Jueves, 30 de mayo de 2024
u

Pacientes críticos enfrentan un auténtico calvario por los cortes de luz

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

23 Abr 2024 - 5:56

Los cortes de luz que enfrenta el país complican el acceso a los tratamientos que necesitan pacientes con insuficiencia renal, apnea del sueño y enfermedades pulmonares.

Una paciente recibe el tratamiento de hemodiálisis en una clínica de Guayaquil, en 2023

Autor: Jonathan Machado

Actualizada:

23 Abr 2024 - 5:56

Una paciente recibe el tratamiento de hemodiálisis en una clínica de Guayaquil, en 2023 - Foto: Asociación de Centros de Diálisis

Los cortes de luz que enfrenta el país complican el acceso a los tratamientos que necesitan pacientes con insuficiencia renal, apnea del sueño y enfermedades pulmonares.

Cada mañana, desde hace 12 años, René V. acude los lunes, miércoles y viernes a un centro de diálisis para luchar contra la insuficiencia renal que padece. No hay excepciones, no es algo que pueda aplazar o postergar.

En ese centro, ubicado en el sur de Quito, permanece cuatro horas diarias conectada a una máquina que le extrae el exceso de agua, sal y otros elementos de desecho de su organismo para que sus riñones no dejen de funcionar.

Los días más complicados, cuenta, son los domingos, pues sus ojos, pies, brazos y estómago se hinchan, causándole fuertes dolores y calambres por el agua que acumula durante el fin de semana, cuando no acude a la diálisis.

Esas molestias aumentan hasta las 06:00 de cada lunes, cuando empieza un nuevo turno en el centro de diálisis.

Pero desde mediados de abril de 2024, esos períodos de molestias y calambres se han alargado, pues los cortes de luz que enfrenta el país han provocado cambios en los horarios de atención.

René V. usa oxígeno en su vivienda, el 22 de abril de 2024.

René V. usa oxígeno en su vivienda, el 22 de abril de 2024. Primicias

"He tenido que ir de 10:00 a 14:00. Parece poco tiempo, pero mi cuerpo retiene demasiada agua y mi salud se deteriora", relata la mujer.

Agrega que la insuficiencia renal también le ha provocado daños en otros órganos. Sus pulmones han dejado de funcionar y, muchas veces, debe utilizar también oxígeno para lo que también necesita energía eléctrica.

"Estos tanques aguantan cuatro horas, pero los cortes de luz son de siete. Si no tengo oxígeno me puedo ahogar", dice preocupada.

Según la Asociación de Centros de Diálisis, en Ecuador hay alrededor de 16.000 pacientes renales que requiere hemodiálisis y que están en riesgo de no recibirla por la crisis energética.

Además, "el Ministerio de Salud y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) mantienen una deuda de USD 70 millones con 105 centros de diálisis", recuerda Vladimir Basantes, uno de sus voceros.

Agrega que, si bien las clínicas tienen plantas de energía, no siempre las pueden utilizar porque no cuentan con presupuesto para comprar combustible. "No hay ni para pagar sueldos o para comprar insumos básicos, peor aún para el combustible", se queja.

El nefrólogo Daniel Espinosa explica que un paciente renal no puede postergar su tratamiento o dejar de recibirlo porque "su vida depende de las máquinas".

Insiste en que la insuficiencia renal puede agravarse y causar edemas pulmonares y un incremento de los niveles de potasio en la sangre, poniendo en riesgo el funcionamiento del corazón.

La Asociación de Centros de Diálisis pide a las autoridades de salud que cumplan con sus obligaciones, y más ahora que requieren combustible para que sus plantas de energía suplan la falta de luz eléctrica.

Sin poder dormir por cortes de luz

David L. es un niño de tres años que tiene apnea del sueño severa. Un trastorno en el que su cuerpo deja de respirar una o dos veces por minuto mientras duerme.

Para mejorar la calidad del sueño, utiliza una máquina conocida como CPAP, que le provee de aire para evitar que se ahogue. Al igual que un tanque de oxígeno, la CPAP requiere energía eléctrica para funcionar.

"Hemos sufrido mucho con los cortes de luz porque hay días que nos cortan siete horas, otros nos quitan cuatro y no sabemos a qué hora podemos usar la máquina", dice su madre, quien pidió la reserva de su nombre.

Jorge Pesantes, neurólogo especializado en trastornos del sueño, explica que la máquina CPAP mejora la calidad de vida de los pacientes con problemas para conciliar el sueño.

Según el experto, los cortes de luz pueden agudizar la condición de estos pacientes porque "se incrementan los despertares, las arritmias y las taquicardias".

En el caso de los adultos, la falta de tratamiento provoca cansancio, problemas en el metabolismo, estrés y sensación constante de sueño. "La apnea del sueño está directamente relacionada con grandes perdidas económicas por el elevado número de accidentes laborales que produce", destaca Pesantes.

Si bien el Gobierno asegura que las últimas lluvias han mejorado los niveles en los embalses del país, los cortes de luz se mantendrán, al menos, hasta el 23 de junio.