presentes.

Por eso optaron por la barra "Cynthia, reelección" matizada con otro "Cynthia, alcaldesa, Cynthia ya ganó". Pero Viteri no apareció para agradecer el gesto y salió escoltada del recinto para que no los periodistas no la abordaran.

Mientras que Nebot esperó a que no hubiera rastros de periodistas para abandonar el salón vacío y sin tarima.

Nadie quiso hacerse cargo de la derrota, salvo Susana González, que apareció en el sitio y fue recibida con aplausos por sus colaboradores. Era casi la medianoche y llovía en Guayaquil.