Andino: “Burocracia es un problema para el Hospital Teodoro Maldonado”

Sociedad

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

26 Ago 2021 - 0:03

El gerente del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, Francisco Andino, trabaja en un plan de transparencia para la adquisición de insumos. - Foto: Ministerio de Salud

Andino: “Burocracia es un problema para el Hospital Teodoro Maldonado”

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

26 Ago 2021 - 4:19

El gerente del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, Francisco Andino, dijo que personal de Contraloría trabajará con ellos para agilitar procesos de compra de insumos.

El Hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil, es el centro de especialidades más grande de Ecuador y sus problemas administrativos son directamente proporcionales al tamaño de su infraestructura.

La compra de insumos médicos es tan compleja, que las autoridades deben cumplir con ocho pasos que, en el mejor de las casos, pueden durar 90 días, mientras los pacientes, en especial con enfermedades catastróficas, piden un milagro.

El gerente del hospital, Francisco Andino, contó a PRIMICIAS que varios contratos deben ser revisados por la Contraloría por el principio de transparencia, lo que complica la adquisición de insumos.

¿Cómo avanza la emergencia al sistema sanitario en el Teodoro Maldonado Carbo?

El sistema sanitario está en crisis, técnicamente deberíamos declarar la emergencia, lo que pasa es que este hospital ya ha tenido emergencias anteriores y se han cometido cerca de USD 17 millones en convenios de pago.

Ahí hay un problema serio, porque no habría ni credibilidad ni confianza sobre ese tema y nos podría brincar un costo político mucho más serio.

Si lo quisiéramos hacer de la mejor manera, se nos puede filtrar cualquier elemento que ponga en vilo la confianza y el concepto de transparencia.

¿Cuál será el camino?

Es el más largo, es el camino de la administración que a la larga, en la mejor de las gestiones, tiene 90 días para hacer adquisiciones, pero hemos hecho un modelo en el que juntamos todos los procesos (de compra de insumos) en mesas de trabajo, desde el área requiriente al precontractual.

Con ese modelo ya podemos decir que tenemos cierto grado de resultados. Existían 405 ítems en stock cero, ahora tenemos 312. No es lo óptimo, pero vamos caminando hacia una minga contra el stock cero.

En estas mesas se involucran todos los actores, planificación, presupuesto, precontractual, compras públicas. Lo que pasa es que cuando se es moroso y se tienen deudas de arriendo, por ejemplo, el casero los quiere botar.

“Eso es lo que ha pasado en el Teodoro Maldonado, no tenemos credibilidad y eso hay que levantarlo desde abajo”.

Francisco Andino, gerente del Teodoro Maldonado Carbo.

Estamos luchando por no cerrar el hospital, por seguir atendiendo, sobre todo en temas duros, como las enfermedades catastróficas, VIH, tratamientos vitales, donde todos los días suenan las alarmas.

Todos los días los pacientes tiene que comprar hasta el catéter, hemos hecho alguna estrategia, en estos días estamos provistos de catéteres, no los suficientes, pero los necesarios para poder generar los procesos.

¿Cómo piensan pagar los USD 45 millones en deudas que tiene el hospital?

Habría que reformar el presupuesto, pero el problema no pasa por eso, sino porque USD 17 millones son impagables, así yo quisiera. Hemos hecho una semaforización de la deuda: USD 6,6 millones están en zona verde.

Deudas desde 2011. Ahora tienen deudas por convenios de pago, pero eso es impagable porque no existe la figura jurídica en Ecuador sobre eso. De ahí vienen otras que son observadas por la Contraloría, 221 ínfimas reiteradas.

Hay que entender que se está contra la espada y la pared.

“Como médico, quiero actuar de forma inmediata, porque la salud y la vida no esperan, pero ahora tenemos que pedir un delegado permanente a la Contraloría”.

Francisco Andino, gerente del Hospital Teodoro Maldonado Carbo.

Tenemos contrataciones de USD 900.000, entonces el Presidente, con el criterio de la transparencia, ha mandado a decir que eso tiene que ser observado por Contraloría.

