Estafas en centros de revisión se suman al calvario de los turnos

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

14 Sep 2022 - 5:28

Vendedores de repuestos en los exteriores del centro de revisión vehicular, ubicado en el valle de Los Chillos, el 13 de septiembre de 2022. - Foto: Primicias

Estafas en centros de revisión se suman al calvario de los turnos

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

14 Sep 2022 - 14:47

Conductores aseguran que grupos de personas acosan a los conductores, queman focos y dañan las plumas de los automotores para arreglarlos a precios desproporcionados.

Actualizada a las 10:54 con operativos de la Agencia Metropolitana de Control.

La revisión técnica vehicular en Quito no cesa de provocar dolores de cabeza. A la falta de turnos y a la demora en la entrega de los stickers de revisión se suman las microestafas que ocurren a diario en las inmediaciones de los siete centros de revisión.

“El foco de atrás está quemado”, “Está mal puesta la placa”, “Sus plumas están malas”…

Hombres y mujeres con mochilas a sus espaldas,y que andan en grupos, dicen eso a casi todos los conductores que llegan a cumplir con sus turnos en los centros de revisión.

Esas advertencias usualmente son falsas, pero cuando el conductor se detiene a verificarlas se vuelven reales. Los mismos vendedores rodean al conductor y lo aturden con advertencias, mientras sus cómplices queman los focos con imanes, quiebran plumas o desconectan fusibles.

De pronto, el auto que llegaba en perfectas condiciones necesita reparaciones urgentes.

Ellos mismo tienen los repuestos y los venden a precios ridículos. La necesidad de aprobar la revisión en la cita -cuya obtención fue otro viacrucis- hace que muchos accedan a pagar hasta USD 20 por un foco de freno que en un taller eléctrico cuesta USD 2 o USD 3.

Vendedores de repuestos instalan la placa en un auto en el centro de revisión vehicular Bicentenario, en el norte de Quito, el 13 de septiembre de 2022.

Vendedores de repuestos instalan la placa en un auto en el centro de revisión vehicular Bicentenario, en el norte de Quito, el 13 de septiembre de 2022. Primicias

“A mí se me acercaron cinco personas que me dijeron que las luces no funcionaban. Cuando me detuve a ver lo que pasaba, efectivamente, no se prendía la direccional”, dice Alberto Gutiérrez, propietario de un vehículo.

Lo curioso es que antes de salir de su casa, Gutiérrez verificó que las luces funcionaban. “Fue un error detenerme”, admite. Pues “luego de que los comerciantes revisaron la caja de fusibles dejaron de funcionar las luces de parqueo y los halógenos”.

Sin embargo, le ofrecieron los repuestos. “Por miedo a perder la cita, accedí y pagué (…) Me cobraron USD 100 por una reparación que no cuesta ni USD 20, pero tuve que pagar porque se pusieron agresivos”, dice.

Sanciones

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) reconoce que los comerciantes hacen uso del espacio público para ejecutar estas estafas. Incluso, las autoridades saben que los comerciantes utilizan imanes para quemar los focos.

Ante esta realidad, La AMC dice que han ejecutado 143 operativos en lo que va del año. Entre las principales sanciones están 60 sanciones a comerciantes por hacer mal uso del espacio público.

El Código Municipal establece que quienes hagan mal uso del espacio público serán sancionadas con la mitad del salario básico unificado (USD 212).

Además, la entidad municipal señala que ha clausurado a tres establecimientos que se dedicaban a la reparación de autopartes sin contar con el permiso municipal y ha inspeccionado a 21 locales que trabajan en los alrededores de los centros de revisión vehicular.

Una pareja relató la estafa que sufrió afuera del Centro de Revisión Vehicular Bicentenario, en el norte de Quito. “Por poner la placa nos cobraron USD 20, más USD 30 por la instalación de unos cauchos en los bordes de las ventanas”, dicen.

Algo similar ocurre con las plumas, por cuyo arreglo llegar a cobrar hasta USD 50 por un producto que en un supermercado se consigue por USD 5.

Colectivos piden suspender la revisión vehicular

Activistas y colectivos ciudadanos insisten en la suspensión de la revisión técnica vehicular en Quito. El pedido se sustenta en los problemas que presenta la página web de la Agencia Metropolitana de Tránsito para el agendamiento de las citas.

El activista Darío Paladines dice que hay cientos de ciudadanos que se quejan de que no consiguen un turno, a pesar de navegar por varias horas en la página de la AMT.

A esto se suma que la entidad sigue cobrando multas a quienes no cumplen con el calendario impuesto por el Municipio de Quito.

Paladines espera que la Defensoría del Pueblo otorgue medidas cautelares para que se concrete la suspensión del proceso.

La directora de la AMT, Silvana Vallejo, insiste en que el proceso seguirá de acuerdo a lo planificado, bajo este detalle:

  • Septiembre: vehículos con placas terminadas en 5 y 6.
  • Octubre: autos con placas terminadas en 7 y 8.
  • Noviembre: vehículos con placas terminadas en 9 y 0.
  • Diciembre: todos los vehículos.

El 13 de septiembre de 2022, el Concejo Metropolitano tenía previsto tratar las denuncias que los ciudadanos han dado a conocer sobre la revisión vehicular, pero no fue posible ante a falta de quórum de los concejales.

Noticias relacionadas