Miércoles, 24 de abril de 2024

El Oro: condenan a cuatro años de cárcel a un adolescente por crimen de policía

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

22 Feb 2024 - 15:47

Un adolescente de 16 años fue condenado a cuatro años y cinco meses de privación de libertad como coautor del asesinato de un policía en El Oro.

Condenan a cuatro años de cárcel a un adolescente por crimen de policía

Autor: EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

22 Feb 2024 - 15:47

Imagen referencial de un adolescente infractor, en momentos de su detención. - Foto: Fiscalía

Un adolescente de 16 años fue condenado a cuatro años y cinco meses de privación de libertad como coautor del asesinato de un policía en El Oro.

Un adolescente de 16 años fue encontrado culpable como coautor del asesinato de un policía, en un hecho ocurrido en noviembre de 2023 en Machala, El Oro.

Y este 22 de febrero de 2024, una jueza de Adolescentes Infractores le impuso la pena de cuatro años y cinco meses de internamiento institucional, es decir, ordenó su ingreso en un centro correccional de menores.

¿Cómo ocurrió el asesinato? En noviembre del año pasado, dos policías acudieron en un patrullero a un llamado de auxilio en Machala, cuando fueron atacados por cuatro personas que se movilizaban en dos motocicletas.

Los atacantes realizaron disparos de fusil que ocasionaron la muerte del policía Édison Amable J., quien era el conductor del patrullero.

Tras una persecución a las dos motos de los atacantes, la Policía registró varios inmuebles y detuvo a dos adultos y un adolescente, a la vez que decomisó fusiles y otras evidencias.

Esta condena es la segunda emitida en febrero de 2024 contra un adolescente, puesto que el pasado 19 de febrero, un joven de 17 años recibió una sentencia de cuatro años por terrorismo.

Crimen fue ordenado por líder de banda

En el juicio, la fiscal a cargo del caso demostró la responsabilidad del adolescente a través de las pruebas practicadas, como el análisis de su teléfono móvil.

En el celular del joven se encontraron conversaciones incriminatorias, y un video en el que manipulaba armas de fuego de similares características a las utilizadas en el asesinato.

Además, una pericia balística de cotejamiento determinó que los indicios balísticos encontrados en el lugar de los hechos pertenecen a las armas incautadas en los allanamientos.

También demostró que los testigos balísticos obtenidos de los fusiles guardan relación de origen común con la bala extraída del cadáver de la víctima.

De acuerdo con los policías que investigaron el caso, la motivación de este asesinato fue una orden del líder de una banda criminal que instruyó a sus integrantes a matar a los policías que encuentren al azar, pues iba a ser trasladado a otra prisión.

En este caso, la jueza aplicó varias circunstancias atenuantes, ya que se demostró que el adolescente colaboró con las investigaciones.

Además, el adolescente actuó bajo amenazas, tomando en cuenta su situación de vulnerabilidad por la pobreza en la que vivía.

En relación al proceso penal contra los dos adultos también detenidos, se espera la fecha para la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio.