Martes, 27 de febrero de 2024

Anillo vial de Quevedo: Choneros y Lobos migran al secuestro contra particulares

Autor:

Alexander García

Actualizada:

9 Dic 2023 - 6:00

La Policía de Los Ríos dice haber reducido en 80% los ataques y robos contra transportistas de carga y buses interprovinciales en ejes viales de Quevedo. Pero en el último mes se registran al menos tres casos de secuestro contra ocupantes de vehículos particulares.

El anillo vial de Quevedo consta de cerca de 40 kilómetros, una vía desolada de Los Ríos y propicia para asaltos y ataques armados.

Autor: Alexander García

Actualizada:

9 Dic 2023 - 6:00

El anillo vial de Quevedo consta de cerca de 40 kilómetros, una vía desolada de Los Ríos y propicia para asaltos y ataques armados. - Foto: MTOP

La Policía de Los Ríos dice haber reducido en 80% los ataques y robos contra transportistas de carga y buses interprovinciales en ejes viales de Quevedo. Pero en el último mes se registran al menos tres casos de secuestro contra ocupantes de vehículos particulares.

El más reciente intento de secuestro en el anillo vial de Quevedo (Los Ríos) se registró la noche del 7 de diciembre, contra un funcionario municipal. La Policía Judicial impidió el plagio en el ingreso al recinto San Carlos, enfrentándose a disparos con siete asaltantes. 

La víctima circulaba en un auto particular cuando lo interceptaron en otro vehículo. El tiroteo dejó seis detenidos en flagrancia por intento de robo y secuestro (cinco presuntos delincuentes heridos) y un adolescente aislado, además de dos armas de fuego incautadas. 

El hecho se registró a las 19:30, horas después del asalto y plagio a dos policías (secuestrados por dos horas) en otro eje vial de la zona, entre el cantón Buena Fe (Los Ríos) y El Empalme (Guayas). La camioneta gris en la que circulaban los agentes resultó incinerada.

A través de convoyes policiales con los que se acompaña en caravana a los transportistas, la Policía dice haber reducido hasta en 80% los ataques armados y robos contra el transporte de carga y buses interprovinciales, desde hace mes y medio, en el anillo vial de Quevedo.

Pero en el último mes se registran al menos tres casos de secuestros contra ocupantes de vehículos particulares. Es decir, los miembros de las bandas criminales Choneros y Lobos parecen también estar reajustando sus operaciones y migrando de modalidad en el sector. 

“El anillo vial de Quevedo cuenta con más de 30 kilómetros sin señal telefónica, sin señalética ni iluminación. Tiene vías de escape, es el escenario ideal para los delincuentes”.

Alex Ayala, presidente Cámara de Transporte Pesado de Ecuador.

El paso lateral o “bypass” de Quevedo se erige como el eje vial más peligroso del país. Son casi 40 kilómetros de vías de doble calzada. El tramo dos -el más problemático- se extiende por 26 kilómetros entre el norte de la ciudad y la parroquia de San Carlos, sur.

Ataques en el anillo vial de Quevedo 

Se trata de un corredor que presta “todas las facilidades para delinquir”, denuncian los transportistas, y donde los grupos de delincuencia organizada están mejor dotados (con fusiles) que los policías. Los conductores de carga de exportación suelen ser secuestrados.

La Corporación de Gremios Exportadores del Ecuador (Cordex) contabiliza 600 incidentes delictivos en lo que va del año, más de 30 muertes y decenas de heridos. Y pide cambios legales para que la seguridad privada pueda portar armas de largo alcance (fusiles).

El coronel William Calle, nuevo comandante de Policía de la Subzona Los Ríos, dice que desde octubre mantiene reuniones con transportistas y que se han creado chats entre policías y conductores para coordinar el acompañamiento policial a las caravanas de camiones

En ese lapso se han desarticulado cinco grupos dedicados a extorsionar y secuestrar a transportistas. Se trata de jóvenes de 18 a 20 años, en su mayoría, que según sus antecedentes penales migran de delitos comunes a acciones más graves, dice el oficial. 

Los convoyes tenían previsto salir cada hora con vehículos policiales al frente y detrás de las caravanas, pero partiendo con mayor periodicidad. 

Se han destinado 40 uniformados de día y 100 de noche a lo largo del bypass de Quevedo, para los cerca de 40 kilómetros que se cubren en una media hora. 

Calle asegura que a través de los convoyes se ha logrado reducir los ataques a transportistas hasta en un 80%. Pero reconoce la persistencia de casos. Entre las nuevas estrategias está desplegar personal de inteligencia en la zona para anticiparse a los actos delictivos.

Dos sujetos, pertenecientes a la banda Los Lobos, a un lado de la carretera, tras el operativo policial en la vía a Quevedo, el 7 de diciembre de 2023.

Dos sujetos, pertenecientes a la banda Los Lobos, a un lado de la carretera, tras el operativo policial en la vía a Quevedo, el 7 de diciembre de 2023. Policía Nacional

Secuestro a familias

A los camiones los suelen atacar hombres armados que se movilizan en otros vehículos o los delincuentes portando fusiles salen de los matorrales arrojando piedras y troncos a la vía, en grupos de hasta 16 asaltantes. Y si no se detienen, simplemente les disparan. 

Entre los casos de secuestro atendidos por la Policía en el último mes está el de una mujer por quien pedían USD 20.000 y el de una familia de turistas extranjeros interceptada con fusiles en el anillo vial de Quevedo. Las víctimas se movilizaban en autos particulares

“A una familia de turistas colombianos les pedían USD 20.000 y los liberamos. El martes, la Unase capturó seis personas y liberó a una señora secuestrada también en el anillo vial”.

Willian Calle, comandante de Policía de Los Ríos.

Por temor a represalias, o porque se trata de personas que están en tránsito, las casos suelen quedarse sin una acusación particular.  

Calle dice que en estos casos el compromiso recae de oficio en la Fiscalía. También habla de la necesidad de un marco legal más sólido y hace un llamado a endurecer las leyes para delitos como extorsión y secuestro.

Los detenidos se acogen al proceso abreviado, con lo que obtienen la reducción de la cuarta parte de la pena, lo que sumado a otros beneficios limita su tiempo en la cárcel, según el oficial. El secuestro extorsivo se castiga con una pena de 10 a 13 años de prisión.

Una solución definitiva al problema del anillo vial de Quevedo pasa por la reactivación de un escuadrón policial de carreteras (un proyecto de la Policía Nacional) y la implementación de infraestructura y videovigilancia, con entre uno y dos cuarteles policiales en la zona.