Viernes, 24 de mayo de 2024
u

Arcsa: "Quizás en el pasado hubo alertas por alimentos contaminados, pero no se informó"

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

10 Abr 2024 - 5:59

Arcsa no tiene capacidad para examinar todos los productos que se venden en Ecuador, pero trabaja con una red de laboratorios privados y busca sumar a universidades.

Funcionarios de la Arcsa realizan un operativo de control en el mercado de Milagro, el 9 de abril de 2024.

Autor: Jonathan Machado

Actualizada:

10 Abr 2024 - 5:59

Funcionarios de la Arcsa realizan un operativo de control en el mercado de Milagro, el 9 de abril de 2024. - Foto: Arcsaa

Arcsa no tiene capacidad para examinar todos los productos que se venden en Ecuador, pero trabaja con una red de laboratorios privados y busca sumar a universidades.

Las recientes alertas sobre la contaminación con plomo y bacterias en alimentos que se venden en Ecuador sugieren que muchas industrias han relajado el cumplimiento de buenas prácticas de manufactura.

El director de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), Daniel Sánchez, aseguró a PRIMICIAS que eso fue posible por culpa del deficiente control que ejerció la entidad en años anteriores.

Eso hizo que muchas empresas descuiden las medidas de bioseguridad en los procesos productivos. Por eso, las alertas de contaminación han obligado a retirar del mercado lotes enteros de alimentos.

El funcionario dice que la entidad "está atada de manos", porque la normativa solo permite que los productos sean sometidos a análisis luego a su elaboración y no durante el proceso de industrialización. En el mejor de los casos, eso permite evitar la venta.

Sánchez adelanta que la Arcsa reformará sus normas internas, con el objetivo de intensificar los controles.

El director de la Arcsa, Daniel Sánchez, en su oficina, el 9 de abril de 2024.

El director de la Arcsa, Daniel Sánchez, en su oficina, el 9 de abril de 2024. 

¿Por qué ahora hay tantas alertas sobre contaminación de alimentos?

Desde diciembre de 2023, con el cambio de Gobierno, Arcsa cambió de modelo de gestión. Con eso logró obtener mejores resultados para cuidar la salud de la ciudadanía.

Seguramente en el pasado hubo alertas, pero la información a los ciudadanos no estuvo fortalecida. Ahora queremos que sepan las novedades. No con finalidad de perjudicar a un sector ni con un afán sensacionalista.

Intentamos que los productos no sean consumidos si presentan algún riesgo para los consumidores.

Da la impresión que Arcsa no hacía controles

Debo decir que, en el primer trimestre del año, hemos realizado 5.103 controles, lo que significa un aumento del 30% con relación a años anteriores.

Esto implica que somos más eficientes con el mismo número de funcionarios. Hemos fortalecido el control. No solamente en la verificación del etiquetado, sino con exámenes de control para verificar la inocuidad de los productos y de eficacia en medicamentos.

Cuando hay contaminaciones microbiológicas, con metales pesados o por algún otro incumplimiento, procedemos a informar a los ciudadanos.

En los próximos días, vamos a crear un link para informar sobre las contaminaciones microbiológicas, por metales pesados, pero también cuando existan alertas en cosméticos y medicamentos.

¿Qué errores están cometiendo las empresas para que haya tantas alertas de contaminación?

La ausencia de la institución reguladora pudo haber generado un relajamiento en las medidas de control de calidad y en los procesos internos de elaboración de los productos.

Nuestra posición nunca va a ser contraria a la industria. Creemos que los controles de calidad ayudarán a la calidad de los productos, para que tengan apertura en otros mercados.

¿Qué tipo de pruebas realiza la Arcsa para medir posibles contaminaciones en los productos?

Tenemos dos tipos de controles: Nivel 1 y Nivel 2. El primero verifica la etiqueta, la declaración de los ingredientes y las características físicas del producto.

En el Nivel 2, la Arcsa va a una percha o a un establecimiento de almacenamiento, distribución, transporte o venta directa, toma una muestra y la lleva a su red de laboratorios externos y ejecuta los análisis.

Estos exámenes están apegados a lo que indique la normativa del INEN, según el tipo de producto.

