Por qué aún hay pocas mujeres en la ciencia y tecnología

Tecnociencia

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

6 Sep 2022 - 5:25

Imagen ilustrativa de una profesionales vinculada a carreras STEM. - Foto: Globant

Por qué aún hay pocas mujeres en la ciencia y tecnología

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

6 Sep 2022 - 5:25

Poco más de 2.000 mujeres estudian carreras ligadas a la tecnología en Ecuador, cuatro veces menos que los hombres, y uno de los factores es la poca orientación sobre las profesiones STEM.

Diana Lara recuerda que hace 10 años, cuando asistía a sus primeras conferencias en representación de Ecuador, solo había dos mujeres liderando empresas de tecnología en la región. 

Lara era una de ellas y había otra colega argentina. “Creo que la brecha entre hombres y mujeres en la tecnología se ha reducido un poco, gracias a nuestras aportaciones, pero sigue existiendo”, dice Lara, gerente de KM Solutions. 

Desde hace 12 años, Lara lidera esta empresa con varios segmentos en el mercado de impresión y de gestión documental para compañías. 

Recuerda que no ha sido fácil y que en el camino ha derrumbado estereotipos incómodos. “En una convención, a los hombres siempre les preguntan su opinión sobre el desempeño de un software. A mi me decían, ¿cómo está tu mamá o los niños en casa?”, comenta Lara

Precisamente, estos estereotipos de género son uno de los factores que influye en la baja elección de mujeres para las carreras STEM, profesiones ligadas a Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. 

Este factor se desprende de un estudio hecho por la Universidad Pontificia Comillas, elaborado en febrero de 2022. 

Las otras cuatro razones de esta brecha de género en el mundo tecnológico y científico son:

  • Ámbito personal y el entorno familiar, que influyen en la elección de estudios.  Si el entorno es machista, se predispone a la niña o joven a escoger carreras tradicionalmente ligadas a la mujer. 
  • Contexto educativo con un sesgo de género y una imagen social estereotipada de los estudios STEM, que son difíciles o para ‘nerds’. 
  • Poca alfabetización científica desde niñas.
  • Falta de referentes femeninos científicos. 

“Hasta pensé que debí haber nacido hombre” 

Antes de gerenciar KM Solutions, Lara trabajó en el BNP Paribas (Banco de París), y donde atesoraba un sueño: convertirse en ‘trader’.

“Cuando estaba en el banco, tuve la oportunidad de subir al piso de ‘traders’ y no había una sola mujer, mi sueño casi se derrumba y hasta pensé que debí haber nacido hombre para lograrlo”, señala la empresaria ecuatoriana. 

Lara logró hacer esa transición de las finanzas a la industria tecnológica gracias a su madre, quien desde hace 32 años también lidera otra empresa del sector en el país. 

“Ella fue una inspiración, pero no creo que todas las niñas o jóvenes tengan esa oportunidad”, dice. 

Diana Lara, gerente general de la empresa tecnológica KM Solutions, en Ecuador.

Diana Lara, gerente general de la empresa tecnológica KM Solutions, en Ecuador.  Cortesía

Cuando cursaba la universidad, Lara cuenta que era una de las pocas mujeres en la carrera. “Si bien ya tenemos mujeres en la banca, mecánica y hasta en el espacio, falta mucho por hacer en las universidades”, agrega.

En Ecuador y según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), poco más de 2.000 mujeres estudian alguna carrera ligada a la tecnología. En el caso de los hombres, esta cifra se multiplica por cuatro. 

¿Qué estudian las mujeres en el país? Encuestas del INEC y de la Senescyt señalan que para ellas las profesiones ‘tradicionales’ siguen como primera elección. Es decir, se inclinan por carreras educativas, de comunicación o marketing. Y en el mejor de los casos, eligen Medicina.

“Se necesitan cambios no solo en el bachillerato, sino también en las primeras etapas educativas, ofrecer orientación para que los estudiantes conozcan mejor los estudios STEM y las posibilidades que presentan”, escribe Yolanda González, profesora de Ingeniería Mecánica en el portal The Conversation. 

Hackeando barreras 

A nivel mundial, el porcentaje de mujeres en carreras STEM es del 35%, indican datos de Unesco.

Esta falta de universitarias femeninas en ramas tecnológicas se traduce en menos científicas: 30% de investigadores son mujeres en América Latina.

Y en Ecuador, este parámetro llega al 41%, según la Unesco. 

Con respecto a cargos tecnológicos, apenas uno de cada cinco gerencias lo ocupan mujeres en la región. 

Para superar en parte esta brecha en la industria STEM se han creado diversas iniciativas. Una de ellas es el Women that Build Awards, ideado por la consultora Globant. 

El proyecto premia a mujeres destacadas en la tecnología y ciencia en cinco categorías y que sean previamente nominadas en sus respectivos países. La convocatoria también está abierta para Ecuador durante todo septiembre. 

Según Patricia Pomies, gerente de operaciones de Globant, este tipo de iniciativas son importantes porque permiten a las mujeres ‘hackear’ las barreras que les impiden prosperar. 

Noticias relacionadas