Lunes, 24 de junio de 2024

Un trasplante cambió la vida de Natalia: "Estoy con más ánimos que nunca"

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

17 Feb 2024 - 12:49

Natalia, de 23 años, sufría de una enfermedad renal crónica, pero en diciembre de 2023 volvió a sonreír gracias a un trasplante de riñón.

Natalia M.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

17 Feb 2024 - 12:49

Natalia M. recibió un trasplante renal que cambió su vida. - Foto: IESS

Natalia, de 23 años, sufría de una enfermedad renal crónica, pero en diciembre de 2023 volvió a sonreír gracias a un trasplante de riñón.

Con solo 23 años, una enfermedad renal crónica obligó a Natalia M. a detener sus estudios y a someterse a tratamientos de hemodiálisis tres veces por semana. Pero, ahora esos amargos recuerdos quedaron en el pasado, puesto que la joven recibió un trasplante de riñón en el hospital Teodoro Maldonado Carbo, del IESS.

La mujer fue operada en diciembre de 2023 y ahora dice que puede retomar su vida. Se siente agradecida por ser beneficiaria del trasplante, pues ya no depende de una máquina de hemodiálisis.

“Cuando supe de mi enfermedad hice una pausa a mis estudios para centrarme en lo que estaba sucediendo en ese momento, en los cambios que haría en mi vida. Me dializaba tres veces por semana”, cuenta Natalia.

En 2013 empezó a recibir tratamiento por su enfermedad y cinco años después, debido a que su función renal estaba muy afectada empezó a recibir hemodiálisis.

El tratamiento era doloroso, pero siempre se mantuvo su fe, se apoyó en su familia. En 2022 ingresó a la lista de espera para el trasplante y 16 meses después recibió la llamada que cambió su vida.

"Los cambios son increíbles después del trasplante, es algo de no creer. Me siento más tranquila, no me siento agotada como antes. Estoy con más ánimos que nunca".

Natalia M., beneficiaria de un trasplante en hospital del IESS.

Los cambios son increíbles después del trasplante, es algo de no creer. Me siento más tranquila, ya no me siento agotada como antes, al contrario, estoy con más ánimos que nunca”, dijo.

Natalia es una de las 477 pacientes que se han beneficiado de trasplantes en los hospitales del IESS, entre 2021 y 2024.

“Mi consejo a todas las personas que desean otra oportunidad de vida, que están en diálisis es que consideren la opción de un trasplante porque es de los mejores tratamientos sustitutivos para una mejor calidad de vida”, recomendó.