Miércoles, 29 de mayo de 2024
u

Dueño de hostería es sentenciado por utilizar una boa para atraer turistas

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

11 Abr 2024 - 20:32

La boa rescatada estaba mal alimentada y tenía lesiones como consecuencia de estar enjaulada. El dueño de la hostería también poseía armas de fuego.

Morona Santiago: Dueño de hostería fue sentenciado por utilizar una boa para atraer turistas

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

11 Abr 2024 - 20:32

Agentes de la Policía rescataron una boa en una hostería de Morona Santiago. - Foto: Fiscalía Ecuador

La boa rescatada estaba mal alimentada y tenía lesiones como consecuencia de estar enjaulada. El dueño de la hostería también poseía armas de fuego.

El dueño de una hostería fue sentenciado a un año de privación de libertad, por delitos contra la fauna silvestre en Morona Santiago.

El procesado fue identificado como Vladimir G. y fue acusado en calidad de autor. Además, deberá pagar una multa de siete salarios básicos unificados (USD 3.220).

En redes sociales se promocionaba la visita a una boa constrictora

Según la Fiscalía, Vladimir G. promocionaba en redes sociales que en su hostería, ubicada en la parroquia Sangay, los turistas podían observar a una boa constrictora (matacaballo).

Esta especie pueden llegar a medir hasta 4 metros de largo y pesar más de 45 kilos.

Al conocer el caso, agentes de la Policía Nacional y funcionarios del Ministerio del Ambiente se trasladaron a la propiedad.

En el lugar se incautaron dos armas de fuego. Además, dentro de una construcción de madera con malla metálica, se encontró a la serpiente.

El animal estaba mal alimentado y tenía lesiones como consecuencia de estar enjaulado. Ante la evidencia, el propietario de la hostería quedó detenido.

Sentenciado por dos delitos

Ya con la diligencias del caso, se comprobó que el dueño de la hostería no tenía autorización para portar armas de fuego y se le inició un acto administrativo por la posesión de fauna silvestre.

Con estos elementos, una jueza de la Unidad Judicial Multicompetente del cantón Palora sentenció a Vladimir G. por el cometimiento de dos delitos.

Por tener cautiva la boa recibió un año de privación de libertad y, seis meses más, por la tenencia y porte no autorizado de armas.