Martes, 27 de febrero de 2024

Oyacachi, el mejor destino rural de Ecuador, según la Organización Mundial del Turismo

Autor:

Rocío Echeverría

Actualizada:

14 Dic 2023 - 15:25

Entre 260 candidatos del mundo, Oyacachi, parroquia rural del cantón El Chaco, provincia de Napo, se ubicó entre los 54 mejores destinos en esa categoría.

Oyacachi es una parroquia que vive en un 80% del turismo.

Autor: Rocío Echeverría

Actualizada:

14 Dic 2023 - 15:25

Oyacachi es una parroquia que vive en un 80% del turismo. - Foto: PRIMICIAS

Entre 260 candidatos del mundo, Oyacachi, parroquia rural del cantón El Chaco, provincia de Napo, se ubicó entre los 54 mejores destinos en esa categoría.

Está rodeada de agua y de montañas. Oyacachi es un pueblo remoto habitado por alrededor de 800 personas. Por más de 500 años, los ancestros han pernoctado en las faldas de los volcanes Cayambe y Antisana.

Pertenece a la Amazonía ecuatoriana y es una parroquia del cantón El Chaco, provincia de Napo. Es considerado el pueblo más frío de esta región, ya que hay zonas que se levantan a 3.200 metros sobre el nivel del mar, y otras a 4.000 metros.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) convirtió a Oyacachi en el único mejor destino rural de Ecuador en 2023, y está entre los 54 mejores del mundo, según los "Best Tourism Villages".

El Ministro de Turismo, Niels Olsen, entregó el reconocimiento oficialmente el 13 de diciembre de 2023.

“Oyacachi ingresó al listado de los mejores pueblos donde se puede vivir la experiencia del turismo cercano a la gente, siendo un destino seleccionado de entre casi 260 candidaturas de más de 60 países, lo que se convierte en una clara demostración de sus destacados valores y acciones hacia el turismo rural”, afirmó Olsen.

Este año postularon 260 candidatos de diferentes lugares del mundo y fueron escogidos 54, entre ellos Oyacachi.

En 2022 quedaron Aguarico (Orellana) y Angochagua (Imbabura) entre los lugares reconocidos.

Germán Aigaje, presidente de la comunidad, asegura que el premio reconoce a los pueblos que van a la cabeza del fomento de las áreas rurales, la preservación de los paisajes, diversidad cultural, valores locales y tradiciones.

Pero su gente transmite el calor que el clima no lo permite. Sus habitantes son kiwchas descendientes de los kayambis y todos trabajan por el bien común. Los recursos son administrados por la comunidad y se distribuyen para todos.

Habitan en 63.000 hectáreas con escritura pública dentro de la reserva Cayambe-Coca, cuyo territorio es inalienable. En esta parroquia nadie puede comprar ni vender un terreno a terceros.

"Analizan todos los aspectos de sostenibilidad en lo económico, social y ambiental. Nosotros cumplimos todos los requisitos".

Germán Aigaje, presidente de la comunidad.

Según el informe de la OMT, el reconocimiento a los pueblos rurales también busca combatir la despoblación rural, promover la igualdad de género, innovación, infraestructura y que exista mejor inversión para promulgar el turismo sostenible.

Oyacachi es un paraíso. De sus montañas brotan aguas termales y minerales del sinnúmero de vertientes y ríos que son aprovechadas por la comunidad, que impulsa la innovación y la sostenibilidad mediante el turismo rural.

Fomento y preservación

En Oyacachi viven del turismo, ganadería, artesanía y crianza de truchas. No es una tierra agrícola, por eso desde la antigüedad realizaban trueques para intercambiar artesanías de productos como bateas o mamas cucharas (cucharas gigantes) con granos.

La principal fuente de ingreso es el complejo de aguas termales, que les permitió abrirse al turismo en 1999.

El Complejo de aguas termales fue construido en minga y recibe las aguas de dos volcanes Cayambe y Antisana.

El Complejo de aguas termales fue construido en minga y recibe las aguas de dos volcanes Cayambe y Antisana.  PRIMICIAS

Todo se construyó en mingas y en un espacio de 10 hectáreas hay seis piscinas termales con temperaturas diferentes, sauna, zona de camping y áreas verdes. Estas aguas brotan de las entrañas del Cayambe y Antisana.

Fabián Aigaje, administrador del complejo, asegura que cada año aumenta el número de visitantes. En 2002 hubo 55.000 turistas. El ingreso cuesta USD 5 para adultos y USD 3 para niños y personas de la tercera edad.

Fabián recalca que cada visita representa una ayuda para la comunidad. También promocionan otros seis centros turísticos, que incluyen caminatas por las cascadas, museo y a la gruta de la Virgen del Quinche.

Los habitantes aseguran que este fue el primer lugar donde apareció la imagen santa y el famoso escultor español Diego de Robles luego talló la escultura. Para recorrer los otros complejos igual se paga una tarifa de entre USD 3 y USD 2 por persona.

La gruta de la Virgen del Quinche, donde aseguran que fue el primer lugar donde apareció la imagen sagrada, que luego fue tallada por el famoso escultor español Diego de Robles.

La gruta de la Virgen del Quinche, donde aseguran que fue el primer lugar donde apareció la imagen sagrada, que luego fue tallada por el famoso escultor español Diego de Robles. PRIMICIAS

Recursos para todos

Cada recurso que llega a la comunidad se lo distribuye para mejorar la educación, tanto para readecuar el centro educativo en la misma comunidad como para enviar a los jóvenes a capacitarse o a estudiar a las ciudades.

Pero después de culminar los estudios, ellos deben regresar a multiplicar conocimientos en la parroquia.

Tal como hizo Fabián Aigaje, quien estudió turismo en Cotopaxi y ahora labora en la comunidad como administrador del complejo.

Los habitantes de Oyacachi trabajan en todos los emprendimientos. En las casas elaboran las artesanías y después las entregan en el centro de acopio comunitario para la venta a los turistas.

Los emprendimientos son atendidos por los jóvenes locales, quienes ganan sueldo básico y todos los beneficios.

También atienden en lo social, vialidad y las utilidades que generen se reparten a finales de diciembre entre niños y adultos, en víveres y regalos. Incluso entre la comunidad apoyan para impulsar emprendimientos de los comuneros.

Hay hostales en las casas de los comuneros, donde también les permiten convivir con las actividades diarias, a un costo de entre USD 8 y USD 15.

Otra experiencia más extrema es Haka Wasi, un hospedaje de altura, donde el visitante debe escalar 80 metros y llegar hasta la cabaña construida sobre una roca.

El mentalizador es Benjamín, un joven de 30 años, quien junto a su hermano la construyó en pandemia.

El proyecto estará culminado en febrero de 2024. El hostal tiene jacuzzi, pero mientras tanto los turistas pueden disfrutar del deporte extremo de escalada con todas las seguridades.

Todo este trabajo comunitario hizo que la OMT le diera el mérito a Oyacachi de ser uno de los mejores pueblos rurales del mundo. Sin embargo, las autoridades locales los tienen abandonados en lo que respecta mejorar la vialidad.

Esperan la carretera

Para Micael Parión, secretario de la parroquia, Oyacachi debería contar con un buen sistema vial, ya que de sus montañas han concesionado el agua que consumen en parte de Quito y en Cayambe.

Por ser una zona donde abundan los recursos naturales, la empresa de agua potable de Quito extrae de sus montañas 500 litros por segundo, al igual que Cayambe.

"Se llevan el agua de acá, pero no nos han arreglado la carretera principal para que los turistas tengan mejor acceso a la parroquia. Es lo que pedimos", recalca Parión.

Oyacachi pertenece a Napo, pero limita con Pichincha, por donde se puede acceder fácilmente a esta parroquia del Oriente. El desvío está en el sector de Congahua, cinco minutos antes de Cayambe si va desde Quito.

El mayor inconveniente de la localidad es el mal estado de 13 kilómetros de carretera.

El mayor inconveniente de la localidad es el mal estado de 13 kilómetros de carretera. PRIMICIAS

Germán Aigaje, presidente parroquial, insistió en que con los recursos que generan de los emprendimientos tratan de bachear las vías, pero no es suficiente.

Les hacen falta 13 kilómetros para terminar todo el asfalto, aunque tienen la promesa de la Prefectura de Pichincha que para 2024 culminarán la carretera.

Sus directivos aseguran que con la vía de ingreso los visitantes reducirían las casi dos horas de trayecto desde Congahua.

Así tendrían la visita de más turistas, motor principal para fomentar la economía en esta parroquia, donde no conocen de migración y tampoco de delincuencia.

Noticia publicada el 10 de diciembre de 2023 y actualizada el 14 de diciembre con la entrega oficial del reconocimiento.