Para nosotros, eso está bien, pero ¿la Contraloría tendrá suficiente gente para poder chequear de forma rápida los procesos de más de USD 900.000? La respuesta la tiene la Contraloría.

Entonces tendrán que trabajar con la Contraloría en el hospital.

Claro. Voy a pedir una inspección especial del periodo 2021 para comenzar de cero, pero hay que decirle a la Contraloría que hay que resolver las observaciones que se tienen sobre las ínfimas reiteradas.

Ya están en ínfimas reiteradas el propofol (un agente anestésico), pero ¿qué pasa si no lo compro? Se me muere la gente afuera.

¿Cuántas personas de Contraloría necesita para resolver este tema?

Puede ser una o dos personas, porque no es que todos los contratos son de USD 1.000.000, hay contratos reiterados de más de USD 1.000.000, pero por laboratorio, ahorita tengo terminado el proceso, ya no tengo biometría, no tengo cómo atender a los pacientes.

Ya está el contrato, puedo decirle al proveedor que ya ganó, tráigame los requerimientos, pero no es posible porque ahora tengo que pasar a la Contraloría para que me den la aprobación.

El problema es burocrático, entonces.

Claro, la burocracia es un problema. En los temas del tratamiento antirretroviral, todavía estoy esperando, ya voy por el día 14 a la espera de que el Sercop (Servicio de Compras Públicas) me conteste sobre uno de los procesos.

Pero no me contesta, entonces qué hago, ya han estado llamando de la Defensoría del Pueblo.

¿Qué les digo a los pacientes, que me encontré un contrato de un tratamiento de antirretrovirales que en el medio cuesta USD 0,30 centavos la tableta y me lo estaban poniendo a USD 0,90?

“Son 300% de sobreprecio, ¿qué hago? ¿lo firmo?”.

Francisco Andino, gerente del Hospital Teodoro Maldonado Carbo.

Entonces tuve que eliminar ese contrato y pedir apoyo al Hospital Carlos Andrade Marín, en Quito, para que me envíe las tabletas como para tres meses, hasta levantar el nuevo proceso.

La consulta es por los productos de valor ecuatoriano. Me dicen que si no está bien categorizado, porque esa empresa es proveedora y no fabricante, ya no puede ser un producto de valor ecuatoriano.

Entonces debo apelar al Sercop, que lo manda al Arcsa, que debe generar una inspección. El dolor que siento porque no puedo atender a la gente que requiere de tratamiento no es proporcional al problema administrativo.

Tenemos tantos trámites, ocho pasos administrativos para comprar insumos.

Tiene que pasar por planificación, etapa preparatoria, financiero, etapa precontractual, que cumple dos pasos: registro de datos de adquisición contractual y el registro de compra al portal, donde se declara desierto o no.

Si no se declara desierto, pasa a jurídico, que hace el contrato, luego a tesorería y después al fin del propósito.

¿Cuánto tiempo duran estos ocho pasos en el mejor de los casos? 90 días, en el peor, seis meses.

Si los trámites para comprar insumos son tan rigurosos, ¿cómo ocurrieron tantos casos de corrupción?

No entiendo. La única explicación que puedo dar es que es una desorganización, donde los estamentos de la corrupción no están en el hospital, donde se han dejado corromper, sino más arriba.

¿Hay que reformar el proceso de compras públicas?

Ha dado en el blanco, porque si me hubieran dicho cómo estaba este hospital… Era diez veces más fácil ser Ministro de Salud que estar en el Teodoro Maldonado Carbo.

Aquí no solo se lucha contra la norma externa, también la norma de la Seguridad Social tiene que cambiar en su estructura orgánica. Esto no se llama gerencia, soy un mediador entre el paciente y la burocracia.

¿Existen planes para transparentar las compras públicas?

Estamos implementando en la web un sistema donde se podrán mirar los procesos, su estado, número, funcionario a cargo, si hay presupuesto aprobado o no, observaciones.

El objetivo es que la gente pueda denunciar, pero daremos una etapa diferenciada a esta administración. El visor ya está funcionando en compras públicas.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas