El proyecto de transformación de las cárceles se queda sin fondos

Sociedad

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

16 Nov 2020 - 0:03

Presos de la Cárcel de El Inca, en Quito, reciben una charla sobre derechos humanos, el 13 de noviembre de 2020. - Foto: @SNAI_Ec

El proyecto de transformación de las cárceles se queda sin fondos

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

16 Nov 2020 - 0:03

En junio de 2019, el SNAI aprobó el Proyecto de Transformación del Sistema de Rehabilitación Social por USD 38,3 millones. De esos, 1,7 millones se invirtieron en 2019 y otros 18,1 millones debieron invertirse en 2020. Pero hasta septiembre ya hubo tres recortes.

La iniciativa gubernamental para transformar las cárceles en el país debe ejecutarse durante 31 meses. Es decir, hasta diciembre de 2021.

El monto total de inversión proyectado es de USD 38,3 millones, que debía dividirse de la siguiente forma:

Pero cuando falta más de un año para la terminación del proyecto, la totalidad del presupuesto ha sido reajustado en más de una ocasión. Esto ha originado que el programa inicial no logre reorganizar los centros de privación, pese a la crisis que afrontan.

En el diagnóstico, en el que se basó el proyecto, se indica que las cárceles del país, salvo la Regional Guayas y la Regional Sierra Centro Norte – Latacunga, no brindan las condiciones adecuadas para que los presos lleven una vida digna o se realicen programas de rehabilitación.

Gran parte de los problemas se debe a que los centros carcelarios se construyeron donde originalmente había escuelas u hospitales. Por ello no tienen los servicios requeridos para funcionar como cárceles.

De forma global, el proyecto enumera dos grandes causas para la crisis carcelaria:

  • Infraestructura insuficiente, obsoleta e inadecuada.
  • Equipamiento y tecnología obsoleta, insuficiente e inadecuada.

Así, se definieron dos objetivos a conseguir con la ejecución de la iniciativa:

  • Readecuar, repotenciar y dar mantenimiento a los diferentes centros.
  • Proveer y fortalecer las capacidades tecnológicas, equipamiento para el óptimo funcionamiento del Sistema Penitenciario.

Tres reajustes en un año

Conforme fue avanzando el 2020, por la crisis económica desata por el Covid-19, el presupuesto del año para este proyecto se redujo tres veces por más del 70%.

  • Del 19 de junio al 31 de diciembre de 2019

    En 2019, el SNAI invirtió USD 1,7 millones en la transformación del sistema carcelario.

    Ese dinero fue asignado a las cárceles debido a la crisis carcelaria que se decretó a mediados de ese año. Todavía no había proyecto a largo plazo.

    Y, con el fin de dar continuidad a la transformación iniciada en esa emergencia, se elaboró el proyecto cuyo monto total por tres años, es decir hasta 2021, se estimó en USD 38,3 millones.

  • Febrero 2020, primera reducción

    En enero de 2020, el Servicio de Rehabilitación Social no reportó los avances del proyecto.

    El primer informe que se hizo público corresponde a febrero del mismo año. En ese documento se reporta las asignaciones ofrecidas por Finanzas para la ejecución de la iniciativa.

    El monto dispuesto, para la Transformación del sistema de Rehabilitación Social, fue de USD 11,3 millones.

    Es decir, la asignación fue USD 6,8 millones menor a los USD 18,1 que se había presupuestado para 2020.

  • Marzo 2020, segunda reducción

    Pese a que la asignación ya fue reducida, el 26 de marzo de 2020, al inicio de la emergencia del coronavirus, el Ministerio de Finanzas ajustó otra vez el presupuesto del proyecto.

    La rebaja fue de USD 3 millones, Es decir, el proyecto contaba con USD 8,3 millones de fondos para ejecutar en 2020.

    En este mes ya se realizaron las primeras obras para fortalecer las capacidades tecnológicas de las cárceles.

    • Adquisición de equipos de videoconferencias por USD 689.000.
    • Compra de candados por USD 112.500.
    • Adquisición de uniformes para ASP (chompas) por USD 149.990,40.
    • Mochila esparcidora de Agente Químico por USD 321.216.

  • Mayo 2020, tercera reducción

    En el reporte del proyecto, correspondiente a mayo, el presupuesto ya apareció en USD 2,6 millones. Es decir, USD 5,7 millones menos que el valor anterior.

    Y ese monto representa únicamente el 14% del monto original, que ascendía a USD 18,3 millones.

    En julio, según el reporte de avance, se hizo una nueva compra.

    • Adquisición de equipos de video seguridad para el CAI Virgilio Guerrero por un monto total de USD 7.232,21.

  • Agosto y septiembre 2020, nueva emergencia

    Con menos dinero para su transformación, las cárceles llegaron a una nueva crisis. En medio de diversos incidentes violentos, el presidente Lenín Moreno decretó una emergencia que duró 90 días.

    En medio de la crisis, el SNAI ejecutó nuevas compras:

    • Mochila esparcidora de Agente Químico por USD 188.160.
    • Armas No Letales por USD 123.200.
    • Pintura de marcación por USD 5.040.
    • Agente químico por USD 67.200.
    • Proyectiles esféricos de caucho con polvo inocuo por USD 10.800.
    • Estaciones de recarga mochilas esparcidoras por USD 24.192.
    • Líquido O.C. para recargas de mochilas esparcidoras por USD 6.716,64.
    • Estaciones de recarga de aire comprimido por USD 25.200.
    • Readecuación del Centro de Privación de Libertad La Roca por USD 152.984,47.
    • Reconstrucción de Bombas y Accesorios Emergentes para el Sistema de Bombeo Centro Regional Zona 8 Guayas por USD 7.896,00.

    Con estas contrataciones, el SNAI ya ha destinado USD 1,8 millones del monto asignado para este proyecto. Cuando faltan tres meses para terminar el año, ya se ha gastado el 73% del presupuesto.

  • ¿Qué se canceló?

    Antes de la última reducción presupuestaria, es decir, cuando la asignación superaba los USD 8 millones, el SNAI ya había empezado varios procesos de contratación.

    • Adquisición de computadoras por USD 436.729,50.
    • Adquisición de tarjeta para el switch de core y mantenimiento preventivo de los switches de tres cárceles por USD 46.830,42.
    • Infraestructura tecnológica por USD 212.000.
    • Adquisición de candados por USD $ 114.268.
    • Adquisición de motos y vehículos para traslado por USD 50.000.
    • Sistema y equipos de video por USD 553.530.

    Todos estos contratos tuvieron que ser cancelados por la falta de presupuesto.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas