509 médicos y enfermeras han renunciado al IESS durante la pandemia

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

10 Ago 2020 - 0:03

Personal del salud afuera del Hospital del IESS Quito Sur, el 15 de abril de 2020. - Foto: API

509 médicos y enfermeras han renunciado al IESS durante la pandemia

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

10 Ago 2020 - 0:03

La mayoría tuvo contacto directo con los pacientes Covid-19. El miedo a la enfermedad pesó en algunos casos, otros alegaron motivos personales.

Marcela (nombre protegido), médica general, renunció a uno de los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad (IESS) en medio de la emergencia sanitaria a causa de la pandemia de Covid-19.

¿La razón? El miedo a un posible contagio. La doctora renunció después de tres años de haber conseguido ese empleo.

“No teníamos insumos adecuados de protección que nos permita trabajar con tranquilidad y seguridad”.

Sus padres, dice Marcela, también le aconsejaron dejar el trabajo, sobre todo, cuando dos de sus amigos médicos fallecieron, según ella, sin recibir atención profesional luego de haberse contagiado de Covid-19.

Aunque Marcela conoce que los médicos ya han recibido equipos de protección para luchar contra la pandemia, no se arrepiente de haber renunciado.

Ella es uno de los 509 médicos y enfermeros que han dejado sus cargos en los hospitales del IESS desde que la pandemia de Covid-19 llegó al país, según información de la entidad.

De ese número, se calcula que unos 300 profesionales tuvieron contacto directo con pacientes con Covid-19 por la naturaleza de sus funciones: enfermeros, médicos generales, epidemiólogos, neumólogos, internistas e intensivistas.

Sin embargo, no existe una estadística que confirme si se contagiaron o no con la enfermedad.

¿Por qué renunciaron los profesionales de la salud? Oficialmente, no hay una respuesta general.

PRIMICIAS, sin embargo, accedió a información del Hospital Quito Sur en el que 43 profesionales renunciaron aduciendo, todos ellos, “motivos personales”.

Pero, como ocurre en los demás hospitales del IESS, la mayoría son profesionales que tuvieron contacto directo con pacientes con Covid-19.

¿Qué dicen las autoridades? 

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, asegura que “todos los médicos tienen relevos, protocolos de descanso“, aunque apunta, además, de “todos estamos cansados”.

“Hay médicos que no quieren salir de los hospitales de forma voluntaria porque están comprometidos (con atender a los pacientes)”.

Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS.

Ante las renuncias o posible falta de profesionales, Wated asegura que los médicos que han salido del IESS después de que sus contratos han terminado serán “los primeros en ser llamados (si se requiere personal sanitario)”.

El presidente de la Federación Médica, Santiago Carrasco, insiste en que el Estado debe garantizar la salud y la vida de los profesionales de salud, pues “son quienes brindan todo su esfuerzo para contener la pandemia”.

Carrasco agrega que el Gobierno debe entregar los recursos necesarios para la contratación de personal sanitario, por lo que considera “absurdo que exista terminación de contratos en medio de la pandemia y más aún cuando no hay suficientes médicos en el país”.

Contratos definitivos, a la espera

La Ley Humanitaria establece que, en un plazo máximo de seis meses (diciembre de 2020), las autoridades sanitarias deben realizar los concursos públicos de méritos y oposición para otorgar los nombramientos definitivos a los trabajadores y profesionales de la salud que hayan trabajado durante la emergencia sanitaria.

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, dice que el IESS está trabajando en este tema para “establecer y aprobar el presupuesto que se necesita para la contratación definitiva del personal de salud”.

Según el funcionario se trata de un proceso que “no se da de la noche a la mañana” y que los médicos deben tener “un poco de paciencia” hasta que se pueda cumplir lo que establece la ley.

Otro grupo de profesionales que exige estabilidad laboral es el de los posgradistas.

Son alrededor de 3.000 médicos que están a la espera de firmar contratos en la red pública de salud, como también lo manda la Ley Humanitaria.

Ante la falta de respuesta por parte del Ministerio de Salud, estos médicos anuncian más plantones en Quito y Guayaquil para exigir que se cumpla con lo que establece ley.

Noticias relacionadas