Ferruccio Lamborghini: 150 años de un ícono

Ferruccio Lamborghini: 150 años de un ícono

Ferruccio Lamborghini, no solo fue el creador de la marca en 1963, sino que también fue la inspiración tras los modelos más icónicos de Lamborghini.

De hecho, vehículos como Miura y Countach fueron parte de su deseo de innovación. Pero eso no fue todo, pues para el momento en que Lamborghini vendió la compañía, en 1974, ya era admirado por muchos.

Ferruccio Lamborghini nació en Renazzo, en 1916, y desde muy temprano se sintió atraído por la mecánica. Y desde la niñez empezó a trabajar en el mejor taller mecánico de Bolonia.

Al iniciar la 2.ª Guerra Mundial, el joven Lamborghini que ya contaba con gran experiencia en mecánica, estuvo a cargo de una tarea especial.

Desde temprana edad Lamborghini mostró afición los automóviles. Tomada de: media.lamborghini.com

El muchacho fue reclutado para formar parte de la 50 Flota de Maniobras Mixtas, encargada del mantenimiento a vehículos militares.

Con altos y bajos Ferruccio reparó grandes flotas de automóviles alemanes, italianos y británicos. Pero fue al final de esta aventura cuando decidió abrir su primera empresa, un pequeño taller mecánico.

Pero, en este entonces el sector agrícola, al que le tenía apego porque sus padres eran agricultores, sufría una crisis. Lamborghini buscó una solución y tuvo una idea: construir tractores agrícolas económicos al alcance de los pequeños propietarios.

Estos vehículos se desarrollaron con piezas de antiguos vehículos militares. El primer modelo en pasar por una transformación fue un camión Morris, al que Ferruccio incorporó un vaporizador de combustible de creación propia.

Este auto original se presentó al publicó en 1948, y vendió 11 de ellos. Poco a poco obtuvo reconocimiento, y en 1963 ya era uno de los principales miembros de la industria automovilistica en Italia.

Lamborghini quiso plasmar su esencia en cada uno de los automoviles bajo su nombre. Tomada de: media.lamborghini.com

En ese año Lamborghini se planteó la idea de construir los mejores vehículos Gran Turismo. Para dar pie a esta iniciativa, el fabricante empezó a pensar en un logo que los diferenciara de los tractores Lamborghini.

Ferruccio se puso en contacto con el diseñador Paolo Rambald y entre conversaciones el fabricante le dio la clave de lo que sería el emblemático logo. “Soy como un toro” dijo haciendo referencia a su carácter duro, fuerte y terco, además de su signo zodiacal, tauro.

Desde ese entonces el fabricante se enfocó en brindar innovaciones para el sector automovilístico. Lamborghini falleció en 1993, pero sus icónicos modelos continúan recordando la historia de su fundador.

Tomada de: media.lamborghini.com

Noticias relacionadas