Miércoles, 24 de abril de 2024

División de Ejército 'Tarqui' pide a la Fiscalía investigar denuncias de trata

Autor:

Jackeline Beltrán

Actualizada:

16 Jun 2023 - 13:31

Tras una primera investigación en la zona militar de Cuenca, tres oficiales han sido notificados para cumplir arresto de rigor por cometer faltas disciplinarias graves.

Imagen referencial. Un cuartel militar de Cuenca.

Autor: Jackeline Beltrán

Actualizada:

16 Jun 2023 - 13:31

Imagen referencial. Un cuartel militar de Cuenca. - Foto: Ejército ecuatoriano/Facebook

Tras una primera investigación en la zona militar de Cuenca, tres oficiales han sido notificados para cumplir arresto de rigor por cometer faltas disciplinarias graves.

La Tercera División del Ejército ‘Tarqui’, acantonada en Cuenca, remitió nueva información a la Fiscalía de Azuay sobre las denuncias de violencia sexual que han surgido en ese recinto militar.

“Ingresamos en cadena de custodia el audio, ingresamos el escrito en el que le informamos al fiscal que aquí dicen que hay trata de personas”, explicó a PRIMICIAS el asesor legal de la Tercera División, Emilio Solís.

La documentación enviada a la Fiscalía contiene los nombres de las personas presuntamente involucradas y la descripción de los hechos. 

Esa información surgió luego de que una conscripta denunció que presuntamente fue víctima de violación y señaló a dos militares. Los hechos habrían ocurrido el 6 de marzo de 2023 en un hostal de Cuenca.

Un Tribunal Disciplinario de la Zona Militar investigó puntualmente los actos disciplinarios de ese día. La conscripta aseguró que salió a un hostal, en donde estaban otros militares. Sostiene que pusieron algo en su bebida para abusar de ella.

Al verse en peligro, llamó a una subteniente de confianza para que la ayude. Esta última salió sin autorización de la guardia que cumplía, para ir en su búsqueda.

Tres militares con prisión de rigor

Para juzgar este hecho, el Tribunal de Disciplina investigó a cuatro militares por presuntas faltas atentatorias al Reglamento del Ejército, que son las más graves.

Este tipo de faltas se pueden sancionar con la destitución del cargo. Pero el Tribunal no encontró elementos de convicción que configuren faltas atentatorias.

Tras ello, el Tribunal remitió los expedientes a las unidades a las que pertenecen los militares y se determinó que deben ser sancionados por haber cometido faltas graves.  

“No han salido ilesos o quedado impunes”, asegura a PRIMICIAS el comandante de la Tercera Zona Militar, John Miño. 

La sanción que, en primera instancia, se estableció a los tres procesados es la prisión de rigor (en su habitación dentro del cuartel) de uno a cinco días

Los militares fueron notificados el martes 13 de junio de 2023 y ahora tienen un plazo para apelar. Después de ello se ratificará si cumplen o no esa sanción. 

Las personas notificadas son:

  • Una subteniente, por haber abandonado la guardia sin autorización.
  • Un teniente, por motivar a una conscripta a mentir para salir del cuartel.
  • Un teniente, por no dar cumplimiento a los instructivos. Él estuvo en el hostal y vio a las conscriptas fuera del cuartel, pero no dio aviso. 

Una cuarta persona, una subteniente que es señalada por las presuntas víctimas como la que se encargaba de concertar las citas. Ella no recibirá sanción por actos disciplinarios.

No se pudo demostrar que ella estuvo en el hostal el 6 de marzo de 2023, cuando ocurrieron los hechos. Los documentos presentados indican que ese día, la subteniente se encontraba en Zamora.

El asesor legal de la Zona Militar, Emilio Solis, recuerda que el Tribunal Disciplinario y las autoridades militares no pueden juzgar ni determinar la existencia de delitos, solo procesan actos disciplinarios.

Es a la Fiscalía a la que le compete determinar si ocurrió un delito de violencia sexual al interior de la Zona Militar o que involucre a su personal.

Otra investigación

Además, la Tercera División del Ejército volvió a activar al Tribunal Disciplinario para que investigue los hechos en torno a la denuncia de una subteniente. Ella asegura que fue violada dentro de la institución en diciembre de 2022.

En el primer Tribunal, la subteniente aseguró que le ofrecieron firmar un contrato a cambio de ofrecer servicios sexuales. Ella también sostiene que otra oficial sería la encargada de acordar citas entre las conscriptas y los militares.

En su relato menciona que, incluso, una conscripta habló de un pago de USD 120 a cambio de mantener relaciones sexuales con un militar.