Herencia Citroën: recordando el Méhari

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

4 Jul 2021 - 1:00

Herencia Citroën: recordando el Méhari

Este modelo fue reconocido en Argentina y el mundo como un ícono de libertad, placer y bienestar.

“Méhari” coincide con el nombre de una raza de camellos de carreras, que particularmente son robustos y resistentes.

Ese modelo se estrenó en mayo de 1968, cuando la sociedad parisina estaba en el apogeo del ‘Mayo Francés’, en busca de mayor libertad.

Los primeros ejemplares contaban con una potencia de 27.6 caballos de fuerza y podían cargar hasta 400 kilogramos.

Además, elementos como su carrocería de plástico lo hacían liviano, a prueba de corrosión y fácil de limpiar. Por esta razón fue llamado, “caracol de plástico”.

El Méhari contaba con un parabrisas de acero con cristales redondeados, pero en 1971 pasó a ser de aluminio con los bordes cuadrados.

Ese año también adoptó un techo duro, capó y puertas desmontables, así como también se incluyeron piezas de plástico coloreadas en origen para disminuir la aparición de rayones.

Características técnicas

El motor, que a pesar de los años siempre fue bicilindrico, estaba acoplado a una caja de cuatro velocidades.

Los frenos traseros de tambor iban en los cubos de rueda, salvo en la versión 4×4 donde se reprodujo la estructura del eje delantero.

Con 150 mil unidades vendidas, este modelo estuvo en producción por más de 20 años en diferentes lugares del mundo. En Argentina, Citroën fabricó este particular modelo a partir de 1971 y hasta 1980. 

El atractivo del  Méhari empezó atrapando a diferentes sectores pues podía ser usada como un descapotable, una pick-up o un compacto de cuatro puertas.

Tomada de: stellantispress.com.ar

Noticias relacionadas