Siete colegios con planes para volver a clases presenciales; uno es fiscal

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

2 Oct 2020 - 0:03

Una niña ingresa al colegio SEK en Quito, como parte del plan piloto de retorno a clases presenciales, el 30 de septiembre de 2020. - Foto: API

Siete colegios con planes para volver a clases presenciales; uno es fiscal

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

2 Oct 2020 - 0:03

De los colegios aprobados, solo uno es público y está en Imbabura. El resto son privados y con sedes en Quito y Guayaquil. Apenas tres han reabierto sus puertas oficialmente.

Aproximadamente 4,4 millones de estudiantes en Ecuador del ciclo Sierra y Costa cursan sus estudios bajo una modalidad virtual, debido a la pandemia. Y un regreso presencial a las aulas a nivel nacional es aún lejano.

Si bien el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional aprobó en agosto de 2020 un plan paulatino de regreso, solo tres colegios lo han hecho de manera oficial en el ciclo Sierra.

En total, según información recopilada por PRIMICIAS, siete unidades educativas a nivel nacional han presentado sus planes de bioseguridad al COE. Esto representa apenas el 0,06% de los 11.091 colegios y escuelas que hay en el país.

Pero la última decisión es de cada COE Cantonal.

En el caso de los colegios de Guayaquil, la alcaldesa Cynthia Viteri ya anunció que no habrá clases presenciales en la ciudad mientras dure la pandemia.

“Respeto mucho a las Ministras de Educación y Gobierno, pero en Guayaquil las clases no se abren, ni con plan piloto. Este año lectivo está cerrado para escuelas y colegios”, aseguró Viteri.

En Samborondón, un cantón de Guayas cercano a Guayaquil, el COE analiza la aprobación de un plan piloto para el colegio Alemán Humboldt. “Estamos esperando la autorización del Concejo cantonal y del señor alcalde (Juan José Yúnez)”, expresa el presidente del comité ejecutivo del plantel, Ramón Sonnenholzner.

Mientras que en Quito, hay tres unidades educativas que ya reiniciaron sus actividades el 30 de septiembre de 2020, tras la autorización del COE Cantonal.

Plantel fiscal pone ejemplo

Su nombre es Unidad Educativa Zuleta. Está en Ibarra, capital de Imbabura, en la Sierra Norte de Ecuador. Tiene 203 estudiantes. Pero tanto sus maestros, alumnos como las autoridades están empeñados en hacer exitoso su plan de retorno presencial a las clases.

El COE cantonal aprobó un plan piloto para el único plantel fiscal que está listo para reabrir sus puertas. Ellos quieren poner el ejemplo.

Un factor que ayuda es un número de estudiantes manejables, para poder cumplir los protocolos de bioseguridad dispuestos por el COE.

El Ministerio de Educación asegura que esto es producto de un diálogo entre la comunidad y el Distrito Educativo de Ibarra, donde se ubica la escuela.

Estas conversaciones permitieron que el COE Cantonal de Ibarra aprobara el protocolo y autorice el retorno presencial de 179 estudiantes.

La solicitud fue presentada por las propias comunidades de las parroquias de La Esperanza y Angochagua, puesto que tenían problemas de conexión a Internet.

Reunión de padres de familia y autoridades educativas en la Unidad Zuleta, de Ibarra, el 29 de septiembre de 2020.

Reunión de padres de familia y autoridades educativas en la Unidad Zuleta, de Ibarra, el 29 de septiembre de 2020. Cortesía

¿Qué se necesita para regresar? 

Hasta ahora se conoce que un plantel con interés de regresar a clases presenciales debe crear un plan ajustado a su realidad estudiantil, administrativa y de espacio. Deben probar que habrá distanciamiento en las aulas y capacidad para dotar de puntos de desinfección en las instalaciones.

De manera general, el COE dispone que los colegios sigan estas instrucciones:

  • La asistencia debe ser voluntaria.
  • Se iniciará con alumnos de clases inferiores como Educación Inicial o General Básica. 
  • El retorno de los demás cursos, como Bachillerato, será paulatino.
  • Solo deberá asistir el 30% de la capacidad de la clase.
  • Cada jornada deberá durar máximo 4 horas.
  • No habrá atención en bares y comedores. 

Por su parte, Nelly Varela, directora general del Colegio Internacional SEK, indicó que se han implementado todas las medidas de bioseguridad y que éstas fueron socializadas con los padres y alumnos previo al retorno.

El Internacional SEK reinició clases en sus dos sedes, Quito y Los Valles. Pero en Guayaquil, la institución está ubicada en la vía a la Costa, y su regreso depende del Municipio que ha negado, hasta ahora, todas las posibilidades.

“Los colegios están concebidos para ser presenciales, para tener niños en las instalaciones, un colegio sin niños es triste”.

Nelly Varela, director del colegio SEK.

Prioridad en zonas rurales

En la Costa, la subsecretaría de la Zona 8 tenía un plan piloto para reiniciar actividades en escuelas rurales, también debido a la falta de internet.

“Tenemos dos escuelas identificadas en la cabecera cantonal de Samborondón, pero la primera tiene todos los servicios básicos funcionando a la perfección y allí comenzaremos el plan piloto para ver cómo nos va”, dijo Alexandra Higgins, subsecretaria de Educación en la Zona 8 a PRIMICIAS.

Incluso el propio Ministerio había indicado en julio de 2020 que unas 1.000 escuelas uni y bidocentes estaban listas para reabrir sus puertas. Todas se sitúan en el sector rural y en la Costa.

Higgins explicó que se avanza en el proceso de las escuelas de Samborondón con el Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE). “La Ministra de Educación, Monserrat Creamer, visitó uno de los colegios de Samborondón y estuvieron los padres, quienes expusieron sus necesidades”, dijo la funcionaria. Una vez que el documento esté finalizado se envía al COE nacional.

Docentes para escuelas improvisadas

Según el Instituto de Nacional de Estadística y Censos (INEC), en las zonas rurales del país apenas el 21% de la población tiene acceso a internet. Esta realidad en tiempos de pandemia complica la educación online.

Conviviendo con esta falta de Internet transcurren las clases en escuelas improvisadas de Monte Sinaí, uno de los barrios más pobres de Guayaquil.

Por ejemplo, el dirigente John Díaz, de la cooperativa Ciudad de Dios, en Monte Sinaí, explica a PRIMICIAS que las familias con servicio de Internet, lo alquilan a otros hogares.

A esta escasez de recursos se suma la falta de docentes, lo que ha motivado que los padres suplan ese papel.

Por ello, el Ministerio aceptó la propuesta del Municipio de Guayaquil que pretende aliviar parcialmente los problemas educativos de Monte Sinaí.

El Cabildo contratará 300 docentes, con el fin de apoyar pedagógicamente a unos 6.000 alumnos rezagados. La meta es que los estudiantes puedan culminar el año. Este plan de refuerzo iniciará el 15 de octubre próximo, cuando arranque el segundo quimestre en el ciclo Costa.

Alexandra Higgins, subsecretaria de Educación en la Zona 8, comentó que los profesores que contrate el Municipio servirán como refuerzo en estas escuelas improvisadas donde ya hay maestros voluntarios del Ministerio.

Noticias relacionadas