Paradoja del Gobierno: cientos de médicos echados y otros cientos contratados

Sociedad

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

5 Ago 2020 - 0:03

Médicos colgaron sus mandiles en rechazo al despido de sus compañeros de un hospital de Guayaquil, el 23 de julio de 2020. - Foto: Cortesía Andrés Santos

Paradoja del Gobierno: cientos de médicos echados y otros cientos contratados

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

5 Ago 2020 - 7:24

Mientras el Ministerio de Salud anuncia la contratación de 504 médicos, a escala nacional unos 300 profesionales que atendieron a pacientes Covid-19 fueron despedidos. Esto viola la Ley Humanitaria. La mayoría pertenece a hospitales de Guayaquil, Manta y Babahoyo.

El 28 de marzo de 2020 el médico general Fernando Sisalema ingresó a laborar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil.

Eran días caóticos para el sector de la salud, cuando esa ciudad vivía los momentos más críticos de la pandemia .

Pese a que UCI no era su especialidad, Sisalema entró al hospital del Seguro Social porque en ese entonces “la mayoría de médicos se había contagiado de Covid-19“.

Cuatro meses después, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) le notificó de su despido. “Pensamos que con la Ley Humanitaria podíamos tener oportunidad de renovar el contrato”.

El artículo 25 de la Ley de Apoyo Humanitario determina que los “trabajadores de la salud que hayan trabajado en la emergencia de coronavirus con un contrato ocasional o nombramiento provisional se los declarará ganadores del respectivo concurso público“.

Es decir, podrán extender el contrato ocasional en uno de los hospitales de la red pública o complementaria.

Aún con la ley vigente desde junio de este año, unos 222 trabajores de la salud del hospital Teodoro Maldonado de Guayaquil salieron el 31 de julio. Se trata de compañeros de Sisalema como especialistas de UCI, patología, enfermeras y hasta conductores de ambulancias.

Despidos en el IESS y en Salud

El caso de Sisalema y sus colegas en el hospital del IESS de Guayaquil no es el único. El médico Andrés Santos, representante de los trabajadores despedidos, estima que 300 funcionarios del sector salud a escala nacional han sido desvinculados.

La mayoría de ellos pertenece a hospitales de la ciudades de la Costa. Hay despidos en el Ministerio de Salud Pública (MSP) y en el IESS.

En Babahoyo, la enfermera Martha (nombre protegido) salió del hospital general Martín Icaza del MSP el 3 de agosto. Ella atendió a un promedio de 25 pacientes Covid-19 al día durante tres meses.

Otros 10 médicos de esta casa de salud también fueron desvinculados. Mientras que una docena salieron del hospital del IESS de Manta.

“Cuando preguntamos al director médico solo nos dijo que no estaba en sus manos”, expresa Martha quien oculta su nombre por miedo a represalias.

Trabajadores de la salud protestaron en los exteriores del Gobierno Zonal de Guayaquil, el 23 de julio de 2020.

Trabajadores de la salud protestaron en los exteriores del Gobierno Zonal de Guayaquil, el 23 de julio de 2020. Cortesía

Santos explica que además del artículo 25 de la Ley, la disposición transitoria novena de esta norma ampara a los médicos.

Según esta disposición, un trabajador podrá ganar el concurso público para integrarse a la red de salud de la siguiente manera:

  • El 50% de la calificación del concurso se gana con el título habilitante de médico, inscrito en la Senescyt.
  • El porcentaje restante se obtiene presentando el contrato ocasional de haber trabajado en la emergencia. 

Debido a que los empleados despedidos no cuentan con un contrato vigente, “ahora no pueden aplicar al beneficio de la Ley”, señala Santos. Por ello denuncia que hay una vulneración de los derechos del trabajador.

“Que obedezcan la ley que aprobaron” 

La Ley Humanitaria se aprobó en la Asamblea en mayo y 26 días después el Ejecutivo devolvió la norma con 32 observaciones. Entre las objeciones no constaba el veto al artículo 25, cuyo cumplimiento exigen ahora los médicos.

Es así que el doctor Santos, quien representa a los médicos desvinculados, asegura: “solo pedimos a las autoridades que obedezcan la ley que ellos aprobaron”.

Santos reconoce que el Estado pasa por un momento de finanzas complicadas, pero agrega que mientras en una ciudad hay despidos, en otra se anuncian nuevas contrataciones.

El pasado 29 de julio, el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, informó que el sistema sanitario en Quito no había colapsado ante el aumento de casos de coronavirus.

Y como muestra del control del MSP en los hospitales, Zevallos anunció la contratación de 504 profesionales de salud. “De los cuales 139 son enfermeras, estamos haciendo un enorme esfuerzo”, dijo ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea.

Además, para afrontar la emergencia el Ministerio anunció la contratación total de 700 trabajadores en abril, incluso se indicó que se vincularía a todo el personal necesario hasta diciembre de 2020.

Hasta el 8 de abril se contrataron a 456 profesionales.

Si bien el Gobierno acumula atrasos, en la lista se prioriza el pago de salario a los trabajadores de la salud debido a la emergencia sanitaria.

Según el ministerio de Finanzas, los atrasos en el sector público alcanzan ya los USD 3.513 millones entre enero y julio de 2020.

¿Qué dicen las autoridades? 

A finales de mayo, el MSP anunció que desvinculaba a 2.279 trabajadores con contrato ocasional. La entidad asegura que se trató de personas del área administrativa y no de la parte médica.

Se justificó que los despidos representaron el 2,8% de la nómina general del MSP, que tiene alrededor de 82.000 servidores.

Sobre los nuevos despidos de especialistas de UCI o enfermeras, el Ministerio aún no se pronuncia. PRIMICIAS contactó al MSP, pero hasta el cierre de este reportaje no hubo respuesta.

Mientras que autoridades del hospital Teodoro Maldonado de Guayaquil se reunieron con los funcionarios desvinculados, tras una protesta que se realizó el 3 de agosto.

Los directivos les ofrecieron contratar a una parte de los empleados, pero el médico Sisalema dice que se niegan. “Somos todos o ninguno, porque nosotros estuvimos en los momentos más duros de la pandemia”, añade.

Por la tarde del 4 de agosto, el IESS informó además que los funcionarios serán “oportunamente reintegrados”, aunque no se mencionó cuándo. Se indicó que la entidad esperar “el reglamento de la Ley Humanitaria para dar cumplimiento con la disposición”.

Noticias relacionadas