Los niños migrantes pueden terminar bajo custodia de México o Estados Unidos

Sociedad

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

29 Oct 2021 - 0:05

Los agentes de la Patrulla Fronteriza registran a los menores no acompañados en la estación de El Paso, Texas, el 26 de febrero de 2021. - Foto: U.S. Customs and Border Protection

Los niños migrantes pueden terminar bajo custodia de México o Estados Unidos

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

29 Oct 2021 - 0:05

Los ecuatorianos menores de edad que migran sin compañía de un familiar corren el riesgo de quedarse bajo la tutela del país dónde fueron detenidos, en caso de no encontrarse un familiar para la reunificación legal.

Uno de los puntos clave de esta nueva ola migratoria es la edad de los viajeros. Por primera vez hay una inusual cantidad de menores de edad que intentan llegar hasta territorio estadounidense, bajo el efecto ‘llamada’.

Y los niños, niñas y adolescentes no acompañados no pueden ser repatriados bajo la misma modalidad de los adultos, por ser una población vulnerable, protegida bajo estándares y acuerdos internacionales. Por lo que sus procesos difieren.

Ante esta crisis, el viceministro de Movilidad Humana, Luis Vayas, viajó a la frontera mexicana-estadounidense para observar los procedimientos en ambos Estados. En México visitó los centros de acogida de Monterrey y el Distrito Federal, mientras que en Estados Unidos estuvo en Houston y El Paso.

En el caso mexicano, cuando las autoridades encuentran a un menor de edad no acompañado inician la búsqueda de sus familiares, pero los procesos a seguir varían dependiendo de la edad de los migrantes. “No es lo mismo un niño de dos años, que un adolescente de 17 años”, dice el diplomático. Y hasta inicios de octubre había 58 menores ecuatorianos en custodia mexicana.

Y lamenta que en el caso de los más pequeños muchas veces no tienen documentos y no se sabe ni siquiera su nacionalidad. Por lo que el trabajo de los consulados ecuatorianos se vuelve vital, al momento de iniciar la búsqueda de las familias, sea en Ecuador o Estados Unidos.

Si logran encontrar a los familiares, inicia la reunificación, estén donde estén. Aunque el viceministro Vayas aclara que solo pueden ser llevados a Estados Unidos si sus familiares ya tienen una condición regular.

Además, se requiere la aprobación de las autoridades de ese país para trasladar al menor e iniciar el proceso de entregarlo a su familia. Ya que si el padre o la madre son irregulares, “Estados Unidos no lo va a permitir”.

En ese caso, se busca a tíos o abuelos en Ecuador, e inicia un proceso judicial, ya que es necesario poder identificar al familiar que tiene o puede tener la tutela legal del niño.

En caso de que todas estas opciones previas fallen, los niños y adolescentes se quedan en casas de acogida, para después pasar a familias de acogida e, incluso, finalmente ser adoptados en México.

Una familia mexicana recibe en acogimiento pre-adoptivo a un menor que permanecía en el centro de acogida Capullos, en Monterrey, el 29 de septiembre de 2021.

Una familia mexicana recibe en acogimiento pre-adoptivo a un menor que permanecía en el centro de acogida Capullos, en Monterrey, el 29 de septiembre de 2021. 

Por lo general, se logra localizar a los familiares, sostiene Vayas y advierte que los procesos son largos, pero que los funcionarios consulares ecuatorianos acompañan a los menores de edad mientras duren.

Durante su periplo por ambos países, el Viceministro conoció el caso de Christopher, un adolescente ecuatoriano de 13 años, que fue rescatado en el cruce fronterizo con Estados Unidos en septiembre y ahora se encuentra en Fabriles, un centro de acogida de jóvenes entre 12 y 17 años, en Monterrey.

Su historia es bastante común, su padre, su madre y su hermano mayor ya están en Estados Unidos. Él era el único miembro del núcleo familiar que quedó en Tambillo, bajo el cuidado de sus abuelos.

Christopher llegó a Ciudad de México de manera regular y luego inició el camino hacia el norte junto a coyoteros. Viajó en una furgoneta llena de migrantes que fue interceptada por la policía y miembros del Instituto Nacional de Migración (INM). Entonces fue llevado a Fabriles, que pertenece al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Lamentablemente, la reunificación no es posible porque su familia está en condición irregular en Estados Unidos, así que retornará al país en los próximos días, apenas se defina el vuelo que lo traerá de nuevo a vivir con sus abuelos.

El procedimiento en Estados Unidos

Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos registran a un grupo de menores no acompañados, encontrados en la frontera sur, el 28 de marzo de 2014.

Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos registran a un grupo de menores no acompañados, encontrados en la frontera sur, el 28 de marzo de 2014. U.S. Customs and Border Protection

En la lista de estos polémicos casos están el del niño del osito de peluche abandonado en la frontera y de las dos hermanas que fueron lanzadas por encima del muro, para que los encuentre la patrulla fronteriza y así se inicie el proceso de reunificación familiar.

Como ellos, los menores de edad que logran llegar a Estados Unidos son recogidos por las autoridades y llevados a centros de estancia provisional, donde pueden permanecer un promedio de hasta 35 días, mientras el Estado define su futuro.

Si tienen familiares regularizados en el país inicia el proceso de reunificación familiar, caso contrario se busca a su familia en Ecuador para devolverlos.

Sin embargo, hay una tercera posibilidad, que no se encuentre a ningún familiar o que el familiar localizado no cumpla con los requisitos para la tenencia legal del menor. En ese caso, los niños ecuatorianos quedan ya bajo custodia del Estado norteamericano y entran al sistema de cuidado de menores.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas