Nueva York veta el minado de criptomonedas por su alto uso de energía

Tecnociencia

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

27 Nov 2022 - 11:59

Representaciones de las criptomonedas más populares, Bitcoin, Ethereum, DogeCoin, Ripple, y Litecoin. - Foto: Reuters

Nueva York veta el minado de criptomonedas por su alto uso de energía

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

27 Nov 2022 - 11:59

Nueva York se convertirá en el primer lugar de Estados Unidos en prohibir el minado de criptomonedas, que recurran a electricidad de combustibles fósiles.

El negocio de las criptomonedas no la tiene fácil en las últimas semanas. Luego del escándalo financiero de la plataforma FTX, que dejó a miles en la quiebra, llega el anuncio de Nueva de York que le dice a los usuarios: “No mines aquí”.

Como muchos conocerán, el minado de bitcoins requiere de mucha energía eléctrica, puesto que los servidores están conectados todo el tiempo y trabajando a máxima capacidad.

Preocupado por este alto consumo de energía, el estado de Nueva York será el primero en Estados Unidos en prohibir temporalmente estas actividades que usen electricidad procedente de combustibles fósiles.

A Nueva York le inquieta el impacto ambiental de esta práctica.

Por ello, la gobernadora del estado, la demócrata Kathy Hochul, firmó la medida que había sido aprobada el pasado junio por el legislativo estatal. Es decir, entró en vigor de forma inmediata.

La norma se centra en la autenticación con “prueba de trabajo”, que valida las transacciones en la cadena de bloques y que se utiliza en la producción de varias divisas, como bitcoin o ethereum.

Si los ‘minadores’ deciden violar la ley, pueden afrontar una suspensión de licencias por dos años. Además, paraliza las renovaciones a empresas de minado que recurran a energías fósiles.

En Nueva York y en otros lugares de Estados Unidos, algunas plantas de combustibles fósiles cerradas han sido reorientadas para el minado de bitcoin.

Esto es criticado por activistas que dicen que retrasa el avance del estado hacia sus objetivos climáticos, mientras que los defensores argumentan que contribuye a la creación de empleo. 

Noticias relacionadas