Pareja de investigadores crea un robot que imita las acciones humanas

Tecnología

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

11 Sep - 19:39

Wong Choon Yue, investigador de la universidad de Nanyang, junto a su creación, el robot EDGAR. - Foto: Universidad tecnológica de Nanyang.

Pareja de investigadores crea un robot que imita las acciones humanas

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

11 Sep - 19:39

EDGAR es un robot creado por una pareja de investigadores de Singapur. El androide tiene apariencia humana y puede simular gestos mediante un software, aunque solo cuenta con la parte superior de un cuerpo humanoide.

Wong Choon Yue es un profesor de Singapur que se dedica a crear robots junto a su esposa, Pang Wee Ching. El robot más avanzado que creó la pareja ha sido nombrado EDGAR. Su rostro está hecho de polietileno, tiene dos manos y un torso que reposan sobre un carrito con ruedas.

Durante los últimos seis años la pareja ha estado desarrollando a EDGAR, abreviatura de ‘Expressions Display and Gesturing Avatar Robot’. La creación del profesor Choon, permite que el robot replique gestos y expresiones faciales hechas por cualquier persona en cualquier parte del mundo con la intervención de un software.

“Podría tener un hijo que vive en el extranjero, que extraña mi forma de cocinar. Lo que puedo hacer con esta tecnología es conectarme al robot donde él está y usarlo para cocinar su arroz con pollo favorito”.

Wong Choon Yue, investigador de la Universidad de Nanyang (Singapur).

Los creadores dicen que su proyecto es el siguiente paso en el campo de las comunicaciones, ya que le agregarán voz mediante el uso de aplicaciones de videollamada como Skype.

La pareja tuvo en agosto de 2019 un bebé al que llamaron Gabriel. Pang, quien programó a los robots, se rió entonces de la idea de que sus creaciones pudieran ayudar con la crianza de su hijo humano, o que su hijo pueda algún día ayudar con el desarrollo de nuevos robots.

“Quizás cuando cuide al bebé y aprenda más sobre cómo funciona la vida humana, lo pueda aplicar en la construcción de la inteligencia del robot”.

Pang Wee Ching, profesora de la universidad de Nanyang (Singapur)

Pang y Wong, quienes se conocieron hace una década en el trabajo, consideran que sus robots son como hijos por los que sienten afecto y orgullo.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas