Martes, 27 de febrero de 2024

Las consultas por depresión y ansiedad se disparan en Ecuador

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

29 Sep 2023 - 18:00

Desde 2020, cuando se inició la pandemia, los pacientes que buscan ayuda por depresión, ansiedad u otros problemas mentales no dejan de crecer.

Imagen referencial de una mujer con depresión, el 29 de septiembre de 2023.

Autor: Jonathan Machado

Actualizada:

29 Sep 2023 - 18:00

Imagen referencial de una mujer con depresión, el 29 de septiembre de 2023, en Quito. - Foto: Primicias

Desde 2020, cuando se inició la pandemia, los pacientes que buscan ayuda por depresión, ansiedad u otros problemas mentales no dejan de crecer.

El número de personas que acude a una cita médica por un problema de salud mental, como ansiedad y depresión, aumenta año tras año en Ecuador.

Datos del Ministerio de Salud revelan que la llegada de la pandemia de Covid-19 disparó este tipo de consultas en todo el país.

Las cifras detallan que entre enero y julio de 2020, durante uno de los períodos más trágicos de la pandemia, se registraron 392.232 consultas de personas que buscaron ayuda profesional.

Desde entonces, este número no ha parado de incrementarse hasta llegar a 451.957 consultas en el mismo período de 2021, y a 538.666 en los primeros siete meses de 2022.

Las últimas estadísticas oficiales confirman esta tendencia, pues entre enero y julio de 2023 se contabilizaron 619.781 atenciones.

Esto significa que en los últimos cuatro años hubo un aumento del 58% de pacientes con problemas mentales.

Según el Ministerio, en el país hay 466 establecimientos en los que ha invertido USD 27 millones para el tratamiento de problemas de salud mental.

"El primer nivel se enfoca en servicios de atención ambulatoria en 281 unidades de salud, además de servicios ambulatorios intensivos en 63 hospitales", detalla la entidad.

A estas casas de salud se suman 111 hospitales y 11 centros especializados para el tratamiento de personas con consumo problemático de alcohol y otras drogas.

Alejandro Bejarano, presidente de la Fundación Salud Mental Ecuador, concuerda con el Ministerio de Salud en que la pandemia fue un "disparador para que las personas desarrollen problemas de salud mental".

En julio de 2022, Bejarano identificó este problema y creó la fundación con el objetivo de brindar ayuda psicológica gratuita y a bajos costos.

"Somos 90 voluntarios que brindamos ayuda, a través de sesiones en línea y presenciales. También tenemos un chat en vivo en nuestra página web para que las personas reciban terapia", detalla.

Y agrega que el aumento de pacientes obligó a que la fundación amplíe su oferta de servicios. En las últimas semanas inauguró dos grupos de apoyo:

  • Uno dirigido a personas de la comunidad LGBTI.
  • El segundo funciona como conversatorios virtuales en los que las personas exponen sus problemas y reciben consejos y terapia.

"El trabajo de la fundación, entre charlas, seminarios, terapias y consultas, ha beneficiado a unas 580.000 personas", asegura.

Los cinco problemas mentales más frecuentes

El Ministerio de Salud ha identificado los cinco problemas de salud mental más frecuentes en los ecuatorianos:

Alejandro Bejarano, de la Fundación Salud Mental Ecuador, dice que la ansiedad y la depresión son dos de los problemas más frecuentes porque "están presentes en la cotidianidad, es decir, se desarrollan por problemas familiares, laborales, económicos y amorosos, independientemente de la edad de las personas".

El Ministerio de Salud detalla, además, que las personas que tienen entre 20 y 39 años son las que más acuden en busca de ayuda psicológica.

Le siguen quienes tienen entre 20 y 39 años, y el grupo etario que oscila entre los 40 y 64 años.

¿Cuándo acudir al psicólogo?

Bejarano sostiene que una persona no debe asistir al psicólogo únicamente cuando tiene dificultades, sino "como un tratamiento preventivo para evitar caer en un problema de salud mental".

Sin embargo, enlista una serie de alertas que se debe tomar en cuenta para solicitar ayuda psicológica urgente:

  • Cuando no se disfrutan las cosas que se hace en el día a día
  • Cuando hay una caída en el rendimiento profesional o académico.
  • Cuando hay problemas en las relaciones interpersonales.

Además, recomienda estar atento a los cambios de conductas de las personas de su alrededor para brindarles soporte hasta contactar a un profesional de la salud mental.