¿Normativa deficiente?

¿Estos controles se realizan únicamente después de la fabricación?

La normativa indica que los controles se realicen luego del registro de los productos. En el tema de alimentos no se solicita un análisis de laboratorio previo al registro.

Estamos trabajando en modificación de la normativa que regula a los productos procesados para mejorar los parámetros de calidad.

Consideramos que, previo a la comercialización de un nuevo producto, es importante que haya un análisis de laboratorio para garantizar el cumplimiento de todos sus parámetros acorde a la norma INEN.

¿Cada qué tiempo la Arcsa hace controles a los productos?

La normativa actual me dice: usted titular del producto tiene que realizar un análisis de laboratorio durante la vigencia de la notificación sanitaria. Este documento dura cinco años. Yo puedo ir a verificar y el titular del producto me puede decir: aquí está mi análisis de 2020.

Ese examen, sin embargo, no me garantiza que la inocuidad ocurre en el producto actual. Pero, no lo puedo sancionar porque actualmente no tengo la facultad de hacer un análisis, al menos, de forma semestral o anual.

Estamos trabajando en la reforma de este tema y creemos que entre en vigencia durante el segundo semestre de 2024.

¿Por qué se estableció que se haga un examen cada cinco años?

No suena muy lógico, pero esa pregunta debería hacerla a quienes hicieron la norma.

¿Existe alguna norma que señale el porcentaje mínimo de productos que deben someterse a análisis para saber que son seguros?

Existen tres tipos de productos de acuerdo a su nivel de riesgo: alto, medio y bajo.

En el primer caso, los análisis deben hacerse al 100% de productos en un año. Actualmente, estamos en el 26% y llegaremos a la totalidad hasta diciembre. En esta categoría están los lácteos, agua, bebidas alcohólicas o especias.

Para los productos de nivel medio se establece el análisis para el 50% de los productos y en los de nivel bajo se hacen exámenes cuando hay alguna alerta.

Debo destacar que, en el primer trimestre de 2024, hemos retirado del mercado 2,2 millones de productos que provienen del comercio ilícito.

¿Han recibido alertas de intoxicaciones?

Esa es competencia del Ministerio de Salud.

¿Qué entidad establece los niveles de metales y otras sustancias que pueden tener los productos?

Eso lo determina el INEN. Esta entidad establece los rangos permitidos. Cuando no existe una normativa local, nos remitimos a instancias internacionales.

¿Cuáles son las sustancias más peligrosas que ha encontrado Arcsa?

Si bien todo explotó con la notificación internacional de la presencia de plomo en canela, en ese tiempo las acciones de comunicación no eran las que necesitábamos.

El fortalecimiento de la Arcsa y la radicalización de los controles llegó en diciembre con el cambio de gestión y ahí mejoramos estos temas.

Las sustancias más peligrosas que hemos encontrado son los contaminantes microbiológicos en agua, como informamos la semana anterior.

En dos marcas encontramos psudomonas, que son bacterias muy peligrosas para la salud.

Falta de laboratorios

¿Cuántos laboratorios tiene la Arcsa?

La Arcsa tiene tres laboratorios en Guayaquil, Quito y Cuenca. Los tres atraviesan un proceso de fortalecimiento. Mientras tanto, estamos trabajando con una red de seis laboratorios privados desde 2022.

También hemos hecho una invitación a las universidades que quieran sumarse a este proceso de control. Hasta ahora se han sumado cuatro que están trabajando para su acreditación.

¿Los laboratorios de Arcsa no están funcionando?

Cerca del 90% de los equipos cumplió su vida útil. Son equipos que tienen más de 20 años, sin recibir un adecuado mantenimiento.

Nuestra planificación a mediano plazo apunta a renovar estos equipos con una inversión de USD 2,6 millones, pero también a largo plazo con la creación de un nuevo laboratorio que costaría unos USD 30 millones.

¿Arcsa tiene suficientes funcionarios para cumplir su trabajo?

¿Necesitamos fortalecernos en número? Sí. Sin embargo, estamos analizando para saber el número.

En total tenemos 589 funcionarios, de los cuales 394 se dedican a trabajos de control posterior, certificaciones, laboratorio y recorridos en territorio.