La Iglesia Católica hará pruebas rápidas de Covid-19 a sacerdotes

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

28 May 2020 - 0:01

Personas con mascarillas entraron a la Catedral de la Inmaculada Concepción en Cuenca, el 25 de mayo de 2020. - Foto: API

La Iglesia Católica hará pruebas rápidas de Covid-19 a sacerdotes

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

28 May 2020 - 0:01

El Comité de Operación de Emergencia (COE) Nacional publicó el protocolo para la apertura de las iglesias católicas, no existe ningún documento sobre los templos de otras religiones.

La reapertura de los templos de la Iglesia Católica será en tres fases, en función del semáforo implementado por el Comité de Operación de Emergencias (COE) Nacional, una vez que el país va superando la fase más estricta del confinamiento por coronavirus.

Para la reapertura será necesaria “la respectiva autorización del obispo diocesano, siguiendo el consejo técnico de la Comisión Diocesana de Bioseguridad y en diálogo con las autoridades locales”, según el protocolo de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE).

En las tres etapas los sacerdotes y obispos deberán realizarse pruebas rápidas para la detección de covid-19, según el protocolo.

PRIMICIAS le presenta las medidas de cada una de las tres etapas de apertura de los templos de la Iglesia Católica:

Antes de la apertura de los templos todas las iglesias deben cumplir con las siguientes disposiciones:

  • Constitución de una comisión de bioseguridad en cada parroquia, la cual tendrá a su cargo el cumplimiento del protocolo.
  • Realización de pruebas rápidas a todos los sacerdotes y obispos de forma permanente, para cuidar su salud y la de los fieles.
  • Realización de un mapeo del aforo de los templos y de sus parqueaderos.
  • Determinación de horarios de apertura.
  • Señalización de pasillos, pisos, bancas, puertas. Incluso se colocarán flechas para el momento de la comunión.
  • Prohibición de ingreso a espacios cerrados dentro del templo, como capillas para niños o cuartos separados.
  • Las pilas de agua bendita u otros repositorios de materiales de uso comunitario serán vaciados.
  • Colocación de vallas de seguridad en imágenes y figuras religiosas para impedir que las personas las toquen.   

Según la CEE, los principales responsables de socializar el protocolo antes del retorno a las actividades presenciales y de hacer cumplir las medidas son:

  • El obispo diocesano.
  • La Comisión diocesana para la reapertura de los templos.
  • Los párrocos y capellanes.
  • Los movimientos y organizaciones laicales.

“La Comisión diocesana debe estar integrada, al menos, por el obispo diocesano o su delegado, un médico, un técnico en seguridad y, si amerita, un asesor legal“, según el protocolo.

Noticias relacionadas