Llantas en buen estado previenen daños y accidentes

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

24 Ago 2021 - 12:44

Llantas en buen estado previenen daños y accidentes

El estado de los neumáticos influye directamente en el desempeño y operatividad del vehículo, poniendo en juego la seguridad de los pasajeros.

Esto se debe a que las llantas son el soporte principal de la estructura de los automotores. De esta forma, cuando su estado no es óptimo pueden ser las causantes de accidentes.

Es más, según datos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), entre enero y junio de 2021 se han registrado 104 accidentes vehiculares, de estos varios están relacionados con explosión de neumáticos.

“Los neumáticos permiten el correcto soporte de carga y movilización de vidas humanas. (…) Si sufren algún daño o desgaste puede causar mayor consumo de energía, así como desperfectos mecánicos principalmente en sistemas de frenado, dirección y velocidad.”

Carlos Leal, Director de Flotas de Automundial.   

Principales daños mecánicos

Según la empresa automotriz Automundial, entre los principales sistemas de un vehículo que pueden sufrir daños debido a llantas en mal estado destacan:

  • Transmisión: Este sistema es el encargado de transmitir potencia del motor a los neumáticos, que puede verse afectado cuando las llantas no son óptimas, puesto que comprometen la pieza diferencial. La función de este elemento es facilitar los movimientos lineales y de ejes para curvas. Brindando estabilidad al automotor.
  •  Frenos: Los neumáticos con un remanente inferior a 2 milímetros en labrado, reduce la eficiencia de frenado y agarre en asfalto. Esto genera deslizamientos en carretera.
  • Dirección: El balanceo y alineación de los neumáticos es fundamental para dirigir al vehículo de manera correcta. Cuando estos componentes no están en perfecto estado producen vibraciones, poco control e incomodidad al conducir.

Prevenir antes que lamentar

Entre las principales alternativas para evitar daños en los neumáticos del auto se recomienda:

  • Revisar la presión de aire de las llantas cuando esté en reposo. Esta acción alarga el tiempo de vida útil de los neumáticos.
  • Monitorear el desgaste de labrado y caucho. Esto con el fin de evitar fallas de frenado y sanciones de tránsito.
  • Comprobar el estado de flancos y válvulas. Estos elementos ayudan al usuario a verificar si hay protuberancias o cortes.
  • Revisar el kilometraje para realizar una revisión completa de los sistemas del carro.

Fuente: Automundial

Noticias relacionadas