El número de pruebas que se aplica en Ecuador es insuficiente

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

26 Jun - 0:03

Personas buscan trabajo en la Plazoleta de San Francisco, en Cuenca, el 24 de junio de 2020. - Foto: API

El número de pruebas que se aplica en Ecuador es insuficiente

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

26 Jun - 0:03

En junio, Salud ha aplicado alrededor de 1.000 pruebas diarias. En Quito, los test están ‘guardados’ porque no hay insumos para procesar resultados.

Santa Elena, Manabí, Guayas y Pichincha son algunas de las provincias en las que el índice de resultados positivos por contagio con Covid-19 es superior al 40%.

Esto significa que, del total de pruebas aplicadas en estas localidades, al menos el 40% de personas son diagnosticadas con la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que lo recomendado es que ese índice no supere el 10%.

Provincias como Pastaza, Esmeraldas y Orellana, incluso, superan el 50%, según datos del Ministerio de Salud, hasta el 25 de junio.

¿La razón? El epidemiólogo Mario Paredes explica que el alto índice de positividad demuestra que el Gobierno no aplica un número suficiente de pruebas entre la población para ubicar a los enfermos, aislarlos y evitar la propagación del virus.

El Ministerio de Salud asegura que alrededor de 1.000 pruebas diarias se han realizado en lo que va de junio. En Pichincha, una de las provincias con mayor aumento en el número de contagios, se aplican 276 pruebas diarias.

Paredes insiste en que esta cantidad de test es insuficiente y agrega que las pocas que se utilizan están dirigidas únicamente a personas que presentan síntomas o que ya se han contagiado.

“Esto no evita la propagación del virus porque no identifica a las personas asintomáticas, uno de los grupos que propaga el virus en mayor porcentaje”.

Mario Paredes, epidemiólogo

El infectólogo Hugo Bedón coincide en que “la poca capacidad de diagnóstico no permite aplicar un adecuado sistema de vigilancia epidemiológica que aísle a los enfermos y sus contactos para que no esparzan el virus”.

Paredes dice que es urgente la masificación de pruebas PCR después de que la mayoría de cantones han pasado al semáforo amarillo, por lo que se requiere identificar a la población contagiada para establecer los cercos epidemiológicos”

“Miles de personas ahora salen a las calles y pueden contagiarse fácilmente. Es por eso que el diagnóstico con pruebas PCR debe reforzarse en todo el país”.

Mario Paredes, epidemiólogo

Bedón advierte que -si no se aplican más tests, además de acatar las disposiciones de bioseguridad- es posible que en algunas ciudades, como Quito, Portoviejo y hasta Guayaquil, haya una segunda ola de contagios por coronavirus.

Esto implica, advierte el infectólogo, mayor necesidad de camas hospitalarias o el desbordamiento del sistema sanitario.

¿Qué pasa en Quito?

En la capital el problema no es que falten pruebas, sino que no se utilizan, ni se procesan los resultados.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, había ofrecido que el Municipio procesaría 1.500 pruebas diarias para evaluar el avance de la pandemia en la ciudad. Y, con base en esos datos, se tomarían decisiones sobre las restriccione de movilidad.

Sin embargo, datos de la Secretaría de Salud revelan que únicamente se han procesado 7.401 muestras, entre el 11 de mayo y el 19 de junio de 2020. Es decir, 185 diarias.

La promesa de Yunda está lejos de cumplirse, sobre todo, porque los tres laboratorios que procesan las muestras (Universidad Central, Universidad UTE y Hospital IESS Sur) tienen una capacidad máxima de procesar 720 muestras al día.

A esto se suma que los laboratorios no reciben los insumos necesarios para este procedimiento.

Yunda dice que la entrega de los materiales se hace “por cuotas”. Aunque, ni en eso hay acuerdos.

La asesora técnica de la Secretaría de Salud, Linda Guamán, dijo por ejemplo que la Universidad Central ha recibido insumos para las próximas dos semanas.

Pero, la directora del laboratorio de la esa universidad, Lucy Baldeón, dice que cuenta con insumos para procesar las muestras hasta hoy, 26 de junio de 2020. Desde el lunes, anunció, el laboratorio podría dejar de operar ante la falta de materiales.

Para cumplir la promesa del alcalde, la Secretaría de Salud tiene previsto contratar a laboratorios privados.

Guamán dice que la entidad necesita procesar alrededor de 1.000 pruebas diarias en laboratorios privados y agrega que, según la cotizaciones, cada muestra costaría entre USD 14 y USD 15.

Para el concejal del movimiento Concertación, Fernando Morales, contratar laboratorios privados es un ejemplo de la falta de planificación en la Secretaría de Salud.

El panorama empeora porque existe el riesgo de caducidad de pruebas PCR compradas por el municipio. Guamán dice que en agosto se enviará una alerta a la empresa proveedora, que tiene la obligación contractual de canjear los insumo que caduquen.

Pero, por ahora, la asesora cree que si se cumple el cronograma que ha sido elaborado por la Secretaría de Salud no habrá necesidad de aplicar el canje.

Contrato en la mira

La empresa Salumed, proveedora de las 100.000 pruebas que adquirió la Secretaría de Salud y cuyo contrato está manos de la Contraloría por presunto sobreprecio, incumplió con la entrega de un equipo para el procesamiento de pruebas PCR.

Así lo dice la asesora técnica de la Secretaría de Salud, Linda Guamán, quien agrega que en 10 días se conocerá la multa que deberá pagar la compañía.

En ese tiempo, señala Guamán, el departamento jurídico de la Secretaría de Salud analizará si es posible el cancelamiento del contrato.